Inau­gu­ran un va­lio­so tra­ba­jo de Irel con la UTN

Un cen­tro de de­sa­rro­llo de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca di­se­ñó apa­ra­to­lo­gía pa­ra el Ins­ti­tu­to de Reha­bi­li­ta­ción.

La Nueva - - LA CIUDAD - Fe­de­ri­co Mo­reno fmo­reno@la­nue­va.com

CON APOR­TE DE LOS ES­TU­DIAN­TES En con­ve­nio con la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca Na­cio­nal – Fa­cul­tad Re­gio­nal Bahía Blan­ca, el Ins­ti­tu­to de Reha­bi­li­ta­ción In­te­gral (Irel) inau­gu­ró ayer en su se­de de Alem 1585 una mo­der­na ca­mi­lla bi­pe­des­ta­do­ra, que se­rá de gran ayu­da pa­ra pa­cien­tes que ha­yan su­fri­do ACV y le­sio­nes me­du­la­res.

El di­se­ño y la cons­truc­ción es­tu­vie­ron a car­go del cen­tro de de­sa­rro­llo Unitec, per­te­ne­cien­te a la UTN lo­cal y ubi­ca­do en el Par­que In­dus­trial. Más pre­ci­sa­men­te fue obra de los alum­nos de In­ge­nie­ría Me­cá­ni­ca Ma­tías Ba­ria­ni y Juan Fran­cis­co Ro­drí­guez, quie­nes tu­vie­ron la su­per­vi­sión del vi­ce­de­cano de la fa­cul­tad, el in­ge­nie­ro Ale­jan­dro Staf­fa.

El miem­bro de la co­mi­sión di­rec­ti­va de Irel, Eduar­do Nor­man Rí­gano, con­si­de­ró “exi­to­so” el re­sul­ta­do del tra­ba­jo man­co­mu­na­do en­tre di­cha ins­ti­tu­ción y la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca, las cua­les “coin­ci­die­ron en vi­sión y mi­sión, lo­gran­do un re­sul­ta­do que nos per­mi­te dar un sal­to de ca­li­dad en nues­tras pres­ta­cio­nes”.

Rí­gano agre­gó que es­ta rea­dap­ta­ción tec­no­ló­gi­ca es una con­di­ción ne­ce­sa­ria pa­ra una or­ga­ni­za­ción so­cial y ci­vil co­mo Irel, ya que la de­be atra­ve­sar pa­ra so­bre­vi­vir en tér­mi­nos de sus­ten­ta­bi­li­dad.

El in­ge­nie­ro Staf­fa ma­ni­fes­tó que “la uni­ver­si­dad tie­ne co­mo fin ha­cer do­cen­cia, in­ves­ti­ga­ción, de­sa­rro­llo e in­ven­ción”, mien­tras que una ac­ti­vi­dad con es­ta re­le­van­cia so­cial “es un in­cen­ti­vo pa­ra los es­tu­dian­tes, ya que pue­den ver en apli­ca­cio­nes con­cre­tas el rol so­cial de la in­ge­nie­ría”.

Se­gún ex­pli­có Ma­tías Ba­ria­ni, alumno de 5° año de In­ge­nie­ría Me­cá­ni­ca, lo que des­ta­ca de es­ta ca­mi­lla es la po­si­bi­li­dad de ser re­gu­la­da en al­tu­ra, así co­mo en án­gu­lo, el que pa­sa de 0 a 90 gra­dos me­dian­te una bo­to­ne­ra eléc­tri­ca des­de la cual se co­man­dan las fun­cio­nes.

“Lo im­por­tan­te es que el pa­cien­te pue­de pa­sar de una si­lla de rue­das u otro dis­po­si­ti­vo a la ca­mi­lla sin un gran es­fuer­zo de par­te del te­ra­pis­ta”, di­jo el jo­ven.

La otra men­te in­vo­lu­cra­da du­ran­te los úl­ti­mos dos años en la fa­bri­ca­ción del apa­ra­to es la de Juan Fran­cis­co Ro­drí- guez, que cur­sa ma­te­rias de 4° y 5° año de Me­cá­ni­ca.

“Fue una bús­que­da com­ple­ja de información, tra­ba­ja­mos con la me­ta­lur­gia Be- met y de­di­ca­mos, se­gún las exi­gen­cias del ca­len­da­rio, mu­cho de nues­tro tiem­po. Sa­ber que es­ta­mos apor­tan­do al­go útil pa­ra la so­cie­dad es muy re­con­for­tan­te”, ana­li­zó el fu­tu­ro in­ge­nie­ro. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

La ca­mi­lla, se­gún se ex­pli­có, se­rá de uti­li­dad pa­ra pa­cien­tes que ha­yan su­fri­dos ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res o le­sio­nes me­du­la­res.

RO­DRI­GO GAR­CÍA-LA NUE­VA.

La ca­mi­lla bi­pe­des­ta­do­ra,

una con­tri­bu­ción a las ta­reas te­ra­péu­ti­cas de Irel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.