Im­pro De­li­very re­gre­sa al Tea­tro Mu­ni­ci­pal.

El gru­po de im­pro­vi­sa­ción se pre­sen­ta­rá es­ta no­che en el Tea­tro Mu­ni­ci­pal, en otra ci­ta pa­ra di­ver­tir­se.

La Nueva - - EL MUNDO -

Es un show don­de ac­to­res re­crean his­to­rias con los tí­tu­los y si­tua­cio­nes que pro­po­ne el pú­bli­co, ba­jo la téc­ni­ca de la im­pro­vi­sa­ción.

Hoy, a las 21.15, vol­ve­rá Im­pro De­li­very al Tea­tro Mu­ni­ci­pal, con su es­pec­tácu­lo de hu­mor pa­ra to­das las eda­des. La fun­ción se­rá a be­ne­fi­cio del Ho­gar Ma­má Mar­ga­ri­ta, con una en­tra­da ge­ne­ral a 100 pe­sos, en ven­ta a par­tir de las 17.30, en la bo­le­te­ría del pri­mer co­li­seo bahien­se.

El elenco es­tá in­te­gra­do por Cecilia Gis­mano (mo­nó­lo­gos), So­fía Sga­vet­ti (pre­sen­ta­ción y coor­di­na­ción), Mar­cos Mar­che­gia­ni (mú­si­ca en vi­vo) y Pa­blo Mac­chi y Ru­bén Cor­di (im­pro­vi­sa­ción).

To­do co­mien­za a me­di­da que el pú­bli­co lle­ga a la sa­la. En el hall, ca­da es­pec­ta­dor es­cri­be en pe­que­ños pa­pe­li­tos al­gu­na fra­se, pa­la­bra, idea. Aque­llo que se le ocu­rre en el mo­men­to. Mu­chos van por el la­do de la ac­tua­li­dad, otros son más “fa­mi­lia­res”. Hay quien agre­ga el nom­bre de un ami­go o al­gu­na anéc­do­ta en­cu­bier­ta que so­lo el des­ti­na­ta­rio es ca­paz de des­cu­brir.

Cuan­do la ca­ja de tí­tu­los es­tá a pleno, el pú­bli­co col­ma la sa­la y co­mien­za la fun­ción.

Los ac­to­res sa­len a es­ce­na y no tie­nen la me­nor idea de cuá­les se­rán esos tí­tu­los que se han ido agre­gan­do a esa "ca­ja de sor­pre­sas".

Y es­to es jus­ta­men­te lo que ha­ce que ca­da es­pec­tácu­lo sea úni­co e irre­pe­ti­ble. Se po­drán asis­tir a tres fun­cio­nes se­gui­das de Im­pro, pe­ro nun­ca se­rá la mis­ma.

La no­che ini­cia con Cecilia Gis­mano quien rom­pe el hie­lo con un mo­nó­lo­go desopi­lan­te. ¿Se­rá la mu­jer cua­ren­to­na a pun­to de in­gre­sar al con­sul­to­rio del gi­ne­có­lo­go o la ma­dre bi­po­lar?, ¿tal vez un agen­te de al­gu­na fuer­za de se­gu­ri­dad? To­dos se en­te­ra­rán cuan­do se abra el te­lón.

Pe­ro el show ne­ce­si­ta de creatividad, velocidad men­tal y un es­ti­lo pro­pio pa­ra in­ven­tar re­la­tos don­de la pa­la­bra y el cuer­po se con­ju­gan pa­ra dar vi­da a Im­pro De­li­very, una ex­pe­rien­cia de hu­mor co­la­bo­ra­ti­vo.

ARCHIVO LA NUE­VA.

En es­ce­na.

El pú­bli­co va mar­can­do el de­rro­te­ro del show y ellos im­pro­vi­san.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.