La an­te­sa­la del 9 de Ju­lio, en una ve­la­da pa­trió­ti­ca

Una fa­mi­lia lo­cal tu­vo la idea de ar­mar una pos­tal de épo­ca, con ves­ti­men­tas, bai­les y co­mi­das tí­pi­cas que re­crea­ron aque­llas ho­ras de 1816.

La Nueva - - PORTADA - Wal­ter Gu­lla­ci wgu­lla­ci@la­nue­va.com

Con Sonia emu­lan­do a la Pa­tria vi­va, y su be­ba Ada co­mo si­nó­ni­mo del fu­tu­ro que nos in­vi­ta a creer, en la ca­sa de los Fun­ke, ca­si me­dio cen­te­nar de bahien­ses aguar­da­ron el arri­bo de la fe­cha pa­tria, del Bi­cen­te­na­rio. Hu­bo bai­les y co­mi­das tí­pi­cas, con ves­ti­men­tas de la épo­ca. Pe­ro, so­bre to­do, un sen­ti­do de la ar­gen­ti­ni­dad que se hi­zo car­ne en to­dos.

La idea pa­sa­ba por re­crear una no­che car­ga­da de ar­gen­ti­nis­mo, a pu­ro bai­le, al rit­mo del ga­to, la ran­che­ra y el pe­ri­cón. Con ves­ti­men­tas de épo­ca y sa­bo­rean­do co­mi­das tí­pi­cas, cla­ro.

Así, la fa­mi­lia Jon­ke en­ga­la­nó su ca­sa, ubi­ca­da en Bos­que Alto, con una an­fi­trio­na es­pe­cial: Ma­ría An­gé­li­ca San­ta­ma­ría, una mu­jer que sa­be muy bien lo que es vi­vir por el pró­ji­mo. De he­cho, es la sen­si­ble pre­si­den­ta del gru­po AL­MA (Aso­cia­ción de Lu­cha con­tra el Mal de Alz­hei­mer en Bahía Blan­ca).

Co­mo ha­ce 200 años, en la ca­sa de do­ña Fran­cis­ca Ba­zán de La­gu­na, cuan­do 33 dipu­tados re­nun­cia­ron a to­da do­mi­na­ción ex­tran­je­ra y de­cla­ra­ron la In­de­pen­den­cia.

En un cli­ma de con­cor­dia y fer­vor pa­trió­ti­co, al­re­de­dor de 50 bahien­ses pa­re­cían apos­tar a que los fes­te­jos de­jen pa­so a un nue­vo tiem­po de re­cons­truc­ción y fra­ter­ni­dad, qui­zás iné­di­tos en los años re­cien­tes.

"So­mos fa­mi­lia, ami­gos, gen­te que aún sue­ña con un país me­jor", se­ña­la­ba Al­do Las­pa­da, no sin an­tes ad­ver­tir, or­gu­llo­so, que se tra­ta­ba del pa­dre de Mau­ro.

Pe­ro más allá de re­crear el pa­sa­do glo­rio­so, to­dos en­fo­ca­ban el fu­tu­ro, Ese que de­be asen­tar­se de una bue­na vez, y por siem­pre, en el ejem­plo de aque­llos inol­vi­da­bles hom­bres de Tu­cu­mán.

Y que bien sin­te­ti­zó Sonia, si­mu­lan­do a la Pa­tria, con su be­ba Ada, de tres me­ses, en bra­zos..

Ya en la me­dia­no­che, to­dos, allí, en­to­na­ron las es­tro­fas del Himno Na­cio­nal.

Y en­tre abra­zos, be­sos y bue­nos au­gu­rios en ce­les­te y blan­co, el arri­bo del Bi­cen­te­na­rio se hi­zo reali­dad.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA

Una pos­tal bahien­se que bien podría tras­la­dar­se a Tu­cu­mán, 200 años atrás...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.