EE.UU. mos­tró su do­lor por los pe­rio­dis­tas ase­si­na­dos

El ho­mi­ci­dio de dos tra­ba­ja­do­res de prensa mien­tras trans­mi­tían en vi­vo a ma­nos de un ex­re­por­te­ro que lue­go se sui­ci­dó, pu­so so­bre la me­sa el te­ma del con­trol de ar­mas y la ira.

La Nueva - - EL MUNDO - Agen­cia

RE­CU­RREN­TE TE­MA DE LA VIO­LEN­CIA VIR­GI­NIA - Mues­tras de do­lor y tri­bu­tos en ho­nor a dos pe­rio­dis­tas ase­si­na­dos a ma­nos de un ex­co­le­ga que lue­go se sui­ci­dó, tu­vie­ron lu­gar ayer en Es­ta­dos Uni­dos, mien­tras el te­ma del con­trol de ar­mas vol­vía al pri­mer plano.

La re­por­te­ra Ali­son Par­ker, de 24 años, y el ca­ma­ró­gra­fo Adam Ward, de 27, fue­ron ul­ti­ma­dos el miér­co­les a ti­ros por Ves­ter Lee Fla­na­gan mien­tras rea­li­za­ban una en­tre­vis­ta en vi­vo pa­ra el ca­nal WDBJ, afi­lia­do a CBS en Roa­no­ke, Vir­gi­nia.

Fla­na­gan, de 41 años y ra­za ne­gra, ha­bía tra­ba­ja­do pa­ra WDBJ has­ta su des­pi­do en 2013, tras va­rios in­ci­den­tes que hi­cie­ron aflo­rar su ira, di­jo el ge­ren­te del ca­nal, Jef­frey Marks.

El per­so­nal de la ca­de­na de te­le­vi­sión ob­ser­vó ayer un mo­men­to de si­len­cio al cum­plir­se 24 ho­ras exac­tas de los ase­si­na­tos. "Con el tiem­po, nos re­pon­dre­mos", ale­gó la com­pun­gi­da pre­sen­ta­do­ra del no­ti­cie­ro, Kim­berly McB­roon, to­ma­da de la mano con 2 co­le­gas.

Afue­ra de las puer­tas del ca­nal, las per­so­nas rin­die­ron ho­nor a los pe­rio­dis­tas muer­tos co­lo­can­do ra­mos de flo­res y atan­do glo­bos a un ár­bol, jun­to con cin­tas ne­gras en se­ñal de lu­to.

"Ella te­nía la vi­da por de­lan­te. Yo te­nía una vi­da por de­lan­te jun­to a ella", afir­mó el pre­sen­ta­dor de WDBJ Ch­ris Hurst, no­vio de Par­ker.

"¿Cuán­tas ma­sa­cres te­ne­mos que pa­de­cer pa­ra que el pú­bli­co pro­tes­te a gri­tos?", se pre­gun­tó el al­cal­de de Roa­no­ke, Da­vid Bo­wers.

Fa­mi­lia­res, ami­gos y to­da la co­mu­ni­dad llo­ró las muer­tes, que re­no­va­ron las ex­hor­ta­cio­nes a li­mi­tar el ac­ce­so a las ar­mas de fue­go en Es­ta­dos Uni­dos. Una vez más el re­cu­rren­te te­ma de la vio­len­cia que­dó so­bre el ta­pe­te. Al pa­re­cer Fla­na­gan com­pró el ar­ma en for­ma le­gal.

"Me des­tro­za el co­ra­zón que pa­se al­go co­mo es­to", ase­ve­ró el pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma. "Lo que sa­be­mos es que quie­nes mue­ren en in­ci­den­tes re­la­cio­na­dos con ar­mas de fue­go son mu­chos más que las víc­ti­mas del te­rro­ris­mo", re­cor­dó.

La Ca­sa Blan­ca lla­mó nue­va­men­te al con­gre­so a le­gis­lar so­bre la ven­ta y uti­li­za­ción de ar­mas de fue­go.

Pe­ro las es­pe­ran­zas son po­cas des­de que el con­gre­so se con­vir­tie­ra, en no­viem­bre de 2014, ma­yor­men­te re­pu­bli­cano y hos­til a cual­quier re­gu­la­ción del ac­ce­so a las ar­mas, cu­ya po­se­sión es­tá au­to­ri­za­da por la se­gun­da en­mien­da de la cons­ti­tu­ción es­ta­dou­ni­den­se.

Andy Par­ker, pa­dre de Ali­son, lan­zó tras los ase­si­na­tos un do­li­do lla­ma­do pa­ra con­tro­lar las ar­mas. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com De­ba­te éti­co. Tras un día de lu­to pa­ra los me­dios, emer­gió un de­ba­te éti­co por la pu­bli­ca­ción en va­rios pe­rió­di­cos de imá­ge­nes que mues­tran el pun­to de vis­ta del ase­sino de los pe­rio­dis­tas es­ta­dou­ni­den­ses. Reac­ción. La di­vul­ga­ción, tras el ase­si­na­to de Par­ker y Ward, de im­pac­tan­tes imá­ge­nes pro­vo­ca­ron la reac­ción de lec­to­res y ex­per­tos en éti­ca pe­rio­dís­ti­ca, que sos­tie­nen que su uso va más allá de la ta­rea del pe­rio­dis­mo res­pon­sa­ble. Pri­mer plano. En Twitter, lec­to­res ex­pre­sa­ron su con­mo­ción por la di­fu­sión en dia­rios de imá­ge­nes tomadas por Fla­na­gan, en­tre las que se pue­de ver un plano des­de su pers­pec­ti­va del mo­men­to en que dis­pa­ró. Me­dios au­dio­vi­sua­les en­fren­ta­ron cues­tio­na­mien­tos si­mi­la­res so­bre la di­fu­sión del vi­deo.

Ho­ras des­pués del ata­que, un in­quie­tan­te vi­deo de los ase­si­na­tos, apa­ren­te­men­te fil­ma­do por el pro­pio Fla­na­gan, fue subido a Fa­ce­book y Twitter.

REUTERS

La gen­te,

de to­das las ma­ne­ras po­si­bles, rin­dió ho­no­res a las dos per­so­nas ul­ti­ma­das por Ves­ter Lee Fla­na­gan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.