Cristian Vi­lla­nue­va, el nue­vo ca­pi­tán de Olim­po ele­gi­do por Ma­rio Sciac­qua

Cristian Vi­lla­nue­va de­fi­nió al Olim­po que se vie­ne, mo­de­lo 2017 y con la con­duc­ción del san­ta­fe­sino Ma­rio Sciac­qua. “Ti­ti”, por pri­me­ra vez des­de que es pro­fe­sio­nal, se­rá el ca­pi­tán au­ri­ne­gro.

La Nueva - - DEPORTES. - Ser­gio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

“ES­TA­MOS LIS­TOS PA­RA ARRAN­CAR”

¿ Cuán­do se reanu­da el tor­neo de AFA de Pri­me­ra di­vi­sión?, ¿Se­rá an­tes de que ter­mi­ne es­te mes?

“Dos bue­nas pre­gun­tas pa­ra arran­car la no­ta, pe­ro am­bas tie­nen una res­pues­ta úni­ca y muy cor­ti­ta: `no sé'. La ver­dad, al­gu­nos di­cen que no em­pie­za, otros ase­gu­ran que se­rá el 3 de mar­zo .... To­dos ru­mo­res. La in­cer­ti­dum­bre es muy gran­de, por­que en­tre­nás y no ju­gás, y la es­pe­ra se te ha­ce eter­na”, le con­tó Cristian Vi­lla­nue­va a Nue­va.

La tras la prác­ti­ca ma­tu­ti­na que el plan­tel de Olim­po reali­zó ayer.

--Aho­ra, me mi­rás co­mo di­cien­do: ¿por qué me pre­gun­tás eso a mi? Por­que sos el ca­pi­tán del equi­po, Ma­rio Sciac­qua te eli­gió en los cua­tro amis­to­sos que sos­tu­vie­ron.

--Ja,ja... Ha­ber lle­va­do la cin­ta en los amis­to­sos no sig­ni­fi­ca que la lle­ve tam­bién cuan­do em­pe­ce­mos a ju­gar por los pun­tos. No sé lo que pen­sa­rá el téc­ni­co, pe­ro si vuel­ve a con­fiar en mi se­rá un or­gu­llo muy gran­de. La lu­ci­ré con res­pe­to y res­pon­sa­bi­li­dad. Aun­que el tor­neo se de­be reanu­dar, en Olim­po arranca un pro­ce­so prác­ti­ca­men­te nue­vo. Se fue­ron va­rios com­pa­ñe­ros que tam­bién eran re­fe­ren­tes den­tro del plan­tel, por eso aho­ra ha­brá que po­ner el hom­bro más que nun­ca.

“Si me to­ca ser ca­pi­tán, ya to­dos me co­no­cen. Voy a dar to­do por Olim­po, y quie­ro que to­dos de­jen la vi­da por Olim­po”.

--No de­be ser sen­ci­llo ser el ca­pi­tán de un equi­po con tan­ta pre­sión, pe­ro más com­ple­jo de­be ser te­ner que to­mar el le­ga­do que de­jo el en­tra­ña­ble Ne­reo Cham­pag­ne...

--Es di­fí­cil cuan­do el gru­po de re­fe­ren­tes su­fre una san­gría. Cuan­do se fue Moi­rag­hi, de ca­pi­tán que­dó Ne­reo, pe­ro de­trás de él, pa­ra res­pal­dar­lo, es­ta­ban Ve­ga, Blan­co, Vi­lla­nue­va y Co­bo, por ci­tar al­gu­nos. Hoy es­toy yo, y a mi la­do, con tan­ta as­cen­den­cia so­bre el gru­po, se en­cuen­tran Ve­ga y Blan­co. Esa es la reali­dad. Y nos to­ca ser las vo­ces de man­do de un plan­tel con mu­chos jó­ve­nes y con fut­bo­lis­tas de po­ca ex­pe­rien­cia. Pe­ro bueno, hay que sa­ber­lo lle­var. Acá to­do se ha­bla, por­que hay gen­te no­ble, com­pren­si­ble y que en­tien­de que el pro­ble­ma por el que es­ta­mos atra­ve­san­do en el fútbol ar­gen­tino es ge­ne­ral y no só­lo de Olim­po.

