La se­lec­ción de Pro­vin­cia fue ter­ce­ra en el Ar­gen­tino de Ma­yo­res.

El téc­ni­co de Pro­vin­cia en el Ar­gen­tino di­jo es­tar dis­pues­to a re­in­ser­tar­se a ni­vel na­cio­nal y, al res­pec­to, plan­teó el de­ba­te con sus co­le­gas de la ciu­dad.

La Nueva - - DEPORTES - Fer­nan­do Ro­drí­guez fe­ro­dri­guez@la­nue­va.com

Sa­lir del ra­dio de la ciu­dad, abrir la ca­be­za, ver otra gen­te, ha­blar de di­fe­ren­tes reali­da­des y, por qué no, so­ñar con in­ser­tar­se en un ni­vel su­pe­rior al lo­cal de­ja co­mo ba­lan­ce po­si­ti­vo, más allá del ter­cer pues­to en el Ar­gen­tino, pa­ra el cuer­po téc­ni­co de Pro­vin­cia, con­for­ma­do por cua­tro bahien­ses.

El en­tre­na­dor prin­ci­pal, Pa­blo Co­lef­fi, di­ri­gió por úl­ti­ma vez en la Li­ga a Bahía Bas­ket la tem­po­ra­da 201213. Su nom­bre so­nó por En­tre Ríos.

-¿Te lla­ma­ron de Echa­güe pa­ra di­ri­gir la Li­ga?

-No me lla­mó na­die, pe­ro me lo pre­gun­ta­ron va­rios acá (en San­ta Fe).

-¿Es­tás abier­to a la po­si­bi­li­dad?

-Sí pue­do, con mu­cho gus­to. Aun­que no a cual­quier cos­to y pre­cio. Acá com­par­tí con un staff de ni­vel de Li­ga Na­cio­nal. Quie­ro agra­de­cer al res­to del cuer­po téc­ni­co, por­que tra­ba­jó mu­cho más que yo: Ma­rio Erra­zu, An­drés Ian­na­mi­co y Li­san­dro De To­ma­si. Ellos tam­bién me­re­cen una opor­tu­ni­dad en otro ni­vel. -¿Te pa­re­ce que los téc­ni­cos de Bahía in­vo­lu­cra­dos en el ám­bi­to lo­cal es­tán dis­pues­tos a pro­bar en ni­ve­les su­pe­rio­res?

-Es un te­ma que lo he­mos ha­bla­do con ellos. Les di­je que tie­nen que es­tar pre­pa­ra­dos, por­que la opor­tu­ni­dad no lle­ga úni­ca­men­te por un re­sul­ta­do.

-Pre­pa­ra­dos en to­do sen­ti­do, por­que hay que es­tar dis­pues­to a ar­mar el bol­so y de­jar la ciu­dad, por ejem­plo. No es un te­ma me­nor.

-Pre­pa­ra­do pa­ra eso, pa­ra ha­blar in­glés, pa­ra vi­vir 10 me­ses afue­ra de la ciu­dad y de­más. En es­te ca­so, los tres tie­nen con­tex­tos fa­mi­lia­res di­fe­ren­tes. Pe­ro ellos me ma­ni­fes­ta­ron que les gus­ta­ría te­ner una opor­tu­ni­dad.

-¿El en­tre­na­dor lo­cal no se en­cie­rra en el “sub­mun­do” bahien­se?

-Lo que pa­sa que no tie­nen ac­ce­sos a es­tos tor­neos...

-Per­fec­to. Pe­ro en Bahía se jue­ga Li­ga, TNA y Fe­de­ral. Y no se ven mu­chos -por no de­cir ca­si nin­guno- en los partidos, en los en­tre­na­mien­tos...

-Es ver­dad. Es un te­ma que he­mos ha­bla­do con ellos. Li­chi (De To­ma­si) tie­ne mu­chí­si­mo in­te­rés y es­tá dis­pues­to a aga­rrar el bol­so e ir­se. Ob­via­men­te que es jo­ven y es­tá ha­cien­do sus pri­me­ras ex­pe­rien­cias; lo veo con fu­tu­ro pa­ra di­ri­gir. An­drés, aho­ra que vio to­do es­to, se mos­tró dis­pues­to, y Ma­rio ya co­no­ce de qué se tra­ta. Pe­ro coin­ci­do en que los en­tre­na­do­res bahien­ses no se preo­cu­pan con lle­gar a es­te ni­vel, al­gu­nos por­que no les in­tere­sa, es­tán bien di­ri­gien­do tres ca­te­go­rías y tie­nen su “kios­qui­to”, y otros por­que lo ven muy le­jano. Es un te­ma de de­ba­te. El en­tre­na­dor tie­ne que ana­li­zar si quie­re vi­vir de es­to o que to­mar­lo co­mo una se­gun­da en­tra­da. Hay con­tex­tos y reali­da­des di­fe­ren­tes.

-¿Con­si­de­rás que hay par­te de res­pon­sa­bi­li­dad de la di­ri­gen­cia en que los téc­ni­cos lo­ca­les no ten­gan más víncu­lo con ni­ve­les su­pe­rio­res?

-Es re­la­ti­vo. Oja­lá la ABB (Aso­cia­ción Bahien­se) le de un lu­gar al Cen­tro de En­tre­na­do­res pa­ra que ten­ga voz y y vo­to en las de­ci­sio­nes. Con­si­de­ro que se pue­de apor­tar mu­cho. Y, des­de ya, ela­bo­rar es­tra­te­gias con­jun­ta­men­te con los di­ri­gen­tes pa­ra que el es­ta­men­to del en­tre­na­dor sea ca­da vez me­jor.

ARCHIVO LA NUE­VA

Po­cha, des­ta­có a sus com­pa­ñe­ros en es­ta ex­pe­rien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.