His­tó­ri­co: el Con­ce­jo De­li­be­ran­te des­ti­tu­yó al edil Ri­car­do Pe­ra por ser vio­len­to

La vo­ta­ción fue 16 a 7 en fa­vor de ale­jar al sin­di­ca­lis­ta y con­ce­jal del Fren­te Re­no­va­dor, quien tu­vo epi­so­dios de vio­len­cia con­tra otros edi­les y con­tra la abue­la de la jo­ven fa­lle­ci­da Daia­na Her­lein. Hoy la UTA po­dría pro­tes­tar en el re­cin­to.

La Nueva - - PORTADA - Ser­gio Prie­ta sprie­ta@la­nue­va.com

TRAS VA­RIAS HO­RAS DE DE­BA­TE

En una se­sión que se ex­ten­dió du­ran­te más de 8 ho­ras, el Con­ce­jo De­li­be­ran­te des­ti­tu­yó ayer al con­ce­jal mas­sis­ta Ri­car­do Pe­ra. Se tra­ta de una me­di­da que el de­li­be­ra­ti­vo co­mu­nal só­lo ha­bía adop­ta­do en 1964.

La decisión se to­mó con el vo­to po­si­ti­vo de los cua­tro con­ce­ja­les de In­te­gra­ción Ciu­da­da­na, cua­tro del Fren­te Pa­ra la Vic­to­ria-PJ, dos del Fren­te Pa­ra la Vic­to­ria- 27 de Oc­tu­bre, dos de Jun­tos Por Bahía-Pro, uno de Fren­te Am­plio Pro­gre­sis­ta, Unión Cí­vi­ca Ra­di­cal, Fren­te Uni­dos por al Li­ber­tad y el Tra­ba­jo y En­cuen­tro Am­plio. Por la ne­ga­ti­va se ex­pre­sa­ron los cua­tro del Fren­te Re­no­va­dor, dos de Unión Po­pu­lar y el re­pre­sen­tan­te de Leal­tad Pe­ro­nis­ta.

La se­sión co­men­zó cer­ca del me­dio­día con la lec­tu­ra del úni­co des­pa­cho, en el cual só­lo se pre­sen­ta­ba la al­ter­na­ti­va de la des­ti­tu­ción. Sin em­bar­go des­pués de va­rias ho­ras --el abo­ga­do de­fen­sor de Pe­ra, Car­los An­dreuc­ci, de­mo­ró 4 ho­ras en pre­sen­tar la de­fen­sa--, el cuer­po pu­do em­pe­zar a de­ba­tir las acu­sa­cio­nes que pe­sa­ban con­tra el tam­bién sin- di­ca­lis­ta de la unión Tran­via­rios del Au­to­mo­tor.

Son las agre­sio­nes con­tra Ser­gio Mas­sa­re­lla y Gus­ta­vo Man­da­rá (FPV-27 de Oc­tu­bre) el pa­sa­do 15 de enero, cuan­do le pe­gó un ca­be­za­zo al pri­me­ro y una pa­ta­da al se­gun­do, y el epi­so­dio que pro­ta­go­ni­zó el 5 de ma­yo de 2014 con Ir­ma Díaz, la abue­la de Daia­na Her­lein, la jo­ven fa- lle­ci­da en el Par­que de Ma­yo tras la caí­da de un ár­bol. La re­so­lu­ción del cuer­po fue que Pe­ra in­cu­rrió en una fal­ta gra­ví­si­ma an­te esas acu­sa­cio­nes.

En el ca­so de Mas­sa­re­lla y Ma­da­rá se com­pro­bó la exis­ten­cia de le­sio­nes le­ves, se­gún una pe­ri­cia mé­di­cas rea­li­za­das por la Jus­ti­cia tras el in­ci­den­te, mien­tras que en el ca­so de Díaz se con­si­de­ró que la reac­ción de Pe­ra --que se aba­lan­zó con­tra la mu­jer tras re­ci­bir un ca­che­ta­zo-- fue una reac­ción des­me­di­da. Por su par­te, el abo­ga­do An­dreuc­ci ha­bía in­ten­ta­do jus­ti­fi­car esa ac­cio­nes po­nien­do en du­da el ca­be­za­zo y la pa­ta­da. Di­jo que su de­fen­di­do reac­cio­nó de ma­ne­ra ins­tin­ti­va tras el ata­que de la mu­jer.

En otro de los ar­tícu­los del des­pa­cho se con­si­de­ró que las agre­sio­nes ver­ba­les que su­frie­ron el con­ce­jal Ni­co­lás Vi­ta­li­ni (Pro) y Mar­ceo Águi­la, un ve­cino que ha­bía ido a re­cla­mar me­jo­ras ba­rria­les al Re­cin­to, fue­ron fal­tas gra­ves.

La de­fen­sa in­ten­tó pre­sen­tar am­bos epi­so­dios co­mo dis­cu­sio­nes me­no­res.

La pri­me­ra, por­que ocu­rrió en el mar­co de una jor­na­da don­de el cli­ma era ál­gi­do por la pro­tes­ta de un gru­po de co­mer­cian­tes, y la se­gun­da por y las agre­sio­nes ver­ba­les que su­frió el con­ce­jal Ni­co­lás Vi­ta­li­ni (Pro) en ju­lio de 2014.

EMA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.M

Los con­ce­ja­les vo­ta­ron de a uno, de ma­ne­ra tal que la des­ti­tu­ción de Pe­ra no con­tó con la ima­gen de las ma­nos le­van­ta­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.