El re­bo­te, con pa­sos más fir­mes

La Nueva - - ECONOMÍA. PANORAMA - Por Pa­blo Wen­de in­fo@la­nue­va.com

Lue­go del pa­so en fal­so del se­gun­do se­mes­tre, cuan­do pa­re­ció que se ve­nía una re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía que fi­nal­men­te no se pro­du­jo, aho­ra po­cos se ani­man a aven­tu­rar que se es­tá más cer­ca de la sa­li­da de la re­ce­sión.

Pe­ro los úl­ti­mos in­di­ca­do­res pa­re­cen in­di­car exac­ta­men­te eso. De no ha­ber ma­yo­res sor­pre­sas, pa­ra abril la Ar­gen­ti­na ha­brá sa­li­do del pozo, al me­nos téc­ni­ca­men­te.

Con dos tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos de me­jo­ra es po­si­ble con­si­de­rar que se ha de­ja­do atrás la caí­da. Y al re­vés pue­de afir­mar­se lue­go de dos tri­mes­tres en ro­jo.

Dis­tin­tos in­di­ca­do­res per­mi­ten que ese op­ti­mis­mo se afian­ce, con me­nos te­mo­res a un nue­vo error. Pe­ro no se tra­ta só­lo de ana­li­zar los úl­ti­mos da­tos de ven­tas, sino tam­bién de las pers­pec­ti­vas que se man­tie­nen só­li­das por lo me­nos pa­ra los pró­xi­mos me­ses.

El pa­ten­ta­mien­to de au­tos ce­ro ki­ló­me­tro au­men­tó un 60% en enero en re­la­ción al año an­te­rior.

Pe­ro tam­bién subie­ron las ven­tas de mo­tos y se in­cre­men­tó más de 40% la es­cri­tu­ra­ción de de­par­ta­men­tos en Ca­pi­tal Fe­de­ral. Un da­to no me­nor es que más del 16% de las ope­ra­cio­nes se reali­zó con cré­di­to hi­po­te­ca­rio.

Im­po­si­ble no re­mi­tir a los mi­llo­na­rios vo­lú­me­nes del blan­queo pa­ra ex­pli­car el sal­to que se dio en es­tas ope­ra­cio­nes.

Lo po­si­ti­vo, en to­do ca­so, es que el sin­ce­ra­mien­to fis­cal ya tu­vo efec­tos fa­vo­ra­bles en la re­cau­da­ción, pe­ro aho­ra es­tá em­pe­zan­do a re­per­cu­tir po­si­ti­va­men­te en la ac­ti­vi­dad.

Tam­bién se no­tan se­ña­les po­si­ti­vas por el la­do de la cons­truc­ción y la obra pú­bli­ca. Pe­ro el efec­to más im­por­tan­te co­men­za­rá a no­tar­se en los pró­xi­mos me­ses, cuan­do los des­em­bol­sos va­yan te­nien­do más di­na­mis­mo.

Una de las crí­ti­cas res­pec­to a lo su­ce­di­do el año pa­sa­do es que el rit­mo de obras es­tu­vo muy por de­ba­jo de que el pro­pio go­bierno ha­bía pla­ni­fi­ca­do.

La inex­pe­rien­cia, pe­ro so­bre to­do las des­pro­li­ji­da­des del go­bierno an­te­rior hi­cie­ron per­der los va­lio­sos seis pri­me­ros me­ses de ges­tión. El sal­to de los fon­dos com­pro­me­ti­dos pa­ra in­fra­es­truc­tu­ra re­sul­ta­rá es­pec­ta­cu­lar cuan­do se reali­ce la com­pa­ra­ción in­ter­anual a par­tir de los pró­xi­mos me­ses.

Ade­más de la obra pú­bli­ca, el agro apor­ta tam­bién lo su­yo. Pe­se al im­pac­to de los in­cen­dios y en par­ti­cu­lar de las inun­da­cio­nes en San­ta Fe ge­ne­ró pér­di­das mi­llo­na­rias, no obs­tan­te to­do se en­ca­mi­na a una co­se­cha ré­cord.

Y allí hay que con­ta­bi­li­zar la fuer­te en­tra­da de di­vi­sas, pe­ro so­bre to­do el mo­vi­mien­to re­la­cio­na­do con el agro, des­de el trans­por­te has­ta las cu­bier­tas, pea­jes y com­bus­ti­ble.

Ese efec­to vir­tuo­so que tan pre­sen­te es­tu­vo en la sa­li­da de la cri­sis del 2001 se reite­ra­rá, aun­que en do­sis mu­cho me­no­res en esta opor­tu­ni­dad.

