Au­tos pa­ra usos co­mu­ni­ta­rios

La Nueva - - OPINIÓN. -

A TRES años de san­cio­na­da la ley pro­vin­cial que ge­ne­ra he­rra­mien­tas con­cre­tas y pa­gos le­ga­les ade­cua­dos, el mu­ni­ci­pio es­tá cer­ca de li­be­rar los pri­me­ros 79 vehícu­los que, se­cues­tra­dos por dis­tin­tas in­frac­cio­nes de trán­si­to, lle­van va­rios años en el de­pó­si­to mu­ni­ci­pal sin ser re­cla­ma­dos por sus te­ne­do­res o ti­tu­la­res y sin con­tes­tar a las in­ti­ma­cio­nes co­rres­pon­dien­tes rea­li­za­das des­de el tri­bu­nal de fal­tas.

El de­pó­si­to mu­ni­ci­pal tie­ne unos dos mil vehícu­los que han su­pe­ra­do más de una dé­ca­da es­ta­cio­na­dos en el lu­gar.

SI BIEN res­ta cum­plir con va­rios trá­mi­tes y ac­cio­nes, se es­tá más cer­ca que nun­ca de sa­car ló­gi­co pro­ve­cho de es­tos vehícu­los que, en con­di­cio­nes me­cá­ni­cas ade­cua­das, se su­ma­rán al mu­ni­ci­pio pa­ra ser uti­li­za­dos en dis­tin­tas áreas, o que se­rán en­tre­ga­dos con al­gu­na fi­gu­ra par­ti­cu­lar a en­ti­da­des de bien pú­bli­co. EL DE­PÓ­SI­TO mu­ni­ci­pal -ubi­ca­do en ca­lle Un­diano 1100- tie­ne ac­tual­men­te unos dos mil vehícu­los “es­ta­bles”, que han su­pe­ra­do más de una dé­ca­da es­ta­cio­na­dos en el lu­gar, api­la­dos, mo­vi­dos de ma­ne­ra pe­rió­di­ca pa­ra ge­ne­rar es­pa­cio, y que con­vi­ven con otros 5 mil que se su­man a lo lar­go del año y que en ge­ne­ral ter­mi­nan sien­do re­ti­ra­dos por sus pro­pie­ta­rios. DES­DE SIEM­PRE ha si­do po­co me­nos que im­po­si­ble dis­po­ner de cual­quie­ra de esos au­tos, co­mo con­se­cuen­cia de com­ple­jas tra­bas bu­ro­crá­ti­cas y la exi­gen­cia de te­ner que tras­pa­sar­los a fis­ca­lía de la pro­vin­cia, que los re­cha­za­ba ar­gu­men­tan­do es­tar co­lap­sa­da su ca­pa­ci­dad. Ade­más, no hay ley que per­mi­ta dis­po­ner de ellos sin ex­po­ner­se a pos­te­rio­res consecuencias ju­di­cia­les. A PAR­TIR de es­ta de­ci­sión co­mu­nal de po­ner pun­to fi­nal al te­ma, se pro­ce­dió a re­vi­sar las pri­me­ras uni­da­des en con­di­cio­nes de ro­dar. Su­pe­ra­da la re­vi­sión me­cá­ni­ca, se im­ple­men­ta un con­jun­to de in­ti­ma­cio­nes e in­for­mes, de mo­do de po­der can­ce­lar la pro­pie­dad ori­gi­nal y lo­grar una nue­va do­cu­men­ta­ción a nom­bre del mu­ni­ci­pio. ES­TA ES una de las sa­li­das al com­ple­jo pro­ble­ma de te­ner es­ta enor­me can­ti­dad de co­ches. El Juz­ga­do de Fal­tas con­ti­nua­rá con la ta­rea de lim­pie­za y or­den con dos ac­cio­nes tam­bién con­tem­pla­das en la ley: com­pac­tar los vehícu­los en es­ta­do de de­te­rio­ro -que con­for­man un ries­go pa­ra el me­dio am­bien­te- y or­ga­ni­zar subas­tas pú­bli­cas pa­ra to­dos aque­llos que aún pue­den te­ner al­gún va­lor de mer­ca­do. TO­DO CON­FOR­MA una ac­ción que tie­ne vi­sos de ra­cio­na­li­dad y pro­li­ji­dad, pa­ra un te­ma que pa­re­cía es­tar con­de­na­do a sim­bo­li­zar una inope­ran­cia es­ta­tal que per­ju­di­ca­ba a to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.