La lle­ga­da de las low cost obli­ga­ría a am­pliar el ae­ro­puer­to de Es­po­ra

El or­ga­nis­mo que re­gu­la las ae­ro­es­ta­cio­nes ci­vi­les ana­li­za la po­si­bi­li­dad. Por otro la­do, es­pe­cia­lis­tas du­dan que es­tas com­pa­ñías pue­dan ha­cer una re­duc­ción im­por­tan­te en las ta­ri­fas.

La Nueva - - LA CIUDAD. - Ma­rio Mi­ner­vino mmi­ner­vino@la­nue­va.com

Si bien la ae­ro­es­ta­ción ci­vil Co­man­dan­te Es­po­ra tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra re­ci­bir los ser­vi­cios de las em­pre­sas de ba­jo cos­to que pla­nean in­cluir a Bahía Blan­ca en sus ru­tas, en ca­so de con­fir­mar­se su lle­ga­da, la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Avia­ción Ci­vil (ANAC) no des­car­ta pe­dir a los ad­mi­nis­tra­do­res del ae­ro­puer­to una am­plia­ción de las pla­ta­for­mas, con una se­gun­da man­ga, ade­más del hall.

Es­tas mejoras pon­drían ade­más a la ter­mi­nal en con­di­cio­nes de su­mar vue­los in­ter­na­cio­na­les.

La no­ve­dad trascendió lue­go de que el ANAC apro­bó las ru­tas pe­di­das por dis­tin­tas em­pre­sas, al­gu­nas de ellas del ti­po low cost, pa­ra cu­brir re­co­rri­dos de cabotaje con es­ca­la en nues­tra ciu­dad. Ese vis­to bueno de­be­rá ser ra­ti­fi­ca­do por el Mi­nis­te­rio de Trans­por­te.

La ANAC emi­tió una se­rie de dic­tá­me­nes --uno por ca­da pe­ti­cio­nan­te-- apro­ban­do la ma­yo­ría de las pro­pues­tas.

Las em­pre­sas tie­nen 180 días pa­ra acre­di­tar su "ca­pa­ci­dad téc­ni­ca pa­ra vo­lar", co­mo así tam­bién in­di­car la can­ti­dad y el ti­po de avio­nes con los que van a ope­rar.

Res­pec­to de las ta­ri­fas, fuen­tes vin­cu­la­das con el ne­go­cio ae­ro­co­mer­cial se­ña­la­ron que qui­zás no les re­sul­te tan sen­ci­llo a es­tas com­pa­ñías ba­jar los pre­cios hoy vi­gen­tes en el mer­ca­do.

En el mun­do, las low cost dis­mi­nu­yen el va­lor de los pa­sa­jes en re­la­ción a las lí­neas con­ven­cio­na­les a par­tir de dis­tin­tos re­cur­sos.

Los mis­mos in­clu­yen li­mi­ta­cio­nes al equi­pa­je que pue­den tras­la­dar los pa­sa­je­ros, inexis­ten­cia de ser­vi­cio de co­mi­da y be­bi­da a bor­do, una úni­ca cla­se, bu­ta­cas más pe­que­ñas y ven­tas de pa­sa­jes por la web, au­men­tan­do ex­po­nen­cial­men­te los cos­tos de cual­quier trá­mi­te por ven­ta­ni­lla.

En los paí­ses don­de fun­cio­nan hace años, ade­más, usan ae­ro­puer­tos se­cun­da­rios y rea­li­zan vue­los di­rec­tos.

El cos­to de ope­rar en ae­ro­puer­tos prin­ci­pa­les, en un país don­de hay po­cas se­gun­das op­cio­nes por ciu­dad, po­dría di­fi­cul­tar la apli­ca­ción de ta­ri­fas muy me­no­res.

De to­dos mo­dos, fal­ta cum­plir al­gu­nas eta­pas y re­cién des­pués se sa­brá cuál se­rá el fun­cio­na­mien­to real. Una más. Fi­nal­men­te, Ame­ri­can Jet fue au­to­ri­za­da pa­ra ope­rar ae­ro­na­ves de pa­sa­je­ros, car­ga y co­rreo, con un re­co­rri­do en­tre nues­tra ciu­dad y Bue­nos Ai­res.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Ex­ten­der el hall de ac­ce­so se­ría una de las ne­ce­si­da­des. Tam­bién in­cor­po­rar una se­gun­da man­ga pa­ra los em­bar­ques.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.