Ame­na­za­ron con ar­mas a una jo­ven pa­ra ro­bar di­ne­ro

El asal­to se pro­du­jo en un quios­co de Vi­lla Sol­da­ti. Los de­lin­cuen­tes se mo­vi­li­za­ban en dos mo­to­ci­cle­tas.

La Nueva - - SEGURIDAD. -

"ES­TA­BAN MUY BIEN VES­TI­DOS" La­dro­nes que si­mu­la­ron ser clien­tes y es­pe­ra­ron el mo­men­to in­di­ca­do pa­ra ac­tuar, asal­ta­ron ayer un quios­co ubi­ca­do en Vi­lla Sol­da­ti, don­de ame­na­za­ron a una jo­ven apo­yán­do­le ar­mas de fue­go en el es­tó­ma­go pa­ra que les en­tre­ga­ra la re­cau­da­ción.

El he­cho ocu­rrió al­re­de­dor de las 12.30, en el ne­go­cio ubi­ca­do en la in­ter­sec­ción de las ca­lles Cas­te­lar y Pun­ta Al­ta.

“En­tra­ron dos que es­ta­ban en dos mo­tos. Afue­ra que­dó otro co­mo ha­cien­do de cam­pa­na. Le pu­sie­ron los re­vól­ve­res en el es­tó­ma­go. No sé si ha­brían es­ta­do dro­ga­dos, por­que mi hi­ja me di­jo que te­nían los ojos muy sal­to­nes”, ex­pre­só San­dra Ba­les­tra, madre de Xi­me­na, quien es­ta­ba aten­dien­do el lo­cal al mo­men­to del ro­bo.

“Tam­bién me di­jo que es­ta­ban muy bien ves­ti­dos. Ade­más, la se­ño­ra de en­fren­te los vio y di­jo que te­nían has­ta za­pa­ti­llas ca­ras. Nun­ca se ima­gi­nó que eran la­dro­nes”, agre­gó.

Uno de los de­lin­cuen­tes to­mó del bra­zo a la jo­ven y tras atra­ve­sar el mos­tra­dor le exi­gió el di­ne­ro de la ca­ja.

“No la gol­pea­ron, pe­ro si la in­ti­mi­da­ron pa­ra que les en­tre­gue el efec­ti­vo. Lo que pa­sa es que du­ran­te la ma­ña­na no se ha­ce mu­cha pla­ta, por lo que so­la­men­te lo im­por­tan­te que te­nía­mos era el di­ne­ro pa­ra abo­nar el al­qui­ler de la fo­to­co­pia­do­ra”, con­tó Ba­les­tra.

“En la ca­ja ha­bía muy po­ca pla­ta y lo que te­nía­mos re­ser­va­do eran 1200 pe­sos. Sin­ce­ra­men­te, me­nos mal que es­ta­ba ese di­ne­ro, por­que sino no sé qué ha­bría ocu­rri­do. Co­mo no en­con­tra­ron más pla­ta co­men­za­ron a aga­rrar mer­ca­de­ría que ha­bía en uno de los mos­tra­do­res”, in­di­có.

La mu­jer co­men­tó tam­bién que los des­co­no­ci­dos in­gre-

Uno de los in­di­vi­duos per­ma­ne­ció fue­ra del ne­go­cio mien­tras sus cóm­pli­ces le apun­ta­ban a la dam­ni­fi­ca­da pa­ra apo­de­rar­se del efec­ti­vo y mer­ca­de­ría.

sa­ron al ne­go­cio pi­dien­do ci­ga­rri­llos y “cuan­do vie­ron que ha­bía un sec­tor del mos­tra­dor abier­to apro­ve­cha­ron pa­ra aga­rrar­le el bra­zo y man­dar­se pa­ra atrás”.

“A mi hi­ja le lla­mó la aten­ción que le pre­gun­ta­ron de mal mo­do dón­de es­ta­ban los ci­ga­rri­llos”, si­guió di­cien­do.

Ba­les­tra se­ña­ló que abrió el lo­cal ha­ce ape­nas tres me­ses y que es el pri­mer epi­so­dio de in­se­gu­ri­dad que le to­ca su­frir en el lu­gar.

“An­te­rior­men­te te­nía uno en ca­lle Saa­ve­dra y allí nos ro­ba­ron dos ve­ces. Vi­ni­mos pa­ra acá y nos si­guen ro­ban­do. La di­fe­ren­cia es que es­ta vez mi hi­ja le vio las ar­mas a los de­lin­cuen­tes. Igual­men­te, siem­pre le di­go a ella que no se re­sis­ta. Si le lle­gan a ha­cer al­go me mue­ro”.

Con­tó lue­go que “a la ve­ci­na le lla­mó la aten­ción que hu­bie­ra tres per­so­nas sen­ta­das en los es­ca­lo­nes del in­gre­so al ne­go­cio. Ella vio to­do”.

Los de­lin­cuen­tes se tras­la­da­ban en una mo­to­ci­cle­ta de co­lor ro­jo y otra ne­gra.

“Por lo ge­ne­ral siem­pre nos pa­só de que los que en­tra­ron a ro­bar es­ta­ban bien ves­ti­dos”, agre­gó.

La mu­jer con­si­de­ró so­bre el fi­nal que “ha­cía bas­tan­te que no veía que ro­ba­ran quios­cos. Úl­ti­ma­men­te es­ta­ban más con las ca­sas, pe­ro in­se­gu­ri­dad hay en to­dos la­dos. Co­mo nun­ca nos ha­bía pa­sa­do en ca­lle Sa­ve­dra, vi­nie­ron en­se­gui­da des­de la fis­ca­lía de de­li­tos con ar­mas, la po­li­cía y la Cien­tí­fi­ca. Se lle­va­ron a mi hi­ja y la ve­ci­na pa­ra ob­ser­var las imá­ge­nes de las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad”.

FA­CUN­DO MO­RA­LES-LA NUE­VA.

Una ve­ci­na del sec­tor ha­bría ad­ver­ti­do la ma­nio­bra desa­rro­lla­da por los la­dro­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.