¿Por qué el trigo es­tá en la fo­to en la que to­dos quie­ren sa­lir?

La siem­bra, que ya em­pe­zó en el SOB, pre­vé una suba de más del 20%. Cla­ves del cul­ti­vo que se di­fe­ren­ció en ba­se a ca­li­dad y que hoy pre­ten­de re­cu­pe­rar el es­ta­tus.

La Nueva - - ECONOMÍA - Grue­da@la­nue­va.com

MÁS PA­QUE­TES TEC­NO­LÓ­GI­COS Guillermo D. Rue­da “Las ex­pec­ta­ti­vas han cam­bia­do fa­vo­ra­ble­men­te. Se es­pe­ra que la ten­den­cia se re­vier­ta y que co­mien­ce un nue­vo ci­clo de cre­ci­mien­to pro­duc­ti­vo que lle­ve, a la re­gión, las to­ne­la­das pro­du­ci­das his­tó­ri­ca­men­te para re­cu­pe­rar el si­tial de re­fe­ren­te re­gio­nal en trigo de ca­li­dad”.

Es­ta es la ex­pli­ca­ción que ofre­ció el eco­no­mis­ta Ma­riano D'Amo­re, del Cen­tro Re­gio­nal de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos de Bahía Blan­ca, res­pec­to del cam­bio de áni­mo que pro­vo­ca, has­ta el mo­men­to, que la siem­bra de trigo en el sud­oes­te bo­nae­ren­se ha­ya au­men­ta­do en su­per­fi­cie en po­co más del 20%.

“Por sus con­di­cio­nes agro­cli­má­ti­cas, tam­bién es cier­to de que no exis­ten mu­chas al­ter­na­ti­vas de pro­duc­ción en es­ta re­gión”, ma­ni­fes­tó a

Nue­va.. La

D'Amo­re co­men­tó que se es­pe­ra que la in­ver­sión en tec­no­lo­gía apli­ca­da sea su­pe­rior, lo que ele­va­ría el ren­di­mien­to me­dio, que ha si­do una de las cues­tio­nes de ma­yor de­ba­te en los úl­ti­mos años.

“La idea es que ha­ya una co­rrec­ción de pro­teí­na, por­que ve­ni­mos de tri­gos con ba­ja fer­ti­li­za­ción y, por en­de, de ba­ja pro­teí­na. ¿Por qué su­ce­dió es­to? Muy sim­ple: los cos­tos no le ce­rra­ban al pro­duc­tor”, di­jo.

“Hoy, la re­la­ción in­su­mo­pro­duc­to es fa­vo­ra­ble e in­cen­ti­va la apli­ca­ción de fer­ti­li­zan­tes. Es­to, sin du­das, re­dun­da­rá en tri­gos de me­jor ca­li­dad y, por en­de, en pri­mas de pre­cios su­pe­rio­res a los tri­gos de con­di­cio­nes es­tán­dar”, ma­ni­fes­tó el eco­no­mis­ta del CREEBBA.

“Es­te re­no­va­do pro­ce­so se ha da­do por las me­di­das im­ple­men­ta­das por la nue­va ad­mi­nis­tra­ción. A par­tir de en­ton­ces se pro­du­jo un au­men­to im­por­tan­te en el pre­cio del grano res­pec­to de las úl­ti­mas cam­pa­ñas, re­pre­sen­tan­do el prin­ci­pal ele­men­to que hi­zo po­si­ble una me­jo­ra en los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos para la ac­ti­vi­dad”, ex­pli­có.

Tam­bién di­jo que el au­men­to no­mi­nal, en pe­sos, del cos­to di­rec­to de la pre­sen­te cam­pa­ña en re­la­ción a la úl­ti­ma de 2015/2016, ron­da el 50%, mien­tras que el pre­cio tu­vo un in­cre­men­to Fu­tu­ras cam­pa­ñas Ta­sas de in­te­rés. “El sec­tor tri­gue­ro su­fre, en la ac­tua­li­dad, una res­tric­ción de fi­nan­cia­mien­to que, en un es­ce­na­rio de me­no­res ta­sas de in­te­rés, podría re­per­cu­tir fa­vo­ra­ble­men­te so­bre la in­ten­ción de siem­bra de las pró­xi­mas cam­pa­ñas”, sos­tu­vo Ma­riano D'Amo­re (fo­to). Nor­ma­li­za­ción. "Para la re­gión del sud­oes­te bo­nae­ren­se, es­ta nor­ma­li­za­ción de la macroeconomía de los pri­me­ros me­ses evi­den­cia­ría un im­pac­to po­si­ti­vo, da­da la im­por­tan­cia de la ac­ti­vi­dad agrí­co­la de la eco­no­mía zo­nal", ex­pli­có el ana­lis­ta del CREEBBA. del 100% me­di­do en pe­sos co­rrien­tes.

