Tras 54 años, EE.UU. vol­vió a te­ner su em­ba­ja­da en Cu­ba

El acon­te­ci­mien­to mar­có un hi­to en­tre am­bos paí­ses. La aper­tu­ra oficial de la de­le­ga­ción es­ta­dou­ni­den­se en la is­la se ofi­cia­li­za­rá con la vi­si­ta del se­cre­ta­rio de Es­ta­do John Kerry.

La Nueva - - EL MUNDO - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

El res­ta­ble­ci­mien­to di­plo­má­ti­co en­tre Cu­ba y EE.UU. se ofi­cia­li­zó ayer en La Ha­ba­na con la con­ver­sión de la Sec­ción de In­tere­ses nor­te­ame­ri­ca­na en em­ba­ja­da, una se­de di­plo­má­ti­ca aún sin ban­de­ra, ya que se iza­rá cuan­do el se­cre­ta­rio de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se, John Kerry, vi­si­te la is­la.

Cin­cuen­ta y cua­tro años des­pués de la rup­tu­ra de las re­la­cio­nes tras el triun­fo de la re­vo­lu­ción li­de­ra­da por Fidel Cas­tro, los cu­ba­nos asis­tie­ron ayer a la re­con­ci­lia­ción di­plo­má­ti­ca con EE.UU. en un día his­tó­ri­co mar­ca­do por la ex­pec­ta­ción, la tran­qui­li­dad y sin ac­to oficial en la se­de di­plo­má­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na, un im­po­nen­te edi­fi­cio cons­trui­do en 1953 en pleno Ma­le­cón de La Ha­ba­na.

En esa zo­na se con­gre­ga­ron des­de la ma­dru­ga­da de­ce­nas de me­dios de co­mu­ni­ca­ción in­ter­na­cio­na­les pa­ra cu­brir un acon­te­ci­mien­to que no al­te­ró la ha­bi­tual y dia­ria con­cen­tra­ción de cen­te­na­res de cu­ba­nos en los al­re­de­do­res del edi­fi­cio pa­ra so­li­ci­tar y tra­mi­tar vi­sa­dos con el fin de via­jar al país ve­cino.

El de­seo de que la nue­va eta­pa con­lle­ve me­jo­ras y más fle­xi­bi­li­dad pa­ra los via­jes en­tre am­bas ori­llas fue la tó­ni­ca co­mún en­tre las opi­nio­nes con­sul­ta­das en el "Par­que de los La­men­tos", co­mo lla­man los cu­ba­nos a la zo­na don­de es­pe­ran su turno pa­ra los trá­mi­tes mi­gra­to­rios con EE.UU.

Mu­chos cu­ba­nos ca­li­fi­ca­ron de "his­tó­ri­co" el día con la es­pe­ran­za de que el acer­ca­mien­to con EE.UU. se ma- te­ria­li­ce en su vi­da co­ti­dia­na.

El acon­te­ci­mien­to de la res­tau­ra­ción de la­zos di­plo­má­ti­cos en­tre Cu­ba y EE.UU. atra­jo tam­bién en el entorno de la ya em­ba­ja­da es­ta­dou­ni­den­se a nu­me­ro­sos tu­ris­tas y cu­rio­sos que no qui­sie­ron per­der­se el mo­men­to.

Co­mo ra­ti­fi­ca­ción del re­cu­pe­ra­do es­ta­tus, la em­ba­ja- da de Es­ta­dos Uni­dos emi­tió ayer su pri­mer co­mu­ni­ca­do oficial pa­ra con­fir­mar el res­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes con Cu­ba, "en con­cor­dan­cia con el anun­cio efec­tua­do el 1 de ju­lio por el pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma".

Aun­que el más­til de la se­de di­plo­má­ti­ca si­gue va­cío, las ba­rras y es­tre­llas de la en­se­ña es­ta­dou­ni­den­se se de­ja­ron ver por el entorno de la em­ba­ja­da.

REUTERS

La ban­de­ra cu­ba­na es iza­da por la guar­dia de ho­nor en la reaper­tu­ra de la em­ba­ja­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.