Bagdad: más de un cen­te­nar de muer­tos en 2 ata­ques del EI

Un ca­mión fri­go­rí­fi­co lleno de ex­plo­si­vos es­ta­lló fren­te a una he­la­de­ría y ma­tó a al me­nos 125 per­so­nas. Ho­ras des­pués, otro co­che bom­ba ex­plo­tó en un se­gun­do mer­ca­do po­pu­lar.

La Nueva - - EL MUNDO - Agencia Télam Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Unas 130 per­so­nas mu­rie­ron ayer y más de 160 re­sul­ta­ron he­ri­das en dos aten­ta­dos en Bagdad y el más san­grien­to, reivin­di­ca­do por el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI), tu­vo co­mo ob­je­ti­vo un aba­rro­ta­do cen­tro co­mer­cial, jus­to cuan­do cien­tos de fa­mi­lias sa­lían a la ca­lle a la ma­dru­ga­da tras rom­per el ayuno dia­rio de Ra­ma­dán, el mes sa­gra­do del is­lam.

El aten­ta­do gol­peó la zo­na co­mer­cial de Al Ka­rra­da po­co des­pués de la me­dia­no­che, es­pe­cial­men­te la he­la­de­ría más po­pu­lar y an­ti­gua de la ca­pi­tal ira­quí, uno de los pun­tos más con­cu­rri­dos du­ran­te las ma­dru­ga­das del mes de Ra­ma­dán, cuan­do las ca­lu­ro­sas no­ches de ve­rano se con­vier­ten en el prin­ci­pal mo­men­to de so­cia­li­za­ción.

Se­gún fuen­tes po­li­cia­les y hos­pi­ta­la­rias, un ca­mión fri­go­rí­fi­co lleno de ex­plo­si­vos se es­ta­cio­nó fren­te a la he­la­de­ría y es­ta­lló, ma­tan­do al me­nos 125 per­so­nas mu­rie­ron, en­tre ellas va­rios ni­ños y mu­je­res, y unas 150 re­sul­ta­ron he­ri­das.

Po­cas ho­ras des­pués, un se­gun­do co­che bom­ba ex­plo­tó en un se­gun­do mer­ca­do po­pu­lar, en el ba­rrio de Shaab, en el no­res­te de Bagdad, otra zo­na de ma­yo­ría chii­ta, una de las tres co­mu­ni­da­des ét­ni­ca o re­li­gio­sas que com­po­nen el país y la que des­de la in­va­sión de Es­ta­dos Uni­dos en 2003 di­ri­ge el go­bierno na­cio­nal.

En ese se­gun­do aten­ta­do, que por aho­ra no fue reivin­di­ca­do por nin­gún gru­po, al me­nos 5 per­so­nas fa­lle­cie­ron y otras 16 re­sul­ta­ron he­ri­das, se­gún in­for­ma­ron fuen­tes po­li­cia­les que pi­die­ron man­te­ner­se anó­ni­mas, se­gún la ca­de­na de no­ti­cias Al Ja­zee­ra.

La ma­yo­ría de las víc­ti­mas de ayer fa­lle­cie­ron que­ma­das o so­fo­ca­das den­tro de un shop­ping y un cen­tro de en­tre­te­ni­mien­tos de va­rios pi­sos, el eje al­re­de­dor del cual gi­ra­ba esa zo­na co­mer­cial.

El enor­me edi­fi­cio que­dó en pie, pe­ro cal­ci­na­do ca­si por com­ple­to. Lo mis­mo su­ce­dió con los au­tos y to­do lo que es­ta­ba al­re­de­dor.

El aten­ta­do fue re­pu­dia­do por el go­bierno de EE.UU., la ONU, el gru­po is­la­mis­ta chii­ta li­ba­nés Hez­bo­llah, la Unión Eu­ro­pea y Ar­gen­ti­na, en­tre otros.

Cuan­do la po­li­cía re­cién em­pe­za­ba a re­co­lec­tar los cuer­pos de las víc­ti­mas que ha­bían que­da­do cal­ci­na­dos y des­pa­rra­ma­dos en el sue­lo, el EI reivin­di­có la au­to­ría del ata­que en un co­mu­ni­ca­do di­fun­dien­do por las re­des so­cia­les y por pá­gi­nas web vin­cu­la­dos a mi­li­cias ex­tre­mis­tas.

"Con el per­mi­so de Dios pro­se­gui­rán los ata­ques de los mu­yahi­di­nes con­tra los re­ne­ga­dos", ad­vir­tió el gru­po ra­di­cal.

El pri­mer mi­nis­tro Al Aba­di in­ten­tó tran­qui­li­zar a la po­bla­ción y pro­me­tió que "la vic­to­ria es­tá muy cer­ca". A cam­bio, recibió abu­cheos y gri­tos.

REUTERS

El edi­fi­cio que­dó en pie, pe­ro cal­ci­na­do ca­si por com­ple­to. Lo mis­mo su­ce­dió con los au­tos y lo que es­ta­ba al­re­de­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.