Trau­má­ti­co de­li­to en una far­ma­cia de Chi­cla­na al 600

La Nueva - - PORTADA -

Po­co más de tres ho­ras des­pués y a só­lo tres­cien­tos me­tros de la vi­vien­da de Ro­jas se pro­du­jo otro asal­to.

“Se­rían las 17.30 (de ayer) cuan­do vino un mu­cha­cho, jus­to cuan­do es­ta­ba la em­plea­da (Ma­ri­na) so­la. Sa­có un ar­ma y le pi­dió el di­ne­ro; mien­tras yo es­tu­ve no le vi na­da por­que siem­pre tu­vo pues­ta la mano en el bol­si­llo”, ma­ni­fes­tó Fa­bián Hay­du­kie­wicz, pro­pie­ta­rio de la far­ma­cia de Chi­cla­na 674. En el mo­men­to que in­gre­só el de­lin­cuen­te, el dam­ni­fi­ca­do es­ta­ba en la par­te de aten­ción al pú­bli­co. “Yo es­ta­ba atrás y es­cu­ché la chi­cha­rra (de la puer­ta que anun­cia el in­gre­so y sa­li­da de los clien­tes), pe­ro vi­ne por­que me lla­mó la em­plea­da. Lo hi­ce con el ce­lu­lar en la mano y (el la­drón) me pi­dió que le die­ra el di­ne­ro y el te­lé­fono”. “Le di­je que al di­ne­ro lo aga­rra­ra de la ca­ja y co­mo él me pe­día más le ase­gu­ré que era lo que ha­bía por­que ha­bía­mos abier­to ha­cía un ra­to”.

“Se lle­vó lo que es­ta­ba en la ca­ja y nos man­dó ha­cia atrás pa­ra que nos me­tié­ra­mos en el ba­ño. No nos en­ce­rró, sino que nos mi­ró mien­tras in­gre­sá­ba­mos. Y, bueno, es­pe­ra­mos un ra­ti­to has­ta que es­cu­ché, por el rui­do de la chi­cha­rra, que se ha­bía ido, y ahí sa­li­mos”, de­ta­lló.

Se­gún el far­ma­céu­ti­co, el de­lin­cuen­te “era jo­ven, chi­qui­ti­to... No sé, es­tá­ba­mos to­dos ner­vio­sos, él y no­so­tros, pe­ro no se sa­lió de las ca­si­llas. Gra­cias a Dios no se mos­tró vio­len­to, y no pa­só más na­da que el he­cho de lle­var­se el di­ne­ro”.

Y con­si­de­ró que el mal­he­chor se lle­vó “1.500 pe­sos o al­go más, pe­ro sin­ce­ra­men­te no sé cuán­to ha­bía”.

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.