Ca­si no hay mé­di­cos que es­tén in­tere­sa­dos en cum­plir con las guar­dias

Se tra­ta de una ta­rea de al­ta ex­po­si­ción y so­bre­car­ga. A la vez, es un ser­vi­cio ex­tre­ma­da­men­te ne­ce­sa­rio.

La Nueva - - PORTADA - Ce­ci­lia Co­rra­det­ti cco­rra­det­ti@la­nue­va.com

La guar­dia del Hos­pi­tal Penna, prin­ci­pal cen­tro de aten­ción de una vas­ta re­gión, su­fre se­rios pro­ble­mas para con­se­guir mé­di­cos in­tere­sa­dos en cum­plir guar­dias de 24 ho­ras. Es­te dé­fi­cit se da pe­se a los re­cien­tes nom­bra­mien­tos de es­pe­cia­lis­tas y re­si­den­tes.

La doctora Gra­cie­la Ro­drí­guez, je­fa del ser­vi­cio de emer­gen­cias, di­jo que en ese área so­lo se desem­pe­ñan dos clí­ni­cos y dos pe­dia­tras, una ci­fra in­su­fi­cien­te tra­tán­do­se de un sec­tor tan sen­si­ble y con una de­man­da cre­cien­te.

“El pro­ble­ma del re­cur­so hu­mano no se so­lu­cio­na. Es­to no es un pro­ble­ma que nos afec­ta úni­ca­men­te a no­so­tros sino que su­ce­de en to­da la Pro­vin­cia y el país”, re­mar­có.

“Los re­si­den­tes no es­tán dis­pues­tos a rea­li­zar guar­dias y es­to ge­ne­ra que los pro­fe­sio­na­les con los que con­ta­mos su­fran una so­bre­car­ga ló­gi­ca y, ade­más, in­di­rec­ta­men­te el sis­te­ma su­fre por­que no hay re­em­pla­zos en épo­ca de va­ca­cio­nes”, sos­tu­vo.

En es­te con­tex­to, di­jo Ro­drí­guez que du­ran­te el fin de se­ma­na ape­nas se cuen­ta con un pe­dia­tra y que no al­can­za para cu­brir las ne­ce­si­da­des.

“Du­ran­te mu­cho tiem­po no se pa­ga­ban, aho­ra sí se pa­gan pe­ro no hay in­tere­sa­dos. Los jó­ve­nes no es­tán dis­pues­tos a pa­de­cer lo que una guar­dia re­quie­re”, ex­pre­só.

El 1 de ju­nio, des­pués de tres me­ses de ha­ber asu­mi­do en un mo­men­to muy crí­ti­co para el hos­pi­tal pro­vin­cial más im­por­tan­te y con más de­ri­va­cio­nes de la re­gión, el equi­po di­rec­ti­vo del Penna anun­ció la in­cor­po­ra­ción de 52 nue­vos pro­fe­sio­na­les para in­te­grar el plan­tel.

De esa ci­fra, 17 son re­si­den­tes y 35 per­te­ne­cen a áreas crí­ti­cas, co­mo gi­ne­co­lo­gía y obs­te­tri­cia, pe­dia­tría, clí­ni­ca mé­di­ca y qui­rúr­gi­ca, te­ra­pia in­ten­si­va, te­ra­pia in­ten­si­va in­fan­til y adul­tos, neo­na­to­lo­gía y equi­pos de tras­la­dos, en­tre ellos en­fer­me­ros, cho­fe­res y mé­di­cos.

Pe­ro lo cier­to es que, de es­ta ci­fra, na­die quie­re cum­plir guar­dias y ex­po­ner­se a una ta­rea de mu­cha so­bre­car­ga, po­co des­can­so, es­ca­sa re­mu­ne­ra­ción y jui­cios por ma­la pra­xis.

Ade­más, el Penna cuen­ta con otro in­gre­dien­te na­da agra­da­ble, re­la­cio­na­do con las per­ma­nen­tes ame­na­zas y agre­sio­nes que vi­ven los mé­di­cos fren­te a fa­mi­lia­res de pa­cien­tes.

Para los pró­xi­mos me­ses es­tá pre­vis­ta una se­rie de in­ver­sio­nes en ma­te­ria de in­fra­es­truc­tu­ra, otro de los his­tó­ri­cos re­cla­mos del per­so­nal del Penna. Por ejem­plo, en ve­rano no hay ai­re acon­di­cio­na­do.

Ade­más de po­co des­can­so, otro pro­ble­ma son las ame­na­zas que de­ben su­frir mu­chas ve­ces los pro­fe­sio­na­les por par­te de los fa­mi­lia­res de pa­cien­tes.

ARCHIVO LA NUE­VA.

La guar­dia del Penna, el hos­pi­tal pú­bli­co más con­cu­rri­do den­tro de una am­plia re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.