Vi­lla­rruel no só­lo le da­rá una mano: “Vi­ne a Olim­po ga­nar al­go”

Has­ta aho­ra es el úni­co re­fuer­zo con más de 100 pre­sen­cias en pri­me­ra di­vi­sión. Vie­ne de Hu­ra­cán, y bien acon­se­ja­do por tres exau­ri­ne­gros: Man­ci­ne­lli, Mi­ra­lles y “Pe­lo” Do­mín­guez.

La Nueva - - FÚTBOL - Ser­gio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

Los 132 par­ti­dos ofi­cia­les en Pri­me­ra di­vi­sión, ha­ber sa­li­do cam­peón de la Co­pa Ar­gen­ti­na (tem­po­ra­da 2013-2014) y de la Su­per­co­pa 2014 con Hu­ra­cán, y ser un vo­lan­te que se pue­de adap­tar a cual­quier po­si­ción del me­dio­cam­po, ava­lan los co­men­ta­rios de los hin­chas de Olim­po en las re­des so­cia­les.

Es cier­to, Lu­ca­sVi­lla­rruel es el re­fuer­zo distinguido y con ma­yor ex­pe­rien­cia de los seis que, has­ta aho­ra, su­mó el plan­tel au­ri­ne­gro, que hoy es­tá cum­plien­do una semana de pre­tem­po­ra­da en Sie­rra de la Ven­ta­na.

Lu­cas, de 25 años y sur­gi­do de las in­fe­rio­res del "Glo­bi­to" de Par­que Pa­tri­cios, con­tó por­qué eli­gió Olim­po cuan­do otros equi­pos del fút­bol ar­gen­tino tam­bién le ha­bían he­cho lle­gar sus pro­pues­tas pa­ra con­tra­tar­lo.

"Olim­po fue el que más se in­tere­só en mi, por eso lle­ga­mos a un acuer­do en la se­gun­da o ter­ce­ra vez que ha­bla­mos", sos­tu­vo el vo­lan­te, quien se in­cor­po­ró al club bahien­se a prés­ta­mo por un año y con op­ción de com­pra.

--¿Fue sen­ci­lla o tráu­má­ti­ca tu sa­li­da de Hu­ra­cán?

--Só­lo hu­bo una tra­ba por el prés­ta­mo, creo que por lo que pe­día uno y lo que da­ba el otro, pe­ro con el DT (Eduar­do Do­mín­guez) to­do más que bien. Ha­blé con él y le ma­ni­fes­té que te­nía ga­nas de ir­me, que que­ría te­ner con­ti­nui­dad y mi­nu­tos. Me en­ten­dió, y cuan­do se en­te­ró de mi pa­se a Olim­po, me di­jo que ha­bía ele­gi­do bien. --Cla­ro, por­que Eduar­do es ex ju­ga­dor de Olim­po y acá le fue muy bien. Aun­que en el úl­ti­mo se­mes­tre com­par­tis­te plan­tel con otros dos ex au­ri­ne­gros: Fe­de Man­ci­ne­lli y Eze­quiel Mi­ra­lles.

--¡Uhhh! Per­so­na­jes los tres. La ver­dad, me di­je­ron que ven­ga tran­qui­lo, que si ha­go las co­mo lo de­bo ha­cer voy a ju­gar, que Olim­po es un club pa­ra sen­tir­se có­mo­do y a gus­to.

"Quie­ro ha­cer un buen tor­neo, po­der sen­tir que le es­toy dan­do al­go de lo mío al gru­po y al club".

--Só­lo lle­vás unos días jun­to a tus nue­vos com­pa­ñe­ros. ¿Con que cla­se de plan­tel te en­con­tras­te?

--Veo que Olim­po es­tá su­man­do ju­ga­do­res jovenes y con un ham­bre te­rri­ble. Nos te­ne­mos que con­ta­giar to­dos de lo mis­mo: ga­nas, sa­cri­fi­cio y vo­lun­tad. En Hu­ra­cán me to­có ga­nar tor­neos im­por­tan­tes y ju­gar par­ti­dos de­fi­ni­to­rios, y vi­ne a Olim­po a ga­nar al­go. Sal­var­nos del des­cen­so es la prio­ri­dad, pe­ro se es­tá ar­man­do un plan­tel con pre­ten­sio­nes y no es­tá mal que nos en­tu­sias­me­mos con una cam­pa­ña de mu­chos pun­tos.

--Es la pri­me­ra vez que de­jás Hu­ra­cán. An­tes de acep­tar la pro­pues­ta olim­pien­se, ¿Bahía es­ta­ba cer­ca o le­jos?

--El "Pe­la­do" Man­ci­ne­lli vi­ve ha­blan­do de Bahía, así que al­go sa­bía. Por eso no me cos­tó to­mar la de­ci­sión; al me­nos sé que ele­gí un lu­gar don­de el hin­cha es tan fa­ná­ti­co co­mo en otros la­dos, pe­ro no se des­ubi­ca, no mo­les­ta ni cau­sa pro­ble­mas.

--Si lla­mo a Man­ci­ne­lli y le pre­gun­tó con qué te car­ga­ban, ¿qué me pue­de de­cir?

--No lo lla­més...(ri­sas). Era uno de los que me vol­vía lo­co con mi pe­ra, que la te­nía más ade­lan­te de la ca­ra y no sé que otras b... más. Ten­go asu­mi­do que me j..., pe­ro co­mo yo no me que­do ca­lla­do, me la ban­co.

PA­BLO PRESTI-.LA NUE­VA.

"Ho­la, qué tal". Vi­lla­rruel lle­gó al ho­tel Pro­vin­cial de Sie­rra de la Ven­ta­na y en su pri­mer al­muer­zo sa­lu­da a Man­si­lla y Sills.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.