La ob­se­sión de es­tar bron­cea­dos

¿Ha aban­do­na­do ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas para ir an­sio­sa­men­te a ca­mas so­la­res o a to­mar sol?

La Nueva - - SOCIEDAD. -

La ta­no­re­xia o adic­ción al bron­cea­do, es el tér­mino para des­cri­bir a una per­so­na con una ne­ce­si­dad ob­se­si­va de es­tar bron­cea­do.

Se­gún la Cam­pa­ña anual de pre­ven­ción del cán­cer de piel, de la So­cie­dad Argentina de Der­ma­to­lo­gía, del to­tal de los en­cues­ta­dos (9.551 per­so­nas), el 59,3 % re­fi­rió un con­tac­to so­lar oca­sio­nal, en tan­to que el 29% re­co­no­ció una ex­po­si­ción dia­ria.

Asi­mis­mo, se con­sig­nó que el 28,7 % se pro­te­ge del sol a dia­rio, el 28,5 % no lo ha­ce nun­ca y el 24,5 só­lo lo ha­ce en va­ca­cio­nes.

Otro da­to in­tere­san­te: só­lo la mi­tad de los en­cues­ta­dos, apli­ca más de una vez al día el pro­tec­tor so­lar.

Un es­tu­dio de la Re­vis­ta de la Aca­de­mia Ame­ri­ca­na de Der­ma­to­lo­gía, en el que par­ti­ci­pa­ron más de 500 uni­ver­si­ta­rios muy to­ma­do­res de sol, mos­tró que más del 30 % de los en­cues­ta­dos te­nían de­pen­den­cia al bron­cea­do y el 12 % pre­sen­ta­ba sig­nos de de­pen­den­cia pro­ble­má­ti­ca al bron­cea­do.

En cier­tos ca­sos, la de­pen­den­cia al bron­cea­do se aso­cia­ba con abu­so de al­cohol, y/o dro­gas y/o ci­ga­rri­llo.

El pú­bli­co en ge­ne­ral co­no­ce los da­ños po­ten­cia­les del sol y de la ca­ma so­lar pe­ro, a pesar de ello, mu­chos con­ti­núan bron­ceán­do­se in­ten­cio­nal­men­te ig­no­ran­do in­di­ca­cio­nes.

Có­mo sa­ber si es adic­to

Si la per­so­na res­pon­de "si" a la ma­yo­ría de es­tas preguntas, de­be­ría re­con­si­de­rar tus há­bi­tos con res­pec­to a la ex­po­si­ción so­lar.

-¿Ha aban­do­na­do ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas para ir an­sio­sa­men­te a ca­mas so­la­res o a to­mar sol?

-¿Lo­gra ad­qui­rir el bron­cea­do que so­ñás o siempre sien­te que le gus­ta­ría te­ner más co­lor?

-¿Cree que el te­ner un co­lor

La gen­te co­no­ce los da­ños po­ten­cia­les del sol y de la ca­ma so­lar pe­ro, a pesar de ello, mu­chos con­ti­núan bron­ceán­do­se in­ten­cio­nal­men­te.

de piel más bron­cea­do le per­mi­te ha­cer más amis­ta­des y re­la­cio­nes?

-¿Pien­sa que el es­tar muy bron­cea­do es signo de sa­lud y ener­gía?

-¿Le gus­ta­ría po­der es­tar bron­cea­da to­do el año?

-¿Es­tá bron­cea­da to­do el año?

AR­CHI­VO LA NUEVA.

So­lo la mi­tad de los en­cues­ta­dos re­co­no­ció que apli­ca más de una vez al día el pro­tec­tor so­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.