Re­cla­man ma­yor mon­to pa­ra las pe­nas por ac­ci­den­tes via­les

Da­niel Maz­za, pa­dre de una jo­ven fa­lle­ci­da en 2008, tras ser atro­pe­lla­da por un camión, mo­to­ri­za una cam­pa­ña en ese sen­ti­do. “Era una chi­ca fa­mi­li­era y tra­ba­ja­do­ra”, re­cor­dó.

La Nueva - - SOCIEDAD -

“Ma­ría Sol fue una víc­ti­ma de la grie­ta. Ella era una chi­ca fa­mi­li­era, es­tu­dian­te y tra­ba­ja­do­ra y del otro la­do to­do era tru­cho”.

El con­cep­to abar­ca­ti­vo de va­rios sec­to­res, en­tre los cua­les a la jus­ti­cia no la con­si­de­ró aje­na, per­te­ne­ce a Da­niel Maz­za, pa­dre de la jo­ven que el 12 de mar­zo de 2008, a las 8.30, cuan­do cir­cu­la­ba en bi­ci­cle­ta por ca­lle Char­lo­ne, en­tre Es­tom­ba y Vi­cen­te Ló­pez, fue aplas­ta­da por las rue­das del aco­pla­do ti­ra­do por un camión Mer­ce­des Benz que con­du­cía Ati­lio Os­val­do Gat­ti, al cumplirse hoy cin­co años de la revocatoria de la ab­so­lu­ción dic­ta­da en pri­me­ra ins­tan­cia en fa­vor del ca­mio­ne­ro.

Da­niel Maz­za to­mó esa sim­bó­li­ca fe­cha pa­ra reac­ti­var una cam­pa­ña que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo agra­var los mon­tos de las pe­nas por los de­li­tos via­les, que des­de el 28 de no­viem­bre de 2013 im­po­nen de dos a cin­co años de pri­sión “por con­duc­ción im­pru­den­te, ne­gli­gen­te, inex­per­ta o an­ti­rre­gla­men­ta­ria de un vehícu­lo au­to­mo­tor cau­sa­re a otro la muer­te”.

Lue­go de la revocatoria dic­ta­da por los jue­ces Alfredo Her­nán Mo­nes Ruiz y Emir Ro­drí­guez, in­te­gran­tes de la sa­la II de la Cá­ma­ra de Ape­la­ción y Ga­ran­tías en lo Pe­nal, al con­si­de­rar que la jue­za Ma­ría Lau­ra Pin­to de Al­mei­da Cas­tro no efec­tuó una “va­lo­ra­cion ra­zo­na­ble” de los ele­men­tos apor­ta­dos en la cau­sa.

Cuan­do la cau­sa le fue de­vuel­ta, la jue­za de pri­me­ra ins­tan­cia se in­hi­bió y en otro juz­ga­do, el 17 de julio de 2011, el con­duc­tor del camión ter­mi­nó sien­do con­de­na­do a dos años de pri­sión en sus­pen­so y a cin­co años de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra con­du­cir, por el de­li­to de ho­mi­ci­dio cul­po­so agra­va­do.

Maz­za, cons­cien­te que nin­gu­na con­de­na po­drá mi­ti­gar el tre­men­do do­lor pro­du­ci­do por la pér­di­da de su hi­ja de die­ci­nue­ve años de edad, re­cla­ma ma­yor ri­gor pa­ra juz­gar lo que con­si­de­ra com­por­ta­mien­tos im­pru­den­tes en la con­duc­ción de vehícu­los.

El hombre ase­gu­ra ha­ber man­te­ni­do con­tac­to con le­gis­la­do­res y otros di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, ade­más de re­unir­se con fa­mi­lia­res de víc­ti- Si­tua­ción. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud es­ti­ma que los ac­ci­den­tes de trán­si­to son la octava cau­sa de muer­te en el mun­do, y la pri­me­ra en el seg­men­to de 15 a 29 años. Se­gún la aso­cia­ción ci­vil Lu­che­mos por la Vi­da, en 2015 en la Ar­gen­ti­na fa­lle­cie­ron 7.472 per­so­nas en si­nies­tros via­les. Con­tac­to. Quie­nes coin­ci­dan con la in­quie­tud y deseen su­mar­se al re­cla­mo de Da­niel Maz­za pue­den co­mu­ni­car­se con el co­rreo elec­tró­ni­co da­niel­maz­bahía@hot­mail.com, su cuen­ta en fa­ce­book o al te­lé­fono 2914228024. mas en ac­ci­den­tes via­les, y pre­ten­de mo­to­ri­zar una cam­pa­ña en el sen­ti­do apun­ta­do, que no es otro que adop­tar ma­yor ri­gu­ro­si­dad en la san­ción de los he­chos y su­pe­rior con­trol en las ha­bi­li­ta­cio­nes pa­ra con­du­cir vehícu­los.

En ese pun­to, Maz­za re­cor­dó el 17 de sep­tiem­bre de 2004, po­cos mi­nu­tos des­pués de las 10, en la in­ter­sec­ción de Bra­sil y Viey­tes, una mu­jer per­dió la vi­da de ma­ne­ra ca­si ins­tan­tá­nea, al ser atro­pe­lla­do por el aco­pla­do de un camión de car­ga que con­du­cía el mis­mo Gat­ti. Co­men­tá es­ta crónica en la­nue­va.com

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

Da­niel Maz­za pre­ten­de que los res­pon­sa­bles de ac­ci­den­tes fa­ta­les me­rez­can un sen­ten­cia con­de­na­to­ria ma­yor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.