So­bre el Bi­cen­te­na­rio

La Nueva - - OPINIÓN -

LE­GA­DO. En 1816, el go­bierno de las Pro­vin­cias Uni­das es­ta­ba ro­dea­do de pe­li­gros. Los hom­bres del Con­gre­so com­pren­die­ron que pa­ra sal­var la cau­sa re­vo­lu­cio­na­ria de los pe­li­gros in­ter­nos y ex­ter­nos que pa­re­cían aho­gar­la, era ne­ce­sa­rio ha­cer una ex­plí­ci­ta y so­lem­ne de­cla­ra­ción de la in­de­pen­den­cia y así tem­plar el es­pí­ri­tu pú­bli­co. Y el 9 de Ju­lio de 1816 el Con­gre­so, reuni­do en la ca­sa al­qui­la­da a Do­na Fran­cis­ca Ba­zán de La­gu­na en Tu­cu­mán y an­te una gran pre­sen­cia de pú­bli­co, de­cla­ra la in­de­pen­den­cia del rey de Es­pa­ña, sus su­ce­so­res y me­tró­po­li. Pero do­ce días des­pués, en la se­sión del 21 de ju­lio, se mo­di­fi­ca el ac­ta. Di­cha mo­di­fi­ca­ción in­tro­du­jo la fra­se “y de to­da do­mi­na­ción ex­tran­je­ra, has­ta con la vi­da, ha­be­res y for­tu­na”. ¿Po­de­mos per­ma­ne­cer “light” an­te un le­ga­do co­mo és­te? No, de­mos gra­cias a ellos y a todos los gran­des de nues­tra his­to­ria, que tu­vie­ron un sue­ño en co­mún y cu­ya con­cre­ción es nues­tra: una Pa­tria gran­de, li­bre y so­be­ra­na. ¡Vi­va la Pa­tria!

Nancy Do­sio, por Rea­fir­ma­ción His­tó­ri­ca

AR­CHI­VO LA NUEVA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.