Ca­da vez me­nos in­te­rés de Brasil en nues­tro trigo

El que fue­ra prin­ci­pal clien­te com­pra­rá ce­real en Ru­sia, des­pués de ha­ber­lo he­cho en EE.UU. y Ca­na­dá. El Go­bierno ar­gen­tino no mues­tra sig­nos de reac­ción.

La Nueva - - CON EL CAMPO -

PRO­YEC­TO EN LA CÁ­MA­RA BA­JA El trigo si­gue plan­tean­do in­te­rro­gan­tes pa­ra su fu­tu­ro en el es­ce­na­rio agrí­co­la de la Ar­gen­ti­na. El que fue cul­ti­vo his­tó­ri­co du­ran­te dé­ca­das ha pa­sa­do a un se­gun­do plano, des­pla­za­do por dos fac­to­res: la ex­plo­sión de la so­ja y la po­lí­ti­ca oficial, que li­mi­ta inex­pli­ca­ble­men­te las ex­por­ta­cio­nes y co­lo­ca a los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res -en­tre ellos los de la zo­na de in­fluen­cia de Bahía Blan­ca-, en una di­fi­cul­to­sa si­tua­ción.

La re­duc­ción de la siem­bra en la pre­sen­te cam­pa­ña se man­tie­ne en al­re­de­dor del 18 o 20%, se­gún di­ver­sas fuen­tes con­sul­ta­das en las úl­ti­mas ho­ras, pe­ro en cier­tos ca­sos se la ubi­ca en el 30%.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, las llu­vias del pri­mer cua­tri­mes­tre ha­bían abier­to una con­si­de­ra­ble ex­pec­ta­ti­va res­pec­to de una siem­bra en as­cen­so.

VA­CU­NOS

La po­lí­ti­ca oficial de in­ter­po­ner ba­rre­ras pa­ra ex­por­tar ha he­cho na­da me­nos que per­der pro­gre­si­va­men­te a nues­tro prin­ci­pal com­pra­dor, Brasil, que en los úl­ti­mos años orien­tó sus ad­qui­si­cio­nes a otros des­ti­nos, en­tre ellos EE.UU. y Ca­na­dá.

Pe­ro aho­ra se su­ma otro da­to preo­cu­pan­te: los bra­si­le­ños tam­bién com­pra­rán en Ru­sia, se­gún lo anun­ció la mi­nis­tra de Agri­cul­tu­ra, Ka­tia Abreu.

El go­bierno de Dil­ma Rousseff ha de­ci­di­do ope­rar con Ru­sia co­mo una me­di­da de re­ci­pro­ci­dad, ya que aquel país le com­pra al Brasil car­ne bo­vi­na, por­ci­na y aví­co­la.

Brasil com­pra en el ex­te­rior la mi­tad de las ne­ce­si­da­des de su molinería. Has­ta ha­ce po­co, la Ar­gen­ti­na era el prin­ci­pal abas­te­ce­dor, con las ven­ta­jas de­ri­va­das de la ca­li­dad del pro­duc­to y de la es­ca­sa dis­tan­cia en­tre puer­tos. Sin em­bar­go, a raíz de los in­cum­pli­mien­tos de par­te de nues­tro país, Brasil bus­có abas­te­ce­do­res con­fia­bles.

Por ello, el dipu­tado pro­vin­cial Ru­bén Gre­na­da pre­sen­tó un pro­yec­to pa­ra que la Pro­vin­cia pi­da a la Na­ción “la aper­tu­ra de la ex­por­ta­ción de tri­gos de ba­ja ca­li­dad pa­ra ali­viar la si­tua­ción apre­mian­te de pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios del sud­oes­te y sud­es­te bo­nae­ren­se”.

En los fun­da­men­tos, se­ña­la el le­gis­la­dor pi­güen­se que en esas zo­nas se ha res­trin­gi- do la pro­duc­ción, con siem­bras di­fi­cul­to­sas, “lo­tes que no lle­gan a co­se­cha, dis­mi­nu­ción en los ren­di­mien­tos y ca­li­dad de los gra­nos, caí­da en la pro­duc­ti­vi­dad ga­na­de­ra, mer­mas en la exis­ten­cia de ha­cien­da, pér­di­da en el po­der ad­qui­si­ti­vo del sec­tor, caí­da en las in­ver­sio­nes sec­to­ria­les, de­socu­pa­ción ru­ral y res­tric­ción en las opor­tu­ni­da­des de ser­vi­cios al sec­tor".

"Hoy, el cam­po y las co­mu­ni­da­des ru­ra­les mues­tran los efec­tos de es­ta du­ra reali­dad”, in­di­ca.

Men­cio­na que hay ren­di­mien­tos de trigo in­fe­rio­res a los his­tó­ri­cos, con la apa­ri­ción de pro­ble­mas sa­ni­ta­rios y con ba­jo pe­so hec­to­lí­tri­co.

Esos gra­nos no tie­nen de­man­da en el mercado in­terno, sin in­di­cios de que es­te es­ce­na­rio me­jo­re en el cor­to y me­diano pla­zo. Por ello, Gre­na­da acon­se­ja abrir la ex­por­ta­ción de trigo de ca­li­dad me­dia y ba­ja pa­ra la ali­men­ta­ción ga­na­de­ra. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com Fac­tor me­teo­ro­ló­gi­co. Ni si­quie­ra el fac­tor me­teo­ro­ló­gi­co fue su­fi­cien­te pa­ra tor­cer la decisión del agri­cul­tor de nues­tra re­gión de sem­brar me­nos ya que, se­gún su con­cep­to, lue­go no ten­drá opor­tu­ni­dad de ven­der la mer­ca­de­ría. Cri­te­rio. Brasil ha re­suel­to es­tre­char la­zos co­mer­cia­les con Ru­sia: no so­la­men­te le com­pra­rá trigo, sino tam­bién pes­ca­do. Mos­cú ele­va­rá las ad­qui­si­cio­nes de pro­duc­tos lácteos y otros ali­men­tos en el mercado bra­si­le­ño. La Ar­gen­ti­na si­gue des­aten­dien­do a quien fue su prin­ci­pal clien­te pa­ra la pro­duc­ción tri­gue­ra.

por ki­lo vi­vo Lu­nes 13 Min-Máx Se de­be abrir la ex­por­ta­ción de tri­gos de ba­ja ca­li­dad pa­ra ali­viar la si­tua­ción apre­mian­te de pro­duc­to­res del sud­oes­te". RU­BÉN GRE­NA­DA DIPU­TADO PRO­VIN­CIAL GEN Mar­tes 14 Min-Máx Miér­co­les 15 Min-Máx Jue­ves 16 Min-Máx Vier­nes 17 Min-Máx

1 se­ma­na

1 mes

1 año

ARCHIVO LA NUE­VA.

Con­ti­núa per­dien­do ca­dos in­ter­na­cio­na­les.

te­rreno el trigo ar­gen­tino en los mer-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.