El tío de las her­ma­nas Na­ra se­gui­rá de­te­ni­do

El fí­si­co­cul­tu­ris­ta Car­los Co­lo­si­mo per­ma­ne­ce­rá pre­so por abu­so se­xual de me­no­res. Wan­da di­jo des­de Eu­ro­pa que, si es cul­pa­ble, “la Jus­ti­cia con­de­ne”.

La Nueva - - SOCIEDAD - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

El fis­cal a car­go la cau­sa en la que el fí­si­co­cul­tu­ris­ta Car­los Co­lo­si­mo es­tá sien­do investigado por el de­li­to de abu­so se­xual de me­no­res de­ter­mi­nó ayer que si­ga de­te­ni­do, en tan­to que su so­bri­na, Wan­da Na­ra, di­jo que si su tío es cul­pa­ble, "que la Jus­ti­cia con­de­ne".

Por decisión del fis­cal Eduar­do Vaia­ni, a car­go de la in­ves­ti­ga­ción, Co­lo­si­mo, de 46 años, va a se­guir de­te­ni­do, acu­sa­do de abu­sar se­xual­men­te de al me­nos tres me­no­res, com­pa­ñe­ras de su hi­ja de 12.

Wan­da Na­ra, so­bri­na del impu­tado, emi­tió un co­mu­ni­ca­do en su cuen­ta de la red so­cial Twitter, en el que di­jo que si se prue­ba que el her­mano de su ma­dre es cul­pa- ble por los de­li­tos de­nun­cia­dos, la Jus­ti­cia lo con­de­na­rá.

“An­te la te­rri­ble no­ti­cia que da cuen­ta de las acu­sa­cio­nes con­tra mi tío Car­los Co­lo­si­mo, her­mano de mi ma­dre, quie­ro acla­rar que ni mi ma­ri­do ni yo ava­la­mos nin­gún com­por­ta­mien­to obs­ceno”, es­cri­bió.

“Si bien la prensa es­tá dán­do­le al ca­so la im­por­tan­cia de­bi­da, lo que com­par­to, les pi­do por fa­vor, en mi nom- bre, en el de mis hi­jos y en el de mi ma­ri­do que se uti­li­ce en to­dos los me­dios el nom­bre y ape­lli­do de quien es­tá sien­do investigado, y que evi­ten con­ti­nuar mos­tran­do imá­ge­nes mías, de mi ma­ri­do y de mis hi­jos y/o nues­tros nom­bres”, agre­gó.

Y si­guió: “So­mos aje­nos a la con­duc­ta de quien es­tá sien­do acu­sa­do. En­tien­do que en un pri­mer mo­men­to era ló­gi­co re­fe­ren­ciar­me con mi tío, pe­ro di­fun­di­da la no­ti­cia y su in­ves­ti­ga­ción, de­ben ce­sar de in­vo­lu­crar­nos con imá­ge­nes y co­men­ta­rios aje­nos al men­cio­na­do pro­ce­so. Quie­ro acla­rar que me lle­na de do­lor y an­gus­tia to­do lo que es­tá ocu­rrien­do. Es­pe­ro de to­do co­ra­zón que la ver­dad sal­ga a la luz y si fue­re cul­pa­ble, que la Jus­ti­cia con­de­ne el de­li­to co­me­ti­do”.

Car­los Co­lo­si­mo fue de­te­ni­do el pa­sa­do miér­co­les sos- pe­cha­do de abu­sar se­xual­men­te de al me­nos tres com­pa­ñe­ras de co­le­gio de su hi­ja.

El jue­ves, el acu­sa­do ne­gó to­dos los car­gos en su con­tra y di­jo que “las ne­nas me ven co­mo un su­per­hé­roe”: "las chi­cas se sen­tían atraí­das por mí, me de­nun­cian por des­pe­cho. Creo que ellas te­nían un amor pla­tó­ni­co".

Una de las víc­ti­mas, de 12 años, se ha­bría pre­sen­ta­do jun­to a su ma­dre el pa­sa­do 2 de agos­to en una co­mi­sa­ría de Bou­log­ne don­de for­ma­li­zó una de­nun­cia en la que di­jo que los abu­sos ha­brían ocu­rri­do tan­to en la ca­sa del hom­bre co­mo en una lan­cha de su pro­pie­dad, cuan­do la mu­jer y la hi­ja del hom­bre no se en­con­tra­ban en la ca­sa.

An­te la te­rri­ble no­ti­cia, quie­ro acla­rar que ni mi ma­ri­do ni yo ava­la­mos nin­gún com­por­ta­mien­to obs­ceno”. WAN­DA NA­RA VE­DET­TE

NA

“Las chi­cas se sen­tían atraí­das por mí, me de­nun­cian por des­pe­cho, me ven co­mo un su­per­hé­roe”, de­cla­ró Co­lo­si­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.