Ese pa­so preo­cu­pan­te des­de la pso­ria­sis ha­cia la ar­tri­tis

El diag­nós­ti­co pre­coz re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra en­ca­rar un tra­ta­mien­to ade­cua­do. El pro­ble­ma es que a ve­ces pa­san 10 años has­ta que ello ocu­rre, con con­se­cuen­cias muy com­pli­ca­das.

La Nueva - - SÁBADO -

RE­SUL­TA­DOS DE UNA EN­CUES­TA a ar­tri­tis pso­riá­si­ca (AP) es una en­fer­me­dad que afec­ta a cer­ca del 30 por cien­to de las per­so­nas con pso­ria­sis.

Si se tie­ne en cuen­ta que en nues­tro país hay al­re­de­dor de 800 mil ar­gen­ti­nos con pso­ria­sis, 240 mil tam­bién pre­sen­ta­rían ar­tri­tis pso­riá­si­ca, que es una con­di­ción in­fla­ma­to­ria, cró­ni­ca, de ori­gen au­to­in­mu­ne, do­lo­ro­sa y po­ten­cial­men­te dis­ca­pa­ci­tan­te.

Se­gún los re­sul­ta­dos de una en­cues­ta a ca­si 1000 ar­gen­ti­nos con pso­ria­sis y ar­tri­tis pso­riá­si­ca, 4 de ca­da 10 pa­cien­tes con AP vie­ron dis­mi­nui­da su ca­pa­ci­dad fí­si­ca.

Ade­más, só­lo el 24,5 por cien­to ac­ce­dió al diag­nós­ti­co an­tes de los seis me­ses des­de que apa­re­ció el pri­mer sín­to­ma, mien­tras que a 1 de ca­da 4 le to­mó más de 10 años lo­grar­lo.

Des­de la Aso­cia­ción Ci­vil Aep­so re­mar­can que es in­dis­pen­sa­ble mo­di­fi­car es­ta situación, da­do que la dis­ca­pa­ci­dad fí­si­ca que la en­fer­me­dad va oca­sio­nan­do es pro­gre­si­va e irre­ver­si­ble si no es tra­ta­da a tiem­po.

Es­tu­dios pre­vios ha­bían mos­tra­do ya que un re­tra­so bre­ve de seis me­ses des­de el mo­men­to en que apa­re­cen los sín­to­mas has­ta la pri­me­ra vi­si­ta al reuma­tó­lo­go pue­de de­ter­mi­nar da­ños irre­ver­si- bles en las ar­ti­cu­la­cio­nes y un pro­nós­ti­co des­fa­vo­ra­ble.

"Cuan­do un pa­cien­te con pso­ria­sis co­mien­za a te­ner do­lo­res de ma­nos, en ro­di­llas o a ni­vel ba­jo de la es­pal­da, de­be rea­li­zar una pron­ta con­sul­ta con el es­pe­cia­lis­ta reuma­tó­lo­go", ase­gu­ró el doctor Pa­blo Maid, mé­di­co reuma­tó­lo­go,

Ldi­rec­tor del Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes en En­fer­me­da­des Reu­má­ti­cas (CIER).

Pun­tua­li­zó que las aso­cia­cio­nes de pa­cien­tes cum­plen un rol fun­da­men­tal edu­can­do y di­fun­dien­do es­te ti­po de in­for­ma­ción pa­ra man­te­ner a los pa­cien­tes aler­tas an­te el me­nor sín­to­ma.

Sil­via Fer­nán­dez Ba­rrio, pre­si­den­te y fun­da­do­ra de Aep­so, sos­tu­vo que exis­te una ne­ce­si­dad ur­gen­te de ge­ne­rar más con­cien­cia y co­no­ci­mien­to ace­ra del im­pac- Un as­pec­to muy im­por­tan­te to de la ar­tri­tis pso­riá­si­ca en el pa­cien­te, ya que los re­sul­ta­dos de es­ta en­fer­me­dad, a lar­go pla­zo, pue­den ser gra­ves y de­ter­mi­nar el avan­ce de la en­fer­me­dad, au­men­tar la dis­ca­pa­ci­dad, la apa­ri­ción de co­mor­bi­li­da­des,

AR­CHI­VO LA NUEVA.

PA­RA SA­BER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.