Cre­ce la es­ta­dís­ti­ca por las cau­sas de vio­len­cia fa­mi­liar

Por los nú­me­ros al­can­za­dos has­ta es­te mes, se pre­su­me que los ca­sos de­nun­cia­dos en el co­rrien­te año en el Juz­ga­do de Paz se­rán su­pe­rio­res a los con­ta­bi­li­za­dos el año an­te­rior.

La Nueva - - PUNTA ALTA. - Na­ta­lia Mi­guel nmi­guel@la­nue­va.com

La es­ta­dís­ti­ca des­de prin­ci­pios de año has­ta el 11 de ju­lio mar­ca 622 ca­sos de vio­len­cia fa­mi­liar aten­di­dos en el Juz­ga­do de Paz de Co­ro­nel Ro­sa­les. La ten­den­cia, en es­te sen­ti­do, es que el número sea ma­yor al del año an­te­rior, don­de se asis­tie­ron en to­tal 1.089 cues­tio­nes.

“Si si­gue es­te ni­vel de cau­sas, va­mos a su­pe­rar lo que fue el año pa­sa­do en al me­nos un 20%”, con­si­de­ró el doc­tor Nor­ber­to Aré­va­lo.

De acuer­do a los da­tos pro­por­cio­na­dos por el or­ga­nis­mos en 2001 se con­ta­bi­li­zó só­lo una cau­sa y lue­go si­guió de es­ta ma­ne­ra: 2002, 6; 2003, 17; 2004, 21; 2005, 45; 2006, 91; 2007, 202; 2008, 245; 2009, 421; 2010, 425; 2011, 604; 2012, 756; 2013, 612; 2014, 861; 2015, 1089.

“La ma­yo­ría de las cau­sas son del mis­mo te­nor. Tu­vi­mos un su­ce­so de vio­len­cia es­co­lar, don­de hu­bo que dic­tar una me­di­da de prohi­bi­ción de un jo­ven a una chi­ca. Pe­ro so­bre to­do son te­mas reite­ra­ti­vos de vio­len­cia fa­mi­liar. La­men­ta­ble­men­te aún no se im­ple­men­tó de ma­ne­ra fuer­te el apo­yo asis­ten­cial, el tra­ta­mien­to pre­ven­ti­vo que se de­be apli­car co­mo he­rra­mien­ta útil pa­ra mi­ti­gar la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar”, di­jo Aré­va­lo.

In­di­có que más allá que la Jus­ti­cia me­dian­te los di­fe­ren­tes Juz­ga­dos de Paz de la Pro­vin­cia y los Tri­bu­na­les de Fa­mi­lia ten­gan que ex­pe­dir­se de ma­ne­ra rá­pi­da an­te una si­tua­ción de vio­len­cia y ha­cer que ce­se ese cua­dro, tam­bién tie­ne que es­tar acom­pa- ña­do a tra­vés de un me­ca­nis­mo que pro­vie­ne de otro po­der del Es­ta­do y que se re­fie­re a la pues­ta en mar­cha de to­dos los me­ca­nis­mos de con­cien­ti­za­ción, pre­ven­ti­vos y de edu­ca­ción en los ni­ve­les edu­ca­ti­vos, las or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les, en­tre otros. La Cor­te, me­dian­te una acor­da­da, ge­ne­ró lo que se lla­ma el Con­se­jo Con­sul­ti­vo de Vio­len­cia Fa­mi­liar y es­ta­ble­ció una es­pe­cie de pro­to­co­lo de ac­tua­ción, me­dian­te el cual las cá­ma­ras de­par­ta­men­ta­les nom­bran en ca­da dis­tri­to ju­di­cial de la Pro­vin­cia a los re­pre­sen­tan­tes pa­ra lle­var a ca­bo di­ver­sas reunio­nes. En el De­par­ta­men­to Ju­di­cial de la ci­dad de Bahía Blan­ca se nom­bró a la doc­to­ra Pa­tri­cia Ma­re­no­ni y al doc­tor Nor­ber­to Aré­va­lo. “El 4 de agos­to te­ne­mos que pre­sen­tar­nos en La Pla­ta y em­pe­za­rá a fun­cio­nar es­te Con­se­jo. A tra­vés de ca­da re­pre­sen­tan­te se es­tá ha­cien­do un re­le­va­mien­to so­bre las ne­ce­si­da­des del dis­tri­to pa­ra lue­go en­fo­car des­de la Cor­te la si­tua­ción, aten­der esas ne­ce­si­da­des y tra­tar de dar­les un apo­yo más a lo que es la res­pues­ta ju­di­cial al te­ma de la vio­len­cia fa­mi­liar".

AGEN­CIA PUN­TA AL­TA

Es in­ce­san­te el mo­vi­mien­to que a diario se re­gis­tra en la me­sa de en­tra­das del or­ga­nis­mo que des­de ha­ce po­co cuen­ta con su pro­pio lo­cal, en Pa­so al 600.

Doc­tor Nor­ber­to Aré­va­lo, juez de Paz en Co­ro­nel Ro­sa­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.