“Es­to mo­ti­vó que el rin­de de in­di­fe­ren­cia para el cul­ti­vo se re­du­je­ra de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble”, sos­tu­vo.

“Es­ta me­jo­ra en el pre­cio in­terno del grano pro­vo­có que el trigo ten­ga una in­ten­ción de siem­bra sus­tan­cial­men­te ma­yor y es­te au­men­to se tra­du­ce en me­jo­res ex­pec­ta­ti­vas de pro­duc­ción a ni­vel re­gio­nal”, ad­mi­tió.

Margen bru­to

De acuer­do con un in­for­me ela­bo­ra­do por D'Amo­re para CREEBBA, exis­te un cam­bio sus­tan­cial de los nú­me­ros del trigo de la cam­pa­ña 2015/2016 res­pec­to de la ac­tual cam­pa­ña.

“El margen bru­to es­pe­ra­do en con­di­cio­nes pro­duc­ti­vas nor­ma­les se­rá po­si­ti­vo y es­to tor­na en atrac­ti­va la in­ver­sión des­pués de va­rios años en que se ha­bía con­traí­do en for­ma con­si­de­ra­ble”, co­men­tó.

“En los ca­sos ex­tre­mos de pro­duc­ción in­fe­rior y pro­duc­ción su­pe­rior ha pa­sa­do de --830 pe­sos a 2.000 pe­sos (por hec­tá­rea), en el margen bru­to en­tre am­bas cam­pa­ñas”, de­ta­lló.

Asi­mis­mo, in­di­có que, en ca­so de al­can­zar­se pro­duc­cio­nes cer­ca­nas a los 2.500 ki­los por hec­tá­rea, el margen es­pe­ra­do se­rá po­si­ti­vo.

“De es­ta ma­ne­ra se pon­drá en una si­tua­ción fa­vo­ra­ble a un cul­ti­vo que fue cas­ti­ga­do, en tér­mi­nos de po­lí­ti­ca agro­pe­cua­ria, du­ran­te los úl­ti­mos 10 años”, di­jo.

E in­sis­tió: “Para la eco­no­mía re­gio­nal es­ta es una ex­ce­len­te no­ti­cia da­das las li­mi­ta­cio­nes pro­duc­ti­vas que la ca­rac­te­ri­zan”.

D'Amo­re co­men­tó que tam­bién con­tri­bu­ye que, a ni­vel re­gio­nal, los fac­to­res cli­má­ti­cos que tan­to han con­di­cio­na­do al sud­oes­te bo­nae­ren­se, no pa­re­cie­ran pro­vo­car efec­tos ne­ga­ti­vos en la pre­sen­te cam­pa­ña, por lo que las ex­pec­ta­ti­vas si­guen fir­mes res­pec­to de una bue­na co­se­cha.

“Tam­bién hay que re­sal­tar que, en un con­tex­to fa­vo­ra­ble para el mer­ca­do de los gra­nos a ni­vel in­ter­na­cio­nal, co­mo el ac­tual, el re­sul­ta­do aún podría ser su­pe­rior, da­do que en el mar­co ac­tual no exis­ten res­tric­cio­nes que per­mi­tan tras­la­dar el va­lor

Quien ha de­ci­di­do sem­brar trigo en la pre­sen­te cam­pa­ña se po­si­cio­na en un con­tex­to dia­me­tral­men­te opues­to res­pec­to a la an­te­rior de 2015/2016.

in­ter­na­cio­nal al mer­ca­do in­terno, tal co­mo su­ce­dió en los úl­ti­mos años”, con­clu­yó.

Otro al­ter­na­ti­va que ma­ne­ja la pro­duc­ción es que se es­tá sem­bran­do con un ti­po de cam­bio y el trigo se co­se­cha­rá y se co­mer­cia­li­za­rá con uno di­fe­ren­te. Al­gu­nos ana­lis­tas pre­su­men que és­te úl­ti­mo se­rá su­pe­rior al dó­lar de ma­yo/ju­nio.

D'Amo­re alu­dió, asi­mis­mo, a cier­tos re­pa­ros res­pec­to de la evo­lu­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca en re­la­ción a la pro-

Los rin­des de in­di­fe­ren­cia ba­ja­rán sen­si­ble­men­te y ciu­da­des de la re­gión se ve­rán be­ne­fi­cia­das a tra­vés de to­dos los bie­nes y ser­vi­cios aso­cia­dos a la ca­de­na de va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.