Sin mo­ros en la cos­ta

El fren­te ex­terno es­tá bas­tan­te más tran­qui­lo de lo que se va­ti­ci­na­ba a fin de año.

Por lo pron­to, una as­tu­ta ju­ga­da del mi­nis­tro de Fi­nan­zas, Luis “To­to” Capu­to per­mi­tió a la Ar­gen­ti­na con­se­guir una por­ción sus­tan­cial del fi­nan­cia­mien­to ex­terno que pre­ci­sa­rá pa­ra es­te año.

To­da­vía res­tan mu­chos pa­sos pa­ra dar. Si bien los re­cur­sos pa­ra ha­cer fren­te a los ven­ci­mien­tos de deu­da y al dé­fi­cit fis­cal es­tán ca­si ase­gu­ra­dos, to­da­vía las ta­sas re­sul­tan de­ma­sia­do al­tas.

La Ar­gen­ti­na pa­ga en­tre 2 y 3 pun­tos por­cen­tua­les más pa­ra fi­nan­ciar­se que sus ve­ci­nos.

Es­to sig­ni­fi­ca ade­más una com­pe­ten­cia de­sigual pa­ra las em­pre­sas en re­la­ción a sus pa­res re­gio­na­les, ya que pa­ra ellas tam­bién re­sul­ta más one­ro­so con­se­guir cré­di­to in­ter­na­cio­nal y a lar­go pla­zo.

La ba­jad el ries­go país re­que­ri­rá de una me­jo­ra de la ca­li­fi­ca­ción de la deu­da ar­gen­ti­na, un pa­so que las prin­ci­pa­les eva­lua­do­ras es­tán dis­pues­tas a dar siem­pre que no­ten un com­pro­mi­so pa­ra ba­jar el dé­fi­cit.

Mien­tras tan­to, se­rá di­fí­cil que las ta­sas me­jo­ren sus­tan­cial­men­te pa­ra el país.

La in­cer­ti­dum­bre re­la­cio­na­da con la vic­to­ria de Do­nald Trump en Es­ta­dos Uni­dos es­tá le­jos de ha­ber­se di­si­pa­do, aun­que los in­ver­so­res por el mo­men­to pa­re­cen dar­le el be­ne­fi­cio de la du­da.

Los mer­ca­dos emer­gen­tes, que se ha­bían vis­to muy afec­ta­dos en no­viem­bre lue­go de la vic­to­ria del re­pu­bli­cano, aho­ra mues­tran una es­ta­bi­li­dad mu­cho ma­yor.

Con es­te pa­no­ra­ma, la me­ta de 3,5% de cre­ci­mien­to del Pre­su­pues­to no pa­re­cen del to­do des­a­li­nea­das con lo que fi­nal­men­te ter­mi­na­rá su­ce­dien­do, aun­que al­gu­nas es­ti­ma­cio­nes (co­mo la del FMI) creen que fi­nal­men­te se ubi­ca­rá por de­ba­jo del 3%.

La va­ria­ble que ter­mi­na­ría de­fi­nien­do has­ta dón­de lle­ga el re­pun­te es­te año, lue­go de una caí­da de 2,5% en 2016, es el con­su­mo.

La es­ta­bi­li­dad del dó­lar ju­ga­ría a fa­vor, pe­ro los au­men­tos ta­ri­fa­rios vol­ve­rán a im­pac­tar en for­ma ne­ga­ti­va en el po­der de com­pra de los sa­la­rios.

La mag­ni­tud del re­pun­te es un da­to que de­fi­ni­ti­va­men­te im­pac­ta­rá y mu­cho en las ele­cio­nes legislativas de oc­tu­bre, que en la prác­ti­ca arran­ca­rán mu­cho años. Ya en agos­to se­rán las pri­ma­rias.

Y pa­ra ese mo­men­to el go­bierno pre­ci­sa que la re­cu­pe­ra­ción sea mu­cho más que una pro­me­sa.

Pe­se al im­pac­to de los in­cen­dios y de las inun­da­cio­nes en San­ta Fe, to­do se en­ca­mi­na a una co­se­cha ré­cord”.

Una as­tu­ta ju­ga­da del mi­nis­tro de Fi­nan­zas per­mi­tió con­se­guir una por­ción sus­tan­cial del fi­nan­cia­mien­to”.

ARCHIVO LA NUE­VA.

El fren­te ex­terno si­gue de­pa­ran­do me­jo­res pers­pec­ti­vas de lo es­pe­ra­do, pe­ro el efec­to Trump si­gue sien­do la ame­na­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.