“Pre­ten­de­mos in­ves­ti­gar los ni­ve­les más al­tos de la nar­co­cri­mi­na­li­dad”

Ale­jan­dro Sal­va­dor Cán­ta­ro fue de­sig­na­do fis­cal coor­di­na­dor por la Pro­cu­ra­ción Ge­ne­ral de la Na­ción y anun­ció la for­ma­ción de un área pa­ra in­ves­ti­gar De­li­tos Com­ple­jos, con un equi­po es­pe­cia­li­za­do.

La Nueva - - SEGURIDAD. -

IN­VES­TI­GAR O CO­LA­BO­RAR “In­ten­ta­mos es­ta­ble­cer al­gu­nas lí­neas verticales so­bre las po­lí­ti­cas cri­mi­na­les que tras­mi­te la Pro­cu­ra­ción Ge­ne­ral de la Na­ción. Es­ta es la idea del área de De­li­tos Com­ple­jos que de­ci­di­mos for­mar y que nos per­mi­ti­rá dar­le el apo­yo que sea ne­ce­sa­rio a la fis­ca­lía que in­ter­vie­ne en cual­quie­ra de es­tos he­chos, sin in­va­dir la au­to­no­mía de ca­da fis­cal, que in­ves­ti­ga una cau­sa de la ma­ne­ra que le pa­re­ce más co­rrec­to”.

Así se ex­pre­só el doc­tor Ale­jan­dro Can­ta­ro al anun­ciar su de­sig­na­ción co­mo fis­cal coor­di­na­dor de es­ta re­gión, a par­tir de la mo­di­fi­ca­ción a la ley (24.946) or­gá­ni­ca del mi­nis­te­rio pú­bli­co fis­cal de la Na­ción y que le fue­ra otor­ga­da por la doc­to­ra Ale­jan­dra Gils Car­bó, pro­cu­ra­do­ra ge­ne­ral de la Na­ción.

“La idea nos pa­re­ció que era im­por­tan­te, aten­to a que la fis­ca­lía fe­de­ral in­ter­vie­ne en de­li­tos que no­so­tros lla­ma­dos com­ple­jos, tan­to por la in­ci­den­cia en el te­ji­do so­cial co­mo por la di­fi­cul­tad de la in­ves­ti­ga­ción”, ase­gu­ró.

Y ejem­pli­fi­có esos de­li­tos con “la nar­co­cri­mi­na­li­dad, la tra­ta de per­so­nas, los he­chos de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal y, en es­ta zo­na par­ti­cu­lar­men­te, los ca­sos eco­ló­gi­cos”.

Ase­gu­ró que “el área de De­li­tos Com­ple­jos tie­ne una do­ble fi­na­li­dad: pue­de in­ter­ve­nir ini­cial­men­te en la in­ves­ti­ga­ción de es­tos ca­sos men­cio­na­dos y lue­go de­ri­var a al­gu­nas de las fis­ca­lías pa­ra su ins­truc­ción ju­di­cial”.

Co­no­ce­dor lo en­go­rro­so que sue­le ser la in­ves­ti­ga­ción de al­gu­nos ilí­ci­tos, ase­gu­ra la ca­pa­ci­ta­ción del per­so­nal.

“Nos es­ta­mos ca­pa­ci­tan­do res­pec­to a es­tos de­li­tos, co­mo son los eco­nó­mi­cos, el la­va­do de di­ne­ro o los tri­bu­ta­rios, so­bre los cua­les va­mos a or­ga­ni­zar a nues­tro per­so­nal de cur­sos y ca­pa­ci­ta­ción en ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción”.

El fun­cio­na­rio sa­be que “son ilí­ci­tos que van cre­cien­do y tie­nen una in­ci­den­cia en el te­ji­do so­cial”.

En es­te pun­to, Can­ta­ro es­tá dispuesto a com­ba­tir “la tra­ta de per­so­na, sea con fi­nes de ex­plo­ta­ción se­xual que es lo que más se co­no­ce; o la tra­ta de per­so­nas con ex­plo­ta­ción la­bo­ral, que es­tá más na­tu­ra­li­za­do y cre­ce enor­me­men­te”.

Pa­ra el fun­cio­na­rio tam­bién es cla­ra las con­se­cuen­cias que pro­vo­ca el nar­co.

“Pre­ten­de­mos in­ves­ti­gar los ni­ve­les más al­tos, los más im­por­tan­tes de la nar­co­cri- mi­na­li­dad, por­que es lo que tie­ne que ver con el vuel­co del di­ne­ro su­cio, pe­ro tam­bién la co­ne­xión vio­len­ta que tie­ne es­to con los sec­to­res más vul­ne­ra­bles”.

“El que ven­de dro­ga va des­cen­dien­do en la dis­tri­bu- ción y es­to ge­ne­ra un fuer­te frac­cio­na­mien­to en los ba­rrios”, aña­dió y ase­gu­ró que in­ves­ti­ga­rá to­dos los ni­ve­les de la ca­de­na. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

SE­BAS­TIÁN COR­TES–LA NUE­VA.

“In­ten­ta­mos es­ta­ble­cer

lí­neas so­bre las po­lí­ti­cas cri­mi­na­les que tras­mi­te la Pro­cu­ra­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.