Tres su­je­tos se ha­cen pa­sar por po­li­cías y per­pe­tran un asal­to

Tres per­so­nas, me­dian­te un en­ga­ño, hi­cie­ron que les fue­ra per­mi­ti­do el ac­ce­so a un in­mue­ble ubi­ca­do en In­gla­te­rra al 400. Lo­gra­ron sus­traer en­tre sie­te y ocho mil pe­sos que per­te­ne­cían al hi­jo de la víc­ti­ma.

La Nueva - - PORTADA - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

En otro asal­to del ti­po co­man­do, tres hom­bres que se pre­sen­ta­ron co­mo po­li­cías en­ga­ña­ron ano­che al due­ño de la vi­vien­da ubi­ca­da en In­gla­te­rra 425 y cuan­do lo­gra­ron que les per­mi­tie­ra el ac­ce­so al jar­dín, uno de ellos le apun­tó con un ar­ma pa­ra obli­gar­lo a in­gre­sar y sus­traer­le di­ne­ro en efec­ti­vo.

El epi­so­dio que se pro­du­jo al­re­de­dor de las 20.30 de la vís­pe­ra, en el ba­rrio Pa­cí­fi­co, es si­mi­lar al ocu­rri­do el vier­nes pa­sa­do en la vi­vien­da ubi­ca­da en Ra­món y Ca­jal 3044, don­de fue sor­pren­di­da una ni­ñe­ra que es­ta­ba cui­da­do a dos pe­que­ñas her­ma­nas, aun­que en aque­lla opor­tu­ni­dad los la­dro­nes es­ca­pa­ron con las ma­nos va­cías.

El dam­ni­fi­ca­do re­sul­tó ser Mi­guel Án­gel Molinari (de po­co me­nos de ochen­ta años), quien com­par­te la ca­sa con su mu­jer, pe­ro al mo­men­to del he­cho se ha­lla­ba so­lo en su ho­gar.

“Le di­je­ron que le traían una ci­ta­ción pa­ra pre­sen­tar­se en la DDI (De­le­ga­ción De­par­ta­men­tal de In­ves­ti­ga­cio­nes), si­tua­ción que al hom­bre le pa­re­ció ex­tra­ña; in­clu­si­ve el hom­bre es re­ti­ra­do de la po­li­cía. Y cuan­do les abre la re­ja ahí le de­mues­tran la in­ten­ción de ro­bo. Uno sa- có un ar­ma y lo ha­ce sen­tar en la co­ci­na de ca­sa, le re­vi­san la ha­bi­ta­ción y le en­cuen­tran el di­ne­ro”, in­for­mó en el lu­gar del he­cho el co­mi­sa­rio Gon­za­lo Be­zos, a car­go de la sec­cio­nal Se­gun­da.

La vi­vien­da cuen­ta con una re­ja que cu­bre to­do el fren­te del in­mue­ble y apro­ve­chan­do que cuan­do los de­lin­cuen­tes lle­ga­ron al lu­gar es­ta­ba llo­vien­do, le ha­brían so­li­ci­ta­do a Molinari que abrie­ra la puer­ta (en­ton­ces ce­rra­da con lla­ve) “pa­ra que no se mo­jen los pa­pe­les”.

Si bien las pri­me­ras ver­sio- nes in­di­ca­ron que uno de los su­je­tos es­ta­ba uni­for­ma­do y otro te­nía co­lo­ca­do un cha­le­co po­li­cial, es­to fue con­fir­ma­do a me­dias por Be­zos.

“Se­gún nos re­fie­re el hom­bre, por lo me­nos uno te­nía un cha­le­co co­mo los de la po­li­cía”, ma­ni­fes­tó.

El di­ne­ro sus­traí­do no le per­te­ne­cía al ma­tri­mo­nio y ha­bía si­do de­ja­do cir­cuns­tan­cial­men­te en el lu­gar.

“El hi­jo de él (por Mi­guel Án­gel) es ta­xis­ta y le ha­bía de­ja­do una pla­ta acá, y le sus­tra­je­ron al­re­de­dor de sie­te u ocho mil pe­sos que te­nía en una ca­ji­ta de te­la”, ase­gu­ró Be­zos.

Quin­ce mi­nu­tos des­pués de ocu­rri­do el ro­bo, arri­bó al lu­gar per­so­nal mé­di­co que lle­gó en am­bu­lan­cia pa­ra asis­tir a Molinari.

“No lo mal­tra­ta­ron. Lo que pa­sa es que el hom­bre tie­ne un stent, an­da con al­gu­nos pro­ble­mas de pre­sión y dia­be­tes, y vi­nie­ron a con­tro­lar­lo por­que te­nía la glu­co­sa muy al­ta; an­da­ba en dos­cien­tos y pi­co... Le die­ron al­gu­na pas­ti­lla y tam­bién in­su­li­na; pe­ro eso le hi­ci­mos las pre­gun­tas de ri­gor, pe­ro no qui­si­mos in­co­mo­dar­lo de­ma­sia­do”, ter­mi­nó di­cien­do el ti­tu­lar de la sec­cio­nal de ca­lle Ro­ca 557.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

Fren­te de la vi­vien­da, ubi­ca­da en el ba­rrio Pa­cí­fi­co, en la que ano­che se re­gis­tró otro ro­bo del ti­po co­man­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.