“Dar­le al ci­clis­ta el es­pa­cio que co­rres­pon­de”

La Nueva - - LA CIUDAD. -

El da­nés Henrik Lun­dorff Kris­ten­sen, de 27 años, ma­gís­ter en Cien­cias Po­lí­ti­cas y es­pe­cia­lis­ta en cues­tio­nes ur­ba­nas co­mo las ci­clo­vías, vi­ve ha­ce ca­si tres años en nues­tro país. Por ve­nir de un país en el que, por ejem­plo, el 45% de los chi­cos va al co­le­gio en bi­ci­cle­ta, se mues­tra ta­jan­te so­bre al­gu­nos te­mas.

“A la gen­te no le im­por­ta sal­var al pla­ne­ta o com­ba­tir el se­den­ta­ris­mo. Lo que quie­re es se­gu­ri­dad vial”, afir­mó.

Ex­pli­có que hay que lo­grar una “bi­ci­cul­tu­ra”, la cual en su país per­mi­te que ni el frío ni el ca­lor me­nos­ca­ben el uso del ro­da­do "eco­ami­ga­ble".

“En Di­na­mar­ca va­mos al bar, con­cier­to o bo­li­che en bi­ci­cle­ta. Tie­nen ca­nas­tos pa­ra be­bés y las mu­je­res an­dan has­ta en ta­cos”, di­jo.

Pa­ra lo­grar eso que a los bahien­ses nos sue­na a uto­pía, no hay gran­des mis­te­rios. En el país nór­di­co des­de ni­ños se los edu­ca tan­to en la con­duc­ción del vehícu­lo co­mo en el res­pe­to por las nor­mas via­les.

“No se ne­ce­si­ta ha­cer obras en oro o dia­man­te ni lle­nar las ca­lles de se­pa­ra­do­res de plás­ti­co, lo im­por­tan­te es dar­le al ci­clis­ta el es­pa­cio que co­rres­pon­de”, en­fa­ti­zó.

So­bre la reali­dad lo­cal, des­ta­có que el mu­ni­ci­pio es­té pen­san­do en un pro­yec- to que sir­va “de acá a 50 años”, lo que “es bueno an­tes que na­da”, aun­que tam­bién re­co­no­ció erro­res de pla­ni­fi­ca­ción, co­mo la do­ble mano pa­ra las bi­ci­cle­tas en vez de una so­la mano y del la­do de­re­cho de los au­tos.

“Los bas­to­nes de plás­ti­co no son mi­la­gro­sos, en Bue­nos Ai­res el es­pa­cio de­sig­na­do pa­ra los ci­clis­tas es­tá so­bre el de­cli­ve del desagüe. Hay que dar­les a las bi­ci­cle­tas el es­pa­cio que me­re­cen, los be­ne­fi­cios son tan­tos que has­ta au­men­ta el co­mer­cio, al­go com­pro­ba­do”, di­jo.

“Re­co­rrien­do Bahía me can­sé de sa­car fo­tos a bi­cis ata­das a pa­los, ca­ños y ár­bo­les, eso fo­men­ta los ro­bos. Hay que ha­cer bi­ci­cle­te­ros en ca­si to­das las cua­dras, al es­tar to­das jun­tas, se evi­ta la sus­trac­ción”, agre­gó.

“Sé que al prin­ci­pio el bahien­se se que­ja­ba de la se­mi­pea­to­nal de O'Hig­gins, pe­ro aho­ra es­tá con­ten­to, el cam­bio cues­ta y es nor­mal que así sea”, con­clu­yó.

Henrik Lun­dorff Kris­ten­sen

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.