Ro­bo en dos obras en cons­truc­ción

Se en­cuen­tran ubi­ca­das en el mis­mo sec­tor y los de­lin­cuen­tes sus­tra­je­ron he­rra­mien­tas por un va­lor apro­xi­ma­do a los 20 mil pe­sos. En una de ellas, lo ocu­rri­do pro­vo­có que se de­bie­ran sus­pen­der los tra­ba­jos.

La Nueva - - SEGURIDAD - EN CIPOLLETTI Y BA­ÑUE­LOS

Una mo­da­li­dad de­lic­ti­va que se reite­ra en el úl­ti­mo tiem­po en nues­tra ciu­dad es el ro­bo de he­rra­mien­tas y ma­te­ria­les de obras en cons­truc­ción.

En la vís­pe­ra los la­dro­nes gol­pea­ron en la zo­na del ba­rrio San­ta Mar­ga­ri­ta, don­de sus­tra­je­ron ele­men­tos por un va­lor apro­xi­ma­do a 20 mil pe­sos de dos edi­fi­ca­cio­nes con­ti­guas.

Los he­chos se pro­du­je­ron en los em­pren­di­mien­tos ubi­ca­dos en la in­ter­sec­ción de Cipolletti y Ba­ñue­los, a po­cos me­tros de la ave­ni­da Alem y la rotonda de la ru­ta 33.

Se­gún in­di­ca­ron res­pon­sa­bles, en uno de los lo­tes se pro­du­je­ron dos ro­bos en ape­nas 24 ho­ras y en el res­tan­te los obre­ros de­bie­ron sus­pen­der su tra­ba­jo co­mo con­se­cuen­cia de lo su­ce­di­do.

El in­ge­nie­ro ci­vil Hu­go Ca­ta­ni (59), quien se desem­pe­ña en la obra si­tua­da en Ba­ñue­los 2479, ma­ni­fes­tó que los la­dro­nes cor­ta­ron el can­da­do y pu­die­ron abrir la puer­ta del obra­dor a pe­sar de su “so­fis­ti­ca­do” me­ca­nis­mo.

Se­gún des­cri­bió, las pér­di­das eco­nó­mi­cos ron­da­rían los 15 mil pe­sos.

“Es­ta ma­ña­na, cuan­do lle­ga­mos a la obra, nos en­te­ra­mos de la ma­la no­ti­cia que ha­bían cor­ta­do el can­da­do, pe­ro de al­gu­na ma­ne­ra los la­dro­nes siem­pre se la re­bus­can pa­ra lo­grar su co­me­ti­do. Nos ro­ba­ron una hor­mi­go- ne­ra, alar­gues y he­rra­mien­tas de mano”, de­ta­lló.

“Aho­ra es­ta­mos mi­ran­do pa­ra sa­ber si nos ro­ba­ron al­go más, pe­ro se­gu­ro que se lle­va­ron otras co­sas. La­men­ta­ble­men­te es­tos ti­pos de ro­bos en obras se re­pi­ten y, aun­que es­ta zo­na pa­rez­ca se- gu­ra por­que hay mu­cha gen­te vi­vien­do, es tie­rra de na­die y hoy (por ayer) nos to­có a no­so­tros”.

Sos­tu­vo que “lo más im­por­tan­te es que no po­de­mos se­guir tra­ba­jan­do, por­que te­ne­mos que sa­lir a com­prar otra hor­mi­go­ne­ra. Jus­to te- nía­mos hor­mi­gón pa­ra ti­rar, pe­ro es­to nos va a frenar has­ta el lu­nes o mar­tes. Ese ti­po de má­qui­na cues­ta en­tre 5.000 y 6.000 pe­sos”, con­ti­nuó di­cien­do el vo­ce­ro.

A pe­sar de “to­dos los re­cau­dos ne­ce­sa­rios” que los en­car­ga­dos de la obra to­man pa­ra pre­ve­nir he­chos de in­se­gu­ri­dad en el lu­gar, opi­nó que los de­lin­cuen­tes “co­no­cen bien” es­ta mo­da­li­dad de ro­bos.

“En la obra de acá al la­do les ro­ba­ron ayer (por el jue­ves) y hoy (en re­fe­ren­cia a la vís­pe­ra), y tam­bién nos to­có a no­so­tros. Va­mos a to­mar otros re­cau­dos, pe­ro real­men­te no sa­be­mos qué ha­cer, por­que no nos po­de­mos lle­var las he­rra­mien­tas y vol­ver­las a traer to­das las ma­ña­nas”, fi­na­li­zó Ca­ta­ni.

Se­gún re­la­tó Lucas Me­di­na (36), ca­pa­taz de la obra en cons­truc­ción si­tua­da en Cipolletti 551, don­de se le­van­ta­rán ocho de­par­ta­men­tos, los des­co­no­ci­dos, quie­nes se­rían los mis­mos au­to­res de la otra sus­trac­ción, abrie­ron el con­te­ne­dor por la fuer­za y se apo­de­ra­ron de dos amo­la­do­ras.

“Ayer (por el jue­ves) nos ro­ba­ron ca­bles, un par de za­pa­ti­llas que uno de los em­plea­dos se ol­vi­dó aden­tro del obra­dor, ali­ca­tes, te­na­zas, cin­ta pa­ra pa­sar ca­bles, cin­tas ais­la­do­ras, una mochila con una luz de emer­gen­cia y re­glas”, con­clu­yó.

RO­DRI­GO GAR­CÍA-LA NUE­VA.

Pe­ri­tos de la Po­li­cía Cien­tí­fi­ca con­cu­rrie­ron al lu­gar po­co des­pués que las víc­ti­mas des­cu­brie­ran lo su­ce­di­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.