Re­gre­só de via­je y des­cu­brió que le sus­tra­je­ron ele­men­tos

Cel­so Iván Mar­tí­nez in­di­có que des­co­no­ci­dos in­gre­sa­ron en su de­par­ta­men­to y es­ca­pa­ron con dos te­le­vi­so­res, una no­te­book, una Pla­yS­ta­tion, una pis­to­la 9 mi­lí­me­tros y di­ne­ro.

La Nueva - - SEGURIDAD - AC­CE­DIE­RON POR UN BAL­CÓN Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

“Me ha­bía ido de via­je a Bue­nos Ai­res, cuan­do vol­ví, en­tré a mi ca­sa y me en­con­tré que no es­ta­ba el te­le­vi­sor de 42 pulgadas”.

In­dig­na­ción y bron­ca fue­ron las sen­sa­cio­nes que in­va­die­ron a Cel­so Iván Mar­tí­nez (33), cuan­do cons­ta­tó que de­lin­cuen­tes in­gre­sa­ron a su de­par­ta­men­to del edi­fi­cio ubi­ca­do en Hum­ber­to Pri­mo 376 y se apo­de­ra­ron de una im­por­tan­te can­ti­dad de ar­tícu­los elec­tró­ni­cos, di­ne­ro y un ar­ma de fue­go.

El dam­ni­fi­ca­do des­cri­bió que los in­di­vi­duos apro­ve­cha­ron sus cua­tro días de au­sen­cia pa­ra in­gre­sar por el bal­cón del in­mue­ble.

“Se subie­ron e in­gre­sa­ron por la ven­ta­na de la ha­bi­ta­ción. Yo me ha­bía ido el miér­co­les de via­je. Pe­ro, por lo vis­to, es la mis­ma mo­da­li­dad de ro­bos que ocu­rrie­ron en otro lu­ga­res de es­ta zo­na”, Nue­va. in­di­có a La

Ade­más de los te­le­vi­so­res, men­cio­nó el fal­tan­te de una no­te­book, una Pla­yS­ta­tion con tres joys­ticks, una pis­to­la 9 mi­lí­me­tros car­ga­da, 300 pe­sos y 200 eu­ros, ade­más de al­gu­nos dó­la­res y reales.

“La ver­dad es que lo que se lle­va­ron es mu­cho y a la vez no es na­da. Lo que más me due­le es la pis­to­la y la in­se­gu­ri­dad que sen­tís en tu pro­pia ca­sa des­pués de ver que en­tran tan fá­cil. Mi no­via no se quie­re que­dar so­la”, se­ña­ló.

Agre­gó que “no sé có­mo hi­cie­ron pa­ra en­trar en for­ma tan sen­ci­lla, pe­ro la ven­ta­na no es­ta­ba for­za­da. Me en­con­tré con la per­sia­na le­van­ta­da y las lu­ces apa­ga­das, co­mo yo las ha­bía de­ja­do. Tam­bién de­ja­ron el bal­cón abier­to. Por lo vis­to de­ben ha­ber te­ni­do mu­chí­si­mo tiem­po pa­ra es­tar aden­tro, lo ra­ro es que no re­vol­vie­ron ca­si na­da”.

Des­cri­bió tam­bién que los de­lin­cuen­tes “des­co­nec­ta­ron el te­le, no en­su­cia­ron na­da, bus­ca­ron lo que que­rían y na­da más”.

Di­jo que al­gu­nas per­so­nas co­no­ci­das su­frie­ron ilí­ci­tos ba­jo la mis­ma mo­da­li­dad.

“A un ami­go le ro­ba­ron con el mis­mo mé­to­do, in­gre­sa­ron por atrás, le le­van­ta­ron la per­sia­na y le lle­va­ron ca­si los mismos ele­men­tos”.

“En la me­sa de luz me ha­bía ol­vi­da­do una ca­de­ni­ta de oro y no la to­ca­ron. Has­ta du­do si pren­die­ron la luz de la pie­za. Des­pués, re­vi­sa­ron so­la­men­te dos ca­jo­nes de la me­si­ta de luz y na­da más. Ha­bía más ele­men­tos elec­tró­ni­cos en la ca­sa, pe­ro por lo vis­to ya sa­bían a dón­de ve­nían. Tam­po­co se lle­va­ron las tarjetas de cré­di­to”.

Mar­tí­nez se­ña­ló que es la pri­me­ra vez que le ro­ban y que por se­gu­ri­dad no de­ja na­da de va­lor en su de­par­ta­men­to.

“El lu­nes (por hoy) pien­so ir a com­prar otra pis­to­la pa­ra dor­mir­tran­qui­lo.La­ver­dad­que­mi no­via se asus­tó mu­cho”.

Fi­nal­men­te di­jo que “ha­ce unos ocho me­ses le ro­ba­ron a una ve­ci­na de en­fren­te y yo me cru­cé al pi­be que hi­zo de cam­pa­na afue­ra del de­par­ta­men­to mío, pe­ro sin ima­gi­nar­me que era un la­drón. De to­dos mo­dos, ul­ti­ma­men­te ro­ban en to­dos la­dos”.

La víc­ti­ma men­cio­nó que rea­li­za­rá la de­nun­cia en la sec­cio­nal Se­gun­da y acu­di­rá al RENAR pa­ra in­for­mar lo ocu­rri­do con el ar­ma de fue­go

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

El due­ño del lu­gar des­cri­bió que los in­di­vi­duos "bus­ca­ron lo que que­rían y na­da más".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.