Aco­pia­ba co­caí­na en su ca­sa mien­tras cum­plía arres­to do­mi­ci­lia­rio

Fe­de­ri­co Lon­gia­rú ha­bía re­ci­bi­do la mo­ri­ge­ra­ción de su de­ten­ción por cues­tio­nes de sa­lud. En 2015 re­sul­tó he­ri­do tras ti­ro­tear­se con la po­li­cía.

La Nueva - - PORTADA -

Una se­rie de alla­na­mien­tos an­ti­dro­gas, que per­mi­tie­ron el se­cues­tro de más de un ki­lo de co­caí­na, de­ja­ron al des­cu­bier­to una vez más lo con­tro­ver­ti­do de al­gu­nas ex­car­ce­la­cio­nes. Es que du­ran­te los ope­ra­ti­vos fue de­te­ni­do con dro­gas un su­je­to con múl­ti­ples an­te­ce­den­tes y que se en­con­tra­ba en ese mo­men­to cum­plien­do arres­to do­mi­ci­lia­rio, que le ha­bía si­do otor­ga­do lue­go de su­frir gra­ves he­ri­das al ti­ro­tear­se con la po­li­cía.

El pro­ta­go­nis­ta de la po­lé­mi­ca si­tua­ción es Fe­de­ri­co Lon­gia­ru, quien ya ha­bía vul­ne­ra­do una li­ber­tad con­di­cio­nal y aho­ra aco­pia­ba dro­gas en el si­tio don­de es­ta­ba de­te­ni­do.

IN­VES­TI­GA LA JUS­TI­CIA FE­DE­RAL

Uno de los dos de­te­ni­dos du­ran­te una se­rie de alla­na­mien­tos an­ti­dro­gas en la ciu­dad, que per­mi­tie­ron el se­cues­tro de más de un ki­lo de co­caí­na, pre­sen­ta múl­ti­ples an­te­ce­den­tes y cum­plía arres­to do­mi­ci­lia­rio, que le ha­bría si­do otor­ga­do lue­go de su­frir gra­ves he­ri­das al ti­ro­tear­se con la po­li­cía.

La si­tua­ción pro­ce­sal de Fe­de­ri­co Jo­nat­han Lon­gia­ru (30) es al me­nos con­tro­ver­ti­da, por­que al mo­men­to del en­fren­ta­mien­to ar­ma­do -en 2015, lue­go de co­me­ti­do el asal­to a una dis­tri­bui­do­ra­ve­nía go­zan­do de li­ber­tad con­di­cio­nal, tras pur­gar va­rios años en pri­sión por un ro­bo con ar­mas en Mon­te Her­mo­so, en el cual con­tó con la "pro­tec­ción" de al­gu­nos po­li­cías, hoy se­pa­ra­dos de la fuer­za.

El ca­so vuel­ve a po­ner en el ta­pe­te una vez más los be­ne­fi­cios que la ley con­tem­pla para los de­te­ni­dos y ali­men­ta las crí­ti­cas de las víc­ti­mas y di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes que re­cla­man un lí­mi­te a las ex­car­ce­la­cio­nes.

Aho­ra Lon­gia­ru ca­yó jun­to a Ca­ri­na Gómez (39), en el mar­co de una se­rie de ope­ra­ti­vos que ayer a la ma­dru­ga­da lle­vó ade­lan­te per­so­nal de la Po­li­cía Fe­de­ral y du­ran­te los cua­les tam­bién se se­cues­tra­ron 120 mil pe­sos.

Am­bos fue­ron pues­tos a dis­po­si­ción del Juz­ga­do Fe­de­ral Nº 2 y hoy se­rán con­du­ci­dos para com­pa­re­cer fren­te al ma­gis­tra­do su­bro­gan­te Wal­ter Eze­quiél Ló­pez Da Sil­va.

Fuen­tes ju­di­cia­les in­di­ca­ron que Lon­gia­rú ha­bría lo­gra­do la de­ten­ción do­mi­ci­lia­ria a par­tir de las se­cue­las Jue­gos de azar fí­si­cas que le de­jó el en­fren­ta­mien­to con un efec­ti­vo ocu­rri­do ha­ce po­co me­nos de dos años, tras un asal­to a la dis­tri­bui­do­ra Pey­seé.

