Un ami­go di­jo que no es­ta­ba bien aními­ca­men­te

La Nueva - - SEGURIDAD -

Des­crip­ción. Isaac Ga­jar­do, ami­go del fa­lle­ci­do, ase­gu­ró que ha­cía bas­tan­te que Gó­mez So­to “no es­ta­ba bien aními­ca­men­te y se que­ría qui­tar la vi­da. Él vi­vía con sus pa­dres; iba de la ca­sa al tra­ba­jo y del tra­ba­jo a la ca­sa. Era pin­tor. No era pro­ble­má­ti­co y no te­nía antecedentes de­lic­ti­vos. Él siem­pre se crió en la igle­sia y le de­cía que vol­vie­ra a los ca­mi­nos de Dios, por­que era cre­yen­te. Por un la­do va a es­tar más tran­qui­lo, por­que sé que es­ta­ba su­frien­do por su hi­ja”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.