CÓ­MO CON­TAR LA HIS­TO­RIA OFICIAL

La Nueva - - APLAUSOS - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Cuan­do es­ta­ban a pun­to de ser res­ca­ta­dos los 33 hom­bres que ha­bían que­da­do atra­pa­dos en una mi­na de Chile, en gru­po, se pu­sie­ron de acuer­do a fin de con­tar una so­la his­to­ria pa­ra evi­tar una gue­rra de ven­ta de de­re­chos don­de so­lo unos po­cos po­dían lle­gar a sa­lir ga­nan­do con la tra­ge­dia.

--¿Qué sa­bía so­bre los mi­ne­ros de Chile an­tes de fil­mar su his­to­ria en el ci­ne?

--Se­guí la his­to­ria des­de que se pro­du­jo el des­pren­di­mien­to. Al prin­ci­pio, ha­bía­mos es­cu­cha­do mu­chas otras his­to­rias pa­re­ci­das de Chi­na, Ru­sia y Es­pa­ña. Y la ver­dad es que las pro­ba­bi­li­da­des de vi­da, cuan­do ocu­rre al­go de es­te es­ti­lo, son muy re­mo­tas. Y la his­to­ria se con­vir­tió en el prin­ci­pio de un mi­la­gro cuan­do des­cu­brie- ron un pa­pe­li­to que de­cía: “Es­ta­mos bien en el re­fu­gio los 33”. Ahí es cuan­do to­do el mun­do se sor­pren­dió, con to­do el sus­pen­so de pen­sar si po­dían sa­car­los.

--¿Y con la fil­ma­ción se en­te­ró de otros pro­ble­mas que en aquel en­ton­ces no se die­ron a co­no­cer?

--Sí. La gen­te que hi­zo la cáp­su­la don­de los sa­can pa­ra la pe­lí­cu­la son los mis­mos que hi­cie­ron la real. Nos con- ta­ron los pro­ble­mas que exis­tían, por­que du­ran­te el res­ca­te, la mon­ta­ña se se­guía mo­vien­do.

"Fue un apren­di­za­je muy du­ro. El ca­so es que hay una gran re­fle­xión en el fil­me, so- bre lo frá­gi­les que po­de­mos ser los se­res hu­ma­nos en un mo­men­to de­ter­mi­na­do, lí­mi­te. Es una re­fle­xión so­bre

ARCHIVO LA NUE­VA.

La re­cor­da­da ima­gen de An­to­nio Ban­de­ras jun­to al mi­ne­ro Ma­rio Se­púl­ve­da, a quien en­car­na en la pan­ta­lla gran­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.