Pe­tro­bras abrió una grie­ta en el man­do bra­si­le­ño

La Nueva - - EL MUNDO -

BRA­SI­LIA - Las ra­mi­fi­ca­cio­nes del ca­so de co­rrup­ción en Pe­tro­bras, que sal­pi­ca a 50 po­lí­ti­cos, abrie­ron ayer una grie­ta en la coa­li­ción que sus­ten­ta a la pre­si­den­ta bra­si­le­ña, Dil­ma Rousseff, con el pa­so a la opo­si­ción del lí­der de la Cá­ma­ra de los Dipu­tados, Eduar­do Cun­ha.

Cun­ha anun­ció su rup­tu­ra a tí­tu­lo in­di­vi­dual con el go­bierno, aun­que pre­ten­de in­du­cir a que lo imi­ten sus co­rre­li­gio­na­rios del Par­ti­do del Mo­vi­mien­to De­mo­crá­ti­co Bra­si­le­ño (PMDB), el prin­ci­pal so­cio de Rousseff.

El PMDB, que tie­ne la ma­yor ban­ca­da en el par­la­men­to, con 67 dipu­tados y 17 se­na­do­res, ade­más de 6 mi­nis­tros y la vi­ce­pre­si­den­cia de Brasil, cons­ta­tó que la decisión de Cun­ha es per­so­nal.

El vi­ce­pre­si­den­te bra­si­le­ño y pre­si­den­te del PMDB, Mi­chel Te­mer, anun­ció que el par­ti­do pre­sen­ta­rá un can­di­da­to pro­pio a las elec­cio­nes de 2018, al­go que no ha­ce des­de 1994.

Des­de 2003 el PMDB for­mó par­te de los go­bier­nos del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res, pri­me­ro al la­do de Luiz Ina­cio Lu­la da Sil­va y des­pués de Rousseff.

El mo­ti­vo que es­gri­mió Cun­ha pa­ra rom­per re­la­cio­nes con el pa­la­cio de Pla­nal­to fue pre­ci­sa­men­te el ca­so de co­rrup­ción en Pe­tro­bras, por el que se le abrió una in­ves­ti­ga­ción ba­jo la sos­pe­cha de ha­ber re­ci­bi­do so­bor­nos con fon­dos pro­ce­den­tes de la pe­tro­le­ra es­ta­tal. El dipu­tado acu­só al go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.