La In­fan­ta Cris­ti­na fue ab­suel­ta en el ca­so de frau­de fis­cal

La Nueva - - EL MUNDO. -

A la vez, Iña­ki Ur­dan­ga­rin, su ma­ri­do y cu­ña­do del rey, fue con­de­na­do a seis años y tres me­ses de cár­cel.

En un his­tó­ri­co ca­so de co­rrup­ción que ha afec­ta­do a la fa­mi­lia real es­pa­ño­la, la in­fan­ta Cris­ti­na, her­ma­na del rey Fe­li­pe VI, re­sul­tó ayer ab­suel­ta pe­ro su es­po­so, Iña­ki Ur­dan­ga­rin, fue con­de­na­do a seis años y tres me­ses de cár­cel.

La in­fan­ta fue sen­ten­cia­da, no obs­tan­te, a pa­gar jun­to a Ur­dan­ga­rin 265.000 eu­ros (unos 282.000 dó­la­res) en ca­li­dad de co­rres­pon­sa­ble ci­vil a tí­tu­lo lu­cra­ti­vo.

To­dos los fa­llos anun­cia­dos por la Au­dien­cia de Pal­ma (Is­las Ba­lea­res) pue­den ser re­cu­rri­dos an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo en un pla­zo de cin­co días.

La pri­me­ra reac­ción a la sen­ten­cia lle­gó de la pro­pia Ca­sa del Rey, cu­yo por­ta­voz ex­pre­só el “res­pe­to ab­so­lu­to a la in­de­pen­den­cia del po­der ju­di­cial”.

El abo­ga­do de la in­fan­ta Cris­ti­na, el po­lí­ti­co ca­ta­lán Mi­quel Roca, afir­mó que la her­ma­na del rey “ha re­ci­bi­do con sa­tis­fac­ción” el fa­llo que la ab­suel­ve aun­que mos­tró su “dis­gus­to” por la con­de­na a su es­po­so por­que “si­gue cre­yen­do en su inocen­cia”.

El prin­ci­pal acu­sa­do en el ca­so, Die­go To­rres, ex­so­cio de Ur­dan­ga­rin, fue sen­ten­cia­do a ocho años y me­dio de cár­cel por cin­co de­li­tos de co­rrup­ción.

El tri­bu­nal con­de­na tan­to a uno co­mo a otro por en­ri­que­cer­se con fon­dos pú­bli­cos a tra­vés de la tra­ma co­rrup­ta de con­tra­ta­ción que or­ga­ni­zó el Ins­ti­tu­to Nóos, la aso­cia­ción sin áni­mo de lu­cro que Ur­dan­ga­rin pre­si­día.

El fis­cal An­ti­co­rrup­ción com­pe­ten­te, Pe­dro Ho­rrach, di­jo que va­lo­ra­rá “ca­si de for­ma in­me­dia­ta” si pi­de el in­gre­so en pri­sión de Iña­ki Ur­dan­ga­rin y de Die­go To­rres.

El ex­mi­nis­tro y ex­pre­si­den­te del go­bierno re­gio­nal de Ba­lea­res, Jau­me Ma­tas, fue con­de­na­do a tres años y ocho me­ses de cár­cel, así co­mo a sie­te años de in­ha­bi­li­ta­ción por el mis­mo ca­so.

En el “ca­so Nóos” ha ha­bi­do sie­te con­de­nas y diez ab­so­lu­cio­nes. Só­lo tres de los acu­sa­dos han re­ci­bi­do pe­nas de pri­sión no sus­ti­tui­bles por mul­tas: Iña­ki Ur­dan­ga­rin, su ex­so­cio Die­go To­rres y Jau­me Ma­tas.

La Au­dien­cia de Pal­ma tam­bién con­de­nó a otros acu­sa­dos -de los die­ci­sie­te que com­pa­re­cie­ron an­te la Jus­ti­cia- pe­ro a pe­nas de pri­sión que pue­den ser sus­ti­tui­das por mul­tas.

Los por­ta­vo­ces de las cua­tro gran­des aso­cia­cio­nes ju­di­cia­les de Es­pa­ña es­ti­ma­ron que el fa­llo prue­ba que los jue­ces ac­túan de for­ma in­de­pen­dien­te y que la jus­ti­cia es igual pa­ra to­dos.

El Go­bierno, por bo­ca de su por­ta­voz, el mi­nis­tro Íñi­go Mén­dez de Vi­go, afir­mó que la sen­ten­cia “de­mues­tra que en Es­pa­ña, el Es­ta­do de de­re­cho fun­cio­na. To­do el mun­do es­tá so­me­ti­do al im­pe­rio de la ley. Na­die es­tá por en­ci­ma, ni al mar­gen de ella”.

El Par­ti­do So­cia­lis­ta, pri­me­ro de la opo­si­ción, ma­ni­fes­tó, a tra­vés de su eu­ro­dipu­tado Ra­món Jáu­re­gui, su “má­xi­mo res­pe­to” por el fa­llo en un jui­cio que ha con­si­de­ra­do “ejem­plar”.

En nom­bre del par­ti­do iz­quier­dis­ta “Po­de­mos”, el dipu­tado Juan Pe­dro Ylla­nes se mos­tró “con­for­me” con la sen­ten­cia por­que es uná­ni­me.

El es­cán­da­lo vin­cu­la­do a las ac­ti­vi­da­des de su ma­ri­do pro­vo­có en Es­pa­ña que la Ca­sa Real cor­ta­ra re­la­cio­nes con la In­fan­ta Cris­ti­na y su fa­mi­lia.

REUTERS

Ur­dan­ga­rin y la In­fan­ta Cris­ti­na lle­gan a la Cor­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.