El ter­cer ataque con­tra ci­vi­les en me­nos de 10 días

La Nueva - - EN PRIMER PLANO -

El de ayer se tra­tó del ter­cer ataque con­tra ci­vi­les en Eu­ro­pa Oc­ci­den­tal en me­nos de diez días, des­pués del aten­ta­do con un ca­mión en Ni­za (sur de Fran­cia), el 14 de ju­lio, que dejó 84 muer­tos, y un ataque con un ha­cha en un tren en Ba­vie­ra, que se sal­dó con cin­co he­ri­dos.

El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Ba­rack Obama pro­me­tió a las au­to­ri­da­des ale­ma­nas “to­do el apo­yo que ne­ce­si­ten”, mien­tras que el je­fe de Es­ta­do francés, Fra­nçois Ho­llan­de, di­ri­gió un “men­sa­je per­so­nal de apo­yo” a la can­ci­ller ale­ma­na An­ge­la Mer­kel.

El pre­si­den­te ale­mán Joa­chim Gauck di­jo es­tar “ho­rro­ri­za­do” por el “ataque ase­sino” de Mú­nich, en un co­mu­ni­ca­do, ex­pre­san­do su so­li­da­ri­dad a las víc­ti­mas y a sus alle­ga­dos.

Por otra par­te, el pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk, afir­mó que “to­da Eu­ro­pa está con Mú­nich”.

A su vez, la po­li­cía des­min­tió que se hu­bie­ra pro­du­ci­do un se­gun­do ti­ro­teo en otro lu­gar del es­te de la ciu­dad, pe­se a que su­pues­tos tes­ti­gos di­je­ron ha­ber­lo pre­sen­cia­do.

“Es el pá­ni­co que hay en va­rios lu­ga­res de la ciu­dad”, ex­pli­có un por­ta­voz mu­ni­ci­pal.

Los he­chos se pro­du­je­ron cua­tro días des­pués de un ataque con un ha­cha per­pe­tra­do el lu­nes en Wurz­bur­go, cuan­do un so­li­ci­tan­te de asi­lo ata­có a los pa­sa­je­ros de un tren.

Cin­co per­so­nas re­sul­ta­ron he­ri­das, en con­cre­to cua­tro turistas chi­nos de Hong Kong en un tren y una tran­seún­te.

El gru­po yihadista Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) reivin­di­có es­te ataque, el pri­me­ro re­co­no­ci­do por es­ta or­ga­ni­za­ción en Ale­ma­nia.

El go­bierno ale­mán du­da, en cam­bio, de que el EI en­car­ga­ra el aten­ta­do.

El mi­nis­tro de In­te­rior, Tho­mas de Mai­ziè­re, ha­bía ad­ver­ti­do el pa­sa­do miér­co­les a sus con­ciu­da­da­nos de que Ale­ma­nia “se en­cuen­tra en el pun­to de mi­ra del te­rror in­ter­na­cio­nal”.

“La situación es se­ria, de­be­mos con­tar con que en Ale­ma­nia tam­bién se pre­pa­re pa­ra aten­ta­dos de pe­que­ños gru­pos o per­so­nas ra­di­ca­li­za­das”, se­ña­ló el mi­nis­tro.

A unos 500 ki­ló­me­tros de Mú­nich, el es­ta­do de Re­na­nia del Nor­te-Wes­fa­lia anun­ció que ha­bía ele­va­do sus medidas de se­gu­ri­dad con efec­to in­me­dia­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.