El ries­go es muy gran­de

La Nueva - - SALUD -

Bas­ta con con­su­mir ape­nas 5 gra­mos dia­rios de gra­sas trans pa­ra au­men­tar un 25 por cien­to el ries­go de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, se­gún lo ad­vier­te la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud.

Co­mo ex­pli­ca el mi­nis­te­rio de Sa­lud de la Na­ción, si bien ofre­cen ven­ta­jas a la in­dus­tria de los ali­men­tos, las gra­sas trans tie­nen efec­tos ad­ver­sos pa­ra la sa­lud hu­ma­na.

Por ejem­plo, au­men­tan el ries­go de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, de muer­te sú­bi­ta de ori­gen car­día­co y de dia­be­tes me­lli­tus.

Es­to se de­be a que pro­vo­can un in­cre­men­to en san­gre del co­les­te­rol LDL (el lla­ma­do "co­les­te­rol ma­lo").

Su ex­ce­so tien­de a ad­he­rir­se y en­gro­sar las pa­re­des de las ar­te­rias y ve­nas de to­do el or­ga­nis­mo, in­clu­yen­do co­ra­zón y ce­re­bro.

A la vez, es­to con­lle­va a la dis­mi­nu­ción del co­les­te­rol HDL (co­no­ci­do co­mo "co­les­te­rol bueno"), lo que pro­vo­ca una dis­mi­nu­ción de la ca­pa­ci­dad pa­ra re­gu­lar, eli­mi­nar y re­ci­clar el co­les­te­rol.

¿En qué ali­men­tos pue­den ha­llar­se hoy las gra­sas trans?

Se en­cuen­tran en mar­ga­ri­nas só­li­das y en in­fi­ni­dad de pro­duc­tos pro­ce­sa­dos de re­pos­te­ría y pas­te­le­ría, ba­ños pa­ra tor­tas, go­lo­si­nas y pro­duc­tos de co­pe­tín.

Su pre­sen­cia en ali­men­tos in­dus­tria­li­za­dos es fre­cuen­te en la Ar­gen­ti­na, se­gún ad­vier­te la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Nu­tri­ción.

Pe­ro el co­no­ci­mien­to so­bre los efec­tos da­ñi­nos de las gra­sas trans pa­ra la sa­lud car­dio­vas­cu­lar no es nue­vo.

Ya en ma­yo de 2004, en el mar­co de la Asam­blea Mun­dial de la Sa­lud, la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud re­co­men­dó eli­mi­nar las gra­sas trans de los ali­men­tos pro­ce­sa­dos des­ti­na­dos al con­su­mo hu­mano.

En la Ar­gen­ti­na, por el mo­men­to, exis­te un lí­mi­te al con­te­ni­do de gra­sas trans en los ali­men­tos.

"El con­te­ni­do de áci­dos gra­sos trans de pro­duc­ción in­dus­trial en los ali­men­tos no de­be ser ma­yor del 2 por cien­to del to­tal de gra­sas en acei­tes ve­ge­ta­les y mar­ga­ri­nas des­ti­na­das al con­su­mo directo y a 5 por cien­to del to­tal de gra­sas en el res­to de los ali­men­tos, sos­tie­ne el Có­di­go Ali­men­ta­rio Na­cio­nal.

Es­tos li­mi­tes no se apli­can a las gra­sas pro­ve­nien­tes de ru­mian­tes, in­clu­yen­do la gra­sa lác­tea. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.