Pri­mer desafío de Co­rea del Nor­te a Trump

El lan­za­mien­to de un mi­sil ba­lís­ti­co su­po­ne una pro­vo­ca­ción para el nuevo pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano.

La Nueva - - EL MUNDO. - UN EN­SA­YO DE SU PODERÍO NU­CLEAR Agen­cia AFP-NA

Co­rea del Nor­te dis­pa­ró ayer un mi­sil ba­lís­ti­co que ca­yó en el Mar de Ja­pón, una “pro­vo­ca­ción”, se­gún el go­bierno sur­co­reano, des­ti­na­da a po­ner a prue­ba la respuesta del nuevo pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano Do­nald Trump.

La reac­ción del man­da­ta­rio no se hizo es­pe­rar y Trump di­jo apo­yar al “100% a Ja­pón”, cu­yo pri­mer mi­nis­tro Shin­zo Abe ca­li­fi­có de “ab­so­lu­ta­men­te in­to­le­ra­ble” el lan­za­mien­to del cohe­te fren­te a las cos­tas de su país.

El mi­sil fue dis­pa­ra­do en di­rec­ción del Mar del Ja­pón a las 7.55 lo­ca­les des­de la ba­se aé­rea nor­co­rea­na de Bangh­yon en la pro­vin­cia de Pyon­gan del Nor­te (no­roes­te), in­di­có el mi­nis­te­rio de De­fen­sa sur­co­reano.

Tras una tra­yec­to­ria de unos 500 ki­ló­me­tros ha­cia el es­te, el mi­sil ca­yó en el mar, pre­ci­só un por­ta­voz del mi­nis­te­rio, agre­gan­do que que­da por de­ter­mi­nar de qué ti­po de mi­sil ba­lís­ti­co se tra­tó.

“Pa­re­ce que el lan­za­mien­to es­ta­ba des­ti­na­do a lla­mar la aten­ción a tra­vés del desa­rro­llo de las ca­pa­ci­da­des nu­to clea­res y mi­si­lís­ti­cas” de Co­rea del Nor­te, co­men­tó el vo­ce­ro. “Tam­bién cree­mos que se tra­ta de una pro­vo­ca­ción ar­ma­da para pro­bar la respuesta del nuevo Go­bierno nor­te­ame­ri­cano ba­jo la pre­si­den­cia de Trump”.

La agen­cia de no­ti­cias Yon­hap in­di­có que los mi­li­ta­res sur­co­rea­nos sos­pe­cha­ron ini­cial­men­te que se tra­tó de un mi­sil de ran­go in­ter­me­dio Mu­su­dan, aun­que lue­go se in­cli­na­ron ha­cia la po­si­bi­li­dad de un mi­sil de ti­po Ro­dong, cu­yo al­can­ce os­ci­la en­tre 900 y 1.500 ki­ló­me­tros se­gún el vo­lu­men de car­ga que trans­por­te.

Reac­ción

El disparo de mi­sil ocu­rrió mien­tras Trump se en­con­tra­ba en su re­si­den­cia de Mar-a-La­go, en Flo­ri­da, jun- a Shin­zo Abe, con quien ju­gó al golf tras las reunio­nes de tra­ba­jo en Was­hing­ton.

“Quie­ro que to­do el mun­do com­pren­da y sea cons­cien­te del he­cho que Es­ta­dos Uni­dos es­tá de­trás de Ja­pón, su gran alia­do, en un 100%", di­jo Trump.

Du­ran­te la vi­si­ta de Abe a Es­ta­dos Uni­dos, Was­hing­ton re­afir­mó su com­pro­mi­so a ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad del alia­do asiá­ti­co.

“Va­mos a tra­ba­jar jun­tos para pro­mo­ver nues­tros in­tere­ses co­mu­nes, que son nu­me­ro­sos en la re­gión, in­clu­yen­do la li­ber­tad de na­ve­ga­ción y la de­fen­sa con­tra la ame­na­za nu­clear y de mi­si­les de Co­rea del Nor­te”, di­jo Trump.

Por su par­te, Abe di­jo que el lan­za­mien­to del mi­sil era “ab­so­lu­ta­men­te in­to­le­ra­ble” y ur­gió a Co­rea del Nor­te a “res­pe­tar ple­na­men­te” las re­so­lu­cio­nes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU al res­pec­to.

Seis pa­que­tes su­ce­si­vos de san­cio­nes im­pues­tas por la ONU des­de un pri­mer en­sa­yo nu­clear nor­co­reano en 2006 no han lo­gra­do di­sua­dir a Pyong­yang de se­guir ade­lan­te con lo que ase­gu­ra es un pro­gra­ma de ca­rác­ter pu­ra­men­te de­fen­si­vo.

Los ana­lis­tas di­ver­gen so­bre có­mo de cerca es­tá Pyong­yang de lo­grar sus as­pi­ra­cio­nes nu­clea­res pe­ro to­dos coin­ci­den en que ha con­se­gui­do enor­mes avan­ces en esa di­rec­ción des­de la lle­ga­da al po­der de Kim tras la muer­te de su pa­dre, Kim Jong-Il, en di­ciem­bre de 2011.

El nuevo se­cre­ta­rio de De­fen­sa nor­te­ame­ri­cano, Ja­mes Mat­tis, ha­bía ad­ver­ti­do a Pyong­yang que to­do ata­que nu­clear re­ci­bi­ría una respuesta “efi­caz y ava­sa­llan­te”.

NA

La TV mos­tró el mo­men­to del lan­za­mien­to del mi­sil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.