Las ver­da­de­ras ra­zo­nes de la “per­se­cu­ción” a Cristina

La Nueva - - OPINIÓN. -

PERONISTAS. “Ser pe­ro­nis­ta en es­te país nun­ca fue fá­cil y nun­ca fue gra­tis”. Ex­pre­sa­do por Cristina Fer­nán­dez an­te las in­ves­ti­ga­cio­nes de la Jus­ti­cia, por sus pre­sun­tos ac­tos de co­rrup­ción en la fun­ción pú­bli­ca.

Su in­ten­ción es cla­ra: in­si­núa ser per­se­gui­da por su “con­di­ción de pe­ro­nis­ta”.

Hay mu­chos peronistas que tam­bién fue­ron y son fun­cio­na­rios pú­bli­cos a los que no se los per­si­gue, pe­ro ella sí es se­ña­la­da, co­mo otros de los co­la­bo­ra­do­res de su ges­tión, por “co­rrup­cio­nis­tas” .

La so­cie­dad sa­be con cre­ces, que nun­ca pa­ra los ar­gen­ti­nos fue "gra­tis" la ges­tión de peronistas des­ho­nes­tos. No es ne­ce­sa­rio acla­rar­lo, es­tá a la vis­ta. No es per­se­gui­da por "ser" pe­ro­nis­ta, se la in­ves­ti­ga co­mo po­si­ble co­rrup­ta, y si es res­pon­sa­ble de­be ir pre­sa, co­mo le su­ce­de­ría a to­da per­so­na ve­nal.

Emi­lio Zuc­ca­lá

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.