De­jó la te­ra­pia in­ten­si­va la mu­jer agre­di­da en Pun­ta Al­ta

Se tra­ta de Ana­lía Brown, quien re­sul­tó con cen­te­na­res de cor­tes y frac­tu­ras pro­duc­to del bru­tal ata­que re­ci­bi­do por Pedro So­ria. El sos­pe­cho­so fue tras­la­da­do a la al­cai­día de la U4.

La Nueva - - SEGURIDA -

FUE DE­RI­VA­DA A CLÍ­NI­CA MÉ­DI­CA Ana­lía Ro­sa­na Brown (36), quien su­frió unas dos­cien­tas le­sio­nes cor­tan­tes y frac­tu­ras cos­ta­les des­pués de ser ata­ca­da --las cau­sas aún se des­con­cen-- con fe­ro­ci­dad por Pedro So­ria (58) en una vi­vien­da de Pun­ta Al­ta, fue de­ri­va­da del área de Te­ra­pia In­ten­si­va del Hos­pi­tal In­ter­zo­nal Ge­ne­ral de Agu­dos Doc­tor Jo­sé Pen­na al sec­tor de Clí­ni­ca Mé­di­ca, tras per­ma­ne­cer ca­si dos se­ma­nas en la sa­la de má­xi­mos cui­da­dos del no­so­co­mio pro­vin­cial.

Una fuen­te del ci­ta­do cen­tro de sa­lud con­fir­mó ayer a es­te dia­rio que la de­ri­va­ción de la pa­cien­te se pro­du­jo en ho­ras de la tar­de y so­bre el es­ta­do de la pa­cien­te acla­ró que es­tá “es­ta­ble, fue­ra de pe­li­gro, aun­que to­da­vía si­gue un po­co con­fun­di­da y con in­fec­cio­nes”.

Mien­tras tan­to, Pedro So­ria (58), quien se ha­lla acu­sa­do de gol­pear bru­tal­men­te y acu­chi­llar a Brown, fue tras­la­da­do en ho­ras de la ma­ña­na del sá­ba­do a la al­cai­día de la Uni­dad Pe­nal Nº 4, de Vi­lla Flo­res­ta, lue­go de per­ma­ne­cer in­ter­na­do con cus­to­dia po­li­cial en el Hos­pi­tal Na­val Puer­to Bel­grano.

Una fuen­te alle­ga­da al ca­so con­fir­mó a que el ope­ra­ti­vo de tras­la­do del de­te­ni­do –-quien du­ran­te el in­ci­den­te su­frió un cor­te su­per­fi­cial en el ab­do­men-- es­tu­vo a car­go de per­so­nal de la Po­li­cía de Es­ta­ble­ci­mien­tos Na­va­les, des­pués de que el juez de Ga­ran­tías Nº 2 Gui­ller­mo Mér­cu­ri or­de­na­ra la me­di­da en su con­tra.

So­ria es­tá impu­tado del de­li­to de “ten­ta­ti­va de ho­mi-

La

Nue­va.

ci­dio”.

“Mi ma­má re­ci­bió gol­pes y al­re­de­dor de dos­cien­tos cu­chi­lla­zos, por eso le tu­vie­ron que po­ner apro­xi­ma­da­men­te 500 pun­tos de su­tu­ra en to­do el cuer­po. Más que na­da tie­ne afec­ta­do el 70 por cien­to de la ca­be­za y la ca­ra, don­de tie­ne mu­chos cor­tes he­chos con un cu­chi­llo ti­po Tramontina”, ex­pli­có días atrás Ce­les­te Carballo (18), hi­ja de la víc­ti­ma.

“Ade­más re­ci­bió un gol­pe cer­te­ro en la ca­be­za con una plan­cha de hie­rro pa­ra co­ci­nar bi­fes, que cuan­do la en­con­tró la po­li­cía es­ta­ba par­ti­da en dos. Tie­ne mu­chos mo­re­to­nes y cos­ti­llas que­bra­das por­que al pa­re­cer es­te hom­bre le pe­gó pa­ta­das”, re­la­tó la jo­ven con­sul­ta­da por el es­ta­do de su ma­dre.

Se­gún fuen­tes po­li­cia­les, el sos­pe­cho­so (se­ría mi­li­tar re­ti­ra­do) de­cla­ró an­te las au­to­ri­da­des que con­tra­tó a Ana­lía Brown co­mo em­plea­da do­més­ti­ca y que el día del epi­so­dio co­mie­ron, be­bie­ron al­cohol y ha­brían man­te­ni­do re­la­cio­nes se­xua­les.

Y --se­gún Ce­les­te--, pri­me­ro di­jo que ata­có a la víc­ti­ma por­que le ha­bía in­ten­ta­do sus­traer pren­das de ves­tir y mer­ca­de­ría de su vi­vien­da.

“La se­gun­da ver­sión que dio es­te ti­po es que mi ma­má su­pues­ta­men­te se ba­ñó (en la ca­sa de So­ria) y cuan­do ter­mi­nó, se pu­so una pren­da de la mu­jer de él, que al pa­re­cer mu­rió de cán­cer ha­ce al­re­de­dor de dos me­ses. No sé si era una ba­ta o unas pan­tu­flas”, in­di­có la mu­cha­cha. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com Es­ce­na. El bru­tal epi­so­dio ocu­rrió apro­xi­ma­da­men­te a las 2 del pa­sa­do do­min­go 28 de ju­nio, en el do­mi­ci­lio de Pedro So­ria, ubi­ca­do en la ca­lle Pe­lle­gri­ni al 1500, de la ciu­dad de Pun­ta Al­ta. Bron­ca. “Oja­lá que es­te ti­po no sal­ga nun­ca más de la cár­cel por­que lo que hi­zo es una animalada; es una cruel­dad . El he­cho de que su mu­jer, su hi­ja y su nie­to ha­yan muer­to, no jus­ti­fi­ca lo que le hi­zo a mi ma­má; la de­jó al pun­to de la muer­te”, sos­tu­vo la hi­ja de la víc­ti­ma mien­tras la acom­pa­ña en el hos­pi­tal.

El juez de Ga­ran­tías Nº 2, doc­tor Gui­ller­mo Mér­cu­ri, or­de­nó que el su­je­to per­ma­nez­ca alo­ja­do en la al­caí­dia de la cár­cel de Vi­lla Flo­res­ta.

$ 22.981.654

$ 30.681.247

JUAN CO­RRAL-LA NUE­VA.

A la al­cai­día

de la Uni­dad Pe­nal Nº 4, por dis­po­si­ción de la jus­ti­cia de Ga­ran­tías Nº 2, fue tras­la­da­do Pedro So­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.