--Co­mo re­fe­ren­te del plan­tel, ¿te exi­gen más, sea des­de el gru­po de ju­ga­do­res, de par­te de la di­ri­gen­cia o de los pro­pios hin­chas?

--Ca­da in­te­gran­te del plan­tel se de­be au­to exi­gir pa­ra me­jo­rar y dar­le lo me­jor al equi­po. Cuan­do uno de los re­fe­ren­tes to­ma una de­ci­sión, si los otros re­fe­ren­tes lo ava­lan, lis­to, to­dos le me­te­mos pa­ra ade­lan­te.

"Jony (Blan­co), el “Cho­ri” (Ve­ga) y yo pen­sa­mos de la mis­ma ma­ne­ra, y cuan­do de­be­mos ac­tuar, tie­ne que ser con de­ci­sión, pa­ra que el gru­po crea en no­so­tros. Es­te es un plan­tel con bue­nos pro­fe­sio­na­les, y si se­gui­mos ma­ne­ján­do­nos co­mo has­ta aho­ra, de­por­ti­va­men­te nos va a ir bien".

--Sos­tu­vie­ron cua­tro amis­to­sos, ¿ya es­tán lis­tos pa­ra arran­car lo que que­da del cam­peo­na­to?

--Los amis­to­sos te ayu­dan a en­trar en rit­mo y a con­se­guir ro­da­je, pe­ro no son pa­rá­me­tros pa­ra que te mar­quen don­de es­tás real­men­te pa­ra­do. A ni­vel ofi­cial cam­bia to­do. Ya nos ha pa­sa­do en pre­tem­po­ra­das an­te­rio­res, cuan­do ga­na­mos los amis­to­sos y arran­ca­mos el tor­neo a los tro­pe­zo­nes. O al re­vés.

"Pe­ro sí, es­ta­mos lis­tos co­mo equi­po. Lle­va­mos cua­tro se­ma­nas de tra­ba­jo y sa­be­mos lo que pre­ten­de el téc­ni­co y ha­cia don­de de­be­mos apun­tar. Des­pués, den­tro de la can­cha de­pen­de de no­so­tros. O te aco­mo­dás o te aco­mo­dan.

--To­dos ha­blan de la sim­ple­za de Sciac­qua. ¿Es muy cla­ro en sus con­cep­tos?

--Es muy pre­ci­so con lo que pi­de. Aho­ra, es­tá en no­so­tros ha­cer sim­ple la idea del en­tre­na­dor. En la si­tua­ción que es­ta­mos, mu­cho no se pue­de in­ven­tar, por eso Ma­rio tra­ta de ser cla­ro y que el equi­po se con­ven­za de plas­mar en la can­cha lo que quie­re él y que­re­mos to­dos.

--¿Y có­mo va a ser ese Olim­po de Sciac­qua?

--Un equi­po or­de­na­do, de tran­si­cio­nes rá­pi­das, con di­ná­mi­ca y que por mo­men­tos sea in­ten­so con la pre­sión en zo­na me­dia y en cam­po enemi­go. "En de­fi­ni­ti­va, el téc­ni­co pre­go­na por un equi­po prác­ti­co, que sal­ga a ga­nar con sus ar­mas y que sea fuer­te de la ca­be­za".

¿Si me da lo mis­mo ju­gar de 3 que de 4? Mi pues­to, co­mo siem­pre di­je, es la­te­ral por la iz­quier­da. Ahí es don­de me sien­to más có­mo­do”.

Pe­ro siem­pre pen­sé igual. Si el DT me ne­ce­si­ta en otro pues­to, es­toy dis­pues­to a dar­le una mano al equi­po, don­de sea y co­mo sea”.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

Con el "3", pe­ro de "4". Vi­lla­nue­va, ade­más del ca­pi­tán, se­rá el la­te­ra­lis­ta por de­re­cha de es­te Olim­po que es­tá con la so­ga al cue­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.