Más cru­do ira­ní en los mer­ca­dos mun­dia­les

La Nueva - - OPINIÓN - Por Emi­lio J. Cár­de­nas

“Un acuer­do tra­ba­jo­so tran­qui­li­za a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal res­pec­to del pe­li­gro­so pro­gra­ma nu­clear ira­ní”.

Con­tra vien­to y ma­rea, la Co­mu­ni­dad In­ter­na­cio­nal -re­pre­sen­ta­da en es­te ca­so por el lla­ma­do “G5+1”, es­to es por los Miem­bros Per­ma­nen­tes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad, más Ale­ma­nia- aca­ba de ce­rrar un acuer­do tra­ba­jo­so que tran­qui­li­za -por una dé­ca­da- res­pec­to del pe­li­gro­so pro­gra­ma nu­clear ira­ní, im­pi­dien­do que Irán se trans­for­me pron­to en una po­ten­cia nu­clear mi­li­tar, lo que se­ría una ver­da­de­ra pe­sa­di­lla.

Co­mo con­se­cuen­cia de ello, Irán po­drá aho­ra re­cu­pe­rar, más o me­nos rá­pi­da­men­te, unos 150 bi­llo­nes de dó­la­res que han es­ta­do con­ge­la­dos por el pa­que­te de san­cio­nes eco­nó­mi­cas dis­pues­tas por Oc­ci­den­te y las Na­cio­nes Uni­das con­tra Irán.

Esa im­por­tan­te ma­sa de di­ne­ro irá pre­su­mi­ble­men­te, al me­nos en una bue­na me­di­da, a mo­der­ni­zar la in­fra­es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va del sec­tor pe­tro­le­ro ira­ní. En unos cin­co o seis me­ses, Irán po­dría au­men­tar su pro­duc­ción en unos 500.000 ba­rri­les dia­rios, lle­ván­do­la a ni­ve­les pa­re­ci­dos a los de Irak, que hoy pro­du­ce (pe­se a la me­tás­ta­sis del tu­mor que con­for­ma el Es­ta­do Is­lá­mi­co) unos 4,1 mi­llo­nes de ba­rri­les dia­rios (mb/d). Ni­ve­les que, cabe re­cor­dar, Irán te­nía has­ta fe­bre­ro de 2011, cuan­do el da­ño de las san­cio­nes eco­nó­mi­cas co­men­za­ra a cre­cer y ter­mi­na­ra for­zan­do a Irán a sen­tar­se en la me­sa de ne­go­cia­cio­nes y, des­de en­ton­ces, a no aban­do­nar­la.

De esa ma­ne­ra, la ofer­ta pe­tro­le­ra agre­ga­da de la OPEP se in­cre­men­ta­rá, a lo que cabe su­mar que Irán tam­bién po­dría co­men­zar a ba­jar sus ac­tua­les stocks de pe­tró­leo cru­do. Aque­llos que es­tán al­ma­ce­na­dos en las bo­de­gas de al­gu­nos bu­ques de trans­por­te ama­rra­dos a tie­rra.

De es­ta ma­ne­ra, la pro­duc­ción de los paí­ses de la OPEP au­men­ta­ría, cuan­do es­tá ya en un or­den de los 31 mb/d, fren­te a un vo­lu­men de de­man­da al­go in­fe­rior, de unos 29 mb/d. Más fra­gi­li­dad, en con­se­cuen­cia. Sal­vo que la OPEP pa­ra evi­tar lo an­te­di­cho re­duz­ca su ofer­ta, lo que no lu­ce pro­ba­ble en el cor­to pla­zo al me­nos.

Por­que Ara­bia Sau­di­ta, al no que­rer re­cor­tar los vo­lú­me­nes ofer­ta­dos al mercado, en ri­gor lo que pro­cu­ra es im­pe­dir que la ofer­ta de cru­do “no con­ven­cio­nal” nor­te­ame­ri­cano si­ga en­to­nán­do­se y for­zar a que ella co­mien­ce, en cam­bio, a re­du­cir­se, lo que aún no pa­re­ce es­tar su­ce­dien­do tan­gi­ble­men­te. No obs­tan­te, si la pre­dic­ción de la OPEP en el sen­ti­do que la de­man­da in­ter­na­cio­nal de cru­do cre­ce­rá el año que vie­ne en unos 1,3 mb/d, fi­nal­men­te se con­cre­ta, la ac­tual de­bi­li­dad de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les del cru­do po­dría re­du­cir­se un tan­to.

Los mer­ca­dos pa­re­cen es­tar de acuer­do. El pre­cio del cru­do Brent, anun­cia­do que fue­ra el acuer­do con Irán, ca­yó rá­pi­da­men­te un 2%, ubi­cán­do­se en los 56,66 dó­la­res el ba­rril. En el mercado de Es­ta­dos Uni­dos, el ba­rril ca­yó a unos 51 dó­la­res el ba­rril. Emi­lio J. Cár­de­nas fue em­ba­ja­dor de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na an­te las Na­cio­nes Uni­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.