En ese mo­men­to re­ci­bió dos he­ri­das de ba­la, una de ellas lo­ca­li­za­da en la zo­na ab- do­mi­nal, que le in­tere­só es­tó­ma­go, hí­ga­do, in­tes­tino grue­so y ve­ji­ga. Tam­bién le ex­tir­pa­ron el ba­zo.

De­bió ser in­ter­ve­ni­do qui­rúr­gi­ca­men­te y per­ma­ne­ció in­ter­na­do un par de me­ses en es­ta­do crí­ti­co. Co­mo con­se­cuen­cia de las le­sio­nes, se­gún se in­for­mó ofi­cial­men­te, de­bie­ron prac­ti­car­le una co­los­to­mía (ano con­tra na­tu­ra).

Los vo­ce­ros in­di­ca­ron que la in­ves­ti­ga­ción que de­ter­mi­nó los pro­ce­di­mien­tos de la vís­pe­ra se ini­ció ha­ce más de un año.

Del mis­mo mo­do, se­ña­la­ron que en el in­mue­ble de Lon­gia­rú se­cues­tra­ron 400 gra­mos de co­caí­na frac­cio- na­da en bol­sas y pre­su­mi­ble­men­te lis­ta para la ven­ta, un tro­zo de 250 gra­mos de la mis­ma sus­tan­cia, una ba­lan­za, di­ver­sos ele­men­tos de cor­te de dro­ga y 20 mil pe­sos.

Las otras di­li­gen­cias fue­ron lle­va­das ade­lan­te en dos in­mue­bles lin­dan­tes de Co­ro­nel Mo­rel al 400, don­de los uni­for­ma­dos arres­ta­ron a Gómez.

Se­gún se su­po, en uno de ellos se es­ta­ba ce­le­bran­do un cum­plea­ños al mo­men­to del pro­ce­di­mien­to.

Allí in­cau­ta­ron un ki­lo­gra­mo de co­caí­na, ma­rihua­na, cua­tro te­lé­fo­nos ce­lu­la­res y 100 mil pe­sos en efec­ti­vo, en­tre otras co­sas.

Tam­bién se in­for­mó que en esas vi­vien­das ha­lla­ron ano­ta­cio­nes con su­pues­tos lu­ga­res de ven­ta de es­tu­pe­fa­cien­tes, los que te­nían la mis­ma ca­li­gra­fía.

Fi­nal­men­te, el fiscal fe­de­ral An­to­nio Cas­ta­ño, co­men­tó que “es­tas per­so­nas cam­bia­ban cons­tan­te­men­te de te­lé­fo­nos y por es­to es que se fue de­mo­ran­do la in­ves­ti­ga­ción. De to­dos mo­dos, pu­di­mos ce­rrar­la de ma­ne­ra po­si­ti­va”. Del ar­chi­vo En 2010 el Tri­bu­nal en lo Cri­mi­nal Nº 3 con­de­nó a Fe­de­ri­co Lon­gia­rú a sie­te años de pri­sión por el asal­to a la pa­rri­lla “Lui­si­to”, de Mon­te Her­mo­so. En ese ca­so se des­cu­brió que du­ran­te la fu­ga el sos­pe­cho­so re­ci­bió apo­yo del ex­po­licía de la DDI lo­cal, te­nien­te Daniel Rey­nal­do Mi­lé, quien fue sen­ten­cia­do a dos años de cár­cel en sus­pen­so por el de­li­to de en­cu­bri­mien­to. Dos años después, cuan­do cum­plía sa­li­das tran­si­to­rias de la cár­cel de Vi­lla Flo­res­ta, re­ci­bió tres dis­pa­ros (dos en los glú­teos y uno en la cos­ti­lla) du­ran­te un in­ci­den­te y fue asis­ti­do en el Hos­pi­tal Pen­na.

En el mar­co de la cau­sa se rea­li­za­ron tres alla­na­mien­tos y tam­bién se de­tu­vo a una mu­jer. Ha­lla­ron más de un ki­lo de sus­tan­cia y di­ne­ro.

Pre­via­men­te, en 2004, y cuan­do aún era me­nor, ha­bía si­do vin­cu­la­do a un asal­to. Lo mis­mo su­ce­dió con un he­cho ocu­rri­do en 2009.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.