De nue­vo apa­re­cie­ron roe­do­res en una es­cue­la y en jar­di­nes

En dos en­ti­da­des de ni­vel ini­cial se sus­pen­dió la ac­ti­vi­dad, mien­tras que en la pri­ma­ria no fue ne­ce­sa­rio.

La Nueva - - PORTADA - Cecilia Co­rra­det­ti cco­rra­det­ti@la­nue­va.com

Cuan­do la invasión de roe­do­res en dis­tin­tos es­ta­ble­ci­mien­tos pú­bli­cos de la ciu­dad pa­re­cía ha­ber que­da­do en el ol­vi­do, des­de dos jar­di­nes de in­fan­tes y una es­cue­la pri­ma­ria de la zo­na pe­ri­fé­ri­ca se de­nun­ció que en­con­tra­ron al­gu­nas evi­den­cias, ta­les co­mo ex­cre­men­tos, he­cho que obli­gó a la in­me­dia­ta de­sin­fec­ción.

Uno de los jar­di­nes es el Nº 922, si­tua­do en Río Ne­gro al 2200, y el res­tan­te es el Nº 928 de Pau­ne­ro al 1000. En am­bos ca­sos, el miér­co­les los au­xi­lia­res –-dos en ca­da ins- ti­tu­ción-- se re­ti­ra­ron de sus lu­ga­res de tra­ba­jo res­pal­da­dos por la ley 26.693 que alu­de a las con­di­cio­nes de hi­gie­ne que de­ben ga­ran­ti­zar los edi­fi­cios.

Es de­cir, ese día la ac­ti­vi­dad se vio res­trin­gi­da, de la mis­ma ma­ne­ra que ayer. El to­tal de chi­cos afec­ta­dos en­tre los dos es­ta­ble­ci­mien­tos de ni­vel ini­cial es de 323, te­nien­do en cuen­ta que al 922 con­cu­rren 164 alum­nos y al 928, 159 chi­cos.

Si bien la información se dio a co­no­cer ayer, el mar­tes se ha­lla­ron ras­tros de lau­chas en la Es­cue­la Nº 36 de Pa­cí­fi­co al 1500, en Vi­lla No­ci­to, el pri­mer co­le­gio en ha­ber de­nun­cia­do es­ta si­tua­ción que lue­go se fue ex­ten- dien­do a otras en­ti­da­des, a par­tir de mar­zo.

De to­dos mo­dos, se­gún ex­pli­có ayer a “La Nue­va.” la di­rec­to­ra su­plen­te, Mó­ni­ca Lan­fran­chi, en es­te ca­so no se de­bió sus­pen­der la ac­ti­vi­dad de­bi­do que la si­tua­ción no afec­ta a au­las, sa­lo­nes ni es­pa­cios que pu­die­ran per­ju­di­car o po­ner en ries­go a los alum­nos.

“Hoy (por ayer) la em­pre­sa que se en­car­ga del con­trol de pla­gas es­tá tra­ba­jan­do y ma­ña­na (por hoy) no ha­brá cla- ses de­bi­do a la mo­vi­li­za­ción por la lle­ga­da del go­ber­na­dor”, acla­ró.

Ape­nas su­ce­di­dos los he­chos, la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res del Es­ta­do (ATE), que nu­clea a los au­xi­lia­res de la educación, emi­tió un co­mu­ni­ca­do don­de ad­vir­tió que los por­te­ros no se pre­sen­ta­rán a sus tra­ba­jos has­ta tan­to se ga­ran­ti­ce la sa­lu­bri­dad de los lu­ga­res.

La invasión de lau­chas y ra­tas re­sul­tó una cons­tan­te des­de el pro­pio ini­cio del ci­clo lec­ti­vo.

Al­re­de­dor de 40 es­ta­ble­ci­mien­tos de la ciu­dad re­sul­ta­ron afec­ta­dos de ma­ne­ra in­ter­mi­ten­te. Uno de los lu­ga­res más per­ju­di­ca­dos fue el jar­dín de in­fan­tes del ba­rrio Es­po­ra, don­de la ac­ti­vi­dad se nor­ma­li­zó re­cién des­pués de dos me­ses de ini­cia­dos los in­con­ve­nien­tes.

PA­BLO PRESTI - LA NUE­VA.

La Es­cue­la Nº 36, en Vi­lla No­ci­to, una ins­ti­tu­ción que tu­vo in­con­ve­nien­tes to­do el año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.