Cua­les son las fun­cio­nes prin­ci­pa­les de la glán­du­la

La Nueva - - SÁBADO. SALUD -

La fun­ción de las cé­lu­las fo­li­cu­la­res y de la glán­du­la ti­roi­dea es pro­du­cir, al­ma­ce­nar y li­be­rar en la san­gre hor­mo­nas ti­roi­deas, tam­bién co­no­ci­das co­mo T3 (tri­yo­do­ti­ro­ni­na) y T4 (ti­ro­xi­na),muy pa­re­ci­das en­tre ellas y cu­yo com­pues­to bá­si­co es la ti­ro­xi­na.

Es­tas hor­mo­nas son vi­ta­les ya que in­ter­vie­nen en el desa­rro­llo del sis­te­ma ner­vio­so y ade­más re­gu­lan el me­ta­bo­lis­mo, y por tan­to, el rit­mo al que el cuer­po que­ma ca­lo­rías pa­ra pro­du­cir ener­gía por lo que in­flu­yen en ca­si to­das las cé­lu­las del or­ga­nis­mo y son ne­ce­sa­rias pa­ra con­tro­lar las fun­cio­nes de to­dos los ór­ga­nos de nues­tro cuer­po.

En­tre otras mu­chas fun­cio­nes con­tro­lan la fre­cuen­cia car­día­ca, las con­cen­tra­cio­nes de co­les­te­rol, in­ter­vie­nen en la sín­te­sis del glu­có­geno y en la uti­li­za­ción de glu­co­sa, son ne­ce­sa­rias pa­ra la for­ma­ción de vi­ta­mi­na A, man­tie­nen la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral, el trac­to gas­tro­in­tes­ti­nal, la me­mo­ria y al de­ter­mi­nar la ra­pi­dez con que los ali­men­tos se trans­for­man en ener­gía (que he­mos di­cho que es el me­ta­bo­lis­mo) in­flu­yen en el peso cor­po­ral, la fuer­za mus­cu­lar, los ner­vios y el ni­vel ener­gé­ti­co. Ade­más con­tro­lan la can­ti­dad de cal­cio en la san­gre.

La me­di­ción de la TSH es una de las va­ria­bles esen­cia­les a vi­gi­lar en cual­quier pa­to­lo­gía ti­roi­dea. mé­di­ca de 5.405 mu­je­res em­ba­ra­za­das, a quie­nes se diag­nos­ti­có hi­po­ti­roi­dis­mo sub­clí­ni­co.

De ellas, 843 mu­je­res con una con­cen­tra­ción pro­me­dio de TSH pre­via al tra­ta­mien­to de 4,8 mi­li­uni­da­des in­ter­na­cio­na­les por li­tro re­ci­bie­ron tra­ta­mien­to con la hor­mo­na ti­roi­des.

El res­to, o sea 4.562 mu­je­res con una con­cen­tra­ción pro­me­dio de TSH pre­via al tra­ta­mien­to de 3,3 mi­li­uni­da­des in­ter­na­cio­na­les por li­tro, no re­ci­bió tra­ta­mien­to.

Com­pa­ra­do fren­te al gru­po no tra­ta­do, la pro­ba­bi­li­dad de per­der el em­ba­ra­zo de las mu­je­res tra­ta­das era 38 por cien­to me­nor, pe­ro te­nían la pro­ba­bi­li­dad ma­yor de te­ner un par­to pre­ma­tu­ro y de pre­sen­tar dia­be­tes ges­ta­cio­nal o preeclam­psia.

Es­tas pau­tas pue­den ayu­dar a las mu­je­res y a los mé­di­cos a de­ci­dir lo me­jor pa­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.