Brasil le agre­ga más pre­sión al Go­bierno

La Nueva - - EL PAÍS -

El vien­to de co­la que acom­pa­ñó a Nés­tor Kirch­ner en su ges­tión y tam­bién a Cris­ti­na al me­nos en su pri­mer man­da­to ya no es tal. Aun­que cuan­do so­pla­ba, la ac­tual pre­si­den­ta afir­ma­ba que “el mun­do se nos ca­yó en­ci­ma”, en re­fe­ren­cia a la cri­sis de 2008, aun­que ella si­gue sos­te­nien­do lo mis­mo has­ta hoy, ca­si sie­te años des­pués del de­rrum­be ge­ne­ra­do por la caí­da de Leh­man Brot­hers.

¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual? Por su­pues­to no to­dos opi­nan lo mis­mo y co­mo sue­le ocu­rrir en es­tos ca­sos al va­so se lo pue­de ver me­dio lleno o me­dio va­cío.

Los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas, por ejem­plo, ya es­tán le­jos de los va­lo­res má­xi­mos de ha­ce un par de años, pe­ro tam­po­co se han de­rrum­ba­do a los mí­ni­mos de 2001-2002.

Las ta­sas de in­te­rés, sin em­bar­go, no so­lo si­guen en ni­ve­les mí­ni­mos en to­do el mun­do, sino que tan­to Eu­ro­pa co­mo Ja­pón con­ti­núan con su plan de me­ga­emi­sión mo­ne­ta­ria, que in­yec­ta al mun­do el equi­va­len­te a 120.000 mi­llo­nes de dó­la­res men­sua­les.

Brasil no jue­ga a fa­vor, sino to­do lo con­tra­rio. La economía es­te año cae­rá cer­ca del 2%, a lo que se agre­ga la fuer­te de­va­lua­ción del real. Se­me­jan­te fre­na­zo del prin­ci­pal so­cio co­mer­cial ar­gen­tino tie­ne im­pac­to, es­pe­cial­men­te por­que se re­sien­te el in­ter­cam­bio co­mer­cial y la po­si­bi­li­dad de ven­der­le al gi­gan­te ve­cino.

De to­das for­mas, la de­bi­li­dad del real es so­lo uno de los mo­ti­vos que ex­pli­can la pre­sión cam­bia­ria en la Ar­gen­ti­na.

El atraso cam­bia­rio se ex­pli­ca, so­bre to­do, por la ele­va­da in­fla­ción que se si­gue acu­mu­lan­do sin que la suba del dó­lar oficial, ma­ne­ja­do en­te­ra­men­te por el Go­bierno, se aco­mo­de a di­cha si­tua­ción.

En un año, se­gún es­ti­man con­sul­to­ras co­mo Ely­psis, el ti­po de cam­bio real mul­ti­la­te­ral se apre­ció en la Ar­gen­ti­na cer­ca de un 25%, mez­clan­do tan­to el com­po­nen­te in­fla­cio­na­rio co­mo la de­va­lua­ción de las mo­ne­das de los prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les. Pe­ro cla­ra­men­te un dó­lar que sal­tó de los 2,80 reales a ca­si 3,40 no ayu­da a la com­pe­ti­ti­vi­dad ar­gen­ti­na.

Prue­ba de es­to es que el su­pe­rá­vit co­mer­cial ar­gen­tino ca­yó en la pri­me­ra mi­tad del año ca­si el 63%, has­ta los U$S 1.232 mi­llo­nes, se­gún ad­mi­ten los pro­pios da­tos ofi­cia­les.

In­clu­so, las ex­por­ta­cio­nes acu­mu­la­ron una caí­da del 18% en lo que va del año, al to­ta­li­zar U$S 30.213 mi­llo­nes, mien­tras que las im­por­ta­cio­nes in­su­mie­ron U$S 28.981 mi­llo­nes, con una mer­ma in­ter­anual del 13%.

Ma­las pers­pec­ti­vas

La em­pre­sa Stan­dard and Poor´s anun­ció que pu­so a la deu­da bra­si­le­ña en “pers­pec­ti­va ne­ga­ti­va” y que po­dría sa­car al país del gra­do de in­ver­sión, lo que po­dría res­tar mu­chas in­ver­sio­nes fi­nan­cie­ras.

La no­ti­cia tu­vo po­co im-

Brasil no jue­ga a fa­vor, sino to­do lo con­tra­rio. La economía es­te año cae­rá cer­ca del 2%, a lo que se agre­ga la fuer­te de­va­lua­ción del real.

pac­to, por­que su­ce­dió lo de siem­pre: la ca­li­fi­ca­do­ra ter­mi­na lle­gan­do mu­cho des­pués que el mercado.

Quie­nes tie­nen una mi­ra­da al­go más com­pla­cien­te con el gol­pea­do go­bierno de Dil­ma Rousseff, ano­tan al­gu­nos da­tos po­si­ti­vos que a la lar­ga se­rán be­ne­fi­cio­sos: el Cen­tral es­tá de­jan­do flo­tar la mo­ne­da y evi­ta in­ter­ven­cio­nes ar­ti­fi­cia­les, hu­bo al­gu­nos anun­cios de re­cor­te de gas­to pú­bli­co y la Jus­ti­cia in­ves­ti­ga a fon­do los ca­sos de co­rrup­ción vin­cu­la­dos a Pe­tro­bras, in­clu­yen­do a al­tos fun­cio­na­rios, go­ber­na­do­res, le­gis­la­do­res y em­pre­sa­rios.

Pe­ro aun con un Brasil que no es la lo­co­mo­to­ra de otros años, la po­si­bi­li­dad de que la Ar­gen­ti­na re­to­me el cre­ci­mien­to sos­te­ni­do si­gue in­tac­ta.

Eso sí, le­jos de bus­car res­pon­sa­bles afue­ra ha­brá que en­con­trar las res­pues­tas aden­tro pa­ra lo­grar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.