En­tre po­lé­mi­cas, el puer­to de la CA­BA co­mien­za el tras­pa­so

Pos­ter­ga­da hace más de 20 años, la ce­sión de la ad­mi­nis­tra­ción del puer­to des­de Na­ción a la Ciu­dad Au­tó­no­ma de Bue­nos Ai­res se vuel­ve reali­dad.

La Nueva - - ECONOMÍA. ACTIVIDAD PORTUARIA - Fe­de­ri­co Moreno fmo­reno@la­nue­va.com

Co­mo des­de la épo­ca en que se lo dispu­taban uni­ta­rios y fe­de­ra­les, la ad­mi­nis­tra­ción del puer­to de Bue­nos Ai­res ge­ne­ra po­lé­mi­ca y desata pa­sio­nes en­tre los nu­me­ro­sos ac­to­res del sec­tor por­tua­rio ca­pi­ta­lino.

Lo que co­men­zó co­mo un pe­di­do de Mau­ri­cio Ma­cri cuan­do era je­fe de Go­bierno de la Ca­pi­tal Fe­de­ral a la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández de Kirch­ner, lue­go se con­vir­tió en una pro­me­sa de cam­pa­ña del ac­tual man­da­ta­rio: el tras­pa­so del ám­bi­to de Na­ción ción al ám­bi­to lo­cal por­te­ño de la ad­mi­nis­tra­ción del puer­to.

Aho­ra, 14 me­ses des­pués de ha­ber asu­mi­do y com­par­tien­do co­lo­res po­lí­ti­cos con su su­ce­sor en la in­ten­den­cia por­te­ña, Ho­ra­cio Ro­drí­guez La­rre­ta, el pre­si­den­te Ma­cri de­be co­men­zar pau­la­ti­na­men­te a cum­plir con su pro­me­sa y se­gún afir­man me­dios co­mo Cla­rín y La Na­ción, el tras­pa­so del puer­to ya co­men­zó, aun­que con re­ce­lo por el ma­ne­jo del di­ne­ro que es­te ge­ne­ra.

Sin du­das, el con­trol del prin­ci­pal puer­to de con­te­ne­do­res del país y uno de los más im­por­tan­tes en in­fra­es­truc­tu­ra y ca­pa­ci­dad de car­ga de to­do La­ti­noa­mé­ri­ca no es una cues­tión que se re­suel­va a la li­ge­ra, y des­de mu­chos sec­to­res gre­mia­lis­tas ya se hi­cie­ron oír.

Aho­ra bien, en­fo­ca­do des­de la au­to­no­mía que la Ca­pi­tal Fe­de­ral fue lo­gran­do des­de la re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción en 1994 en tér­mi­nos de Jus­ti­cia y Po­li­cía, la in­de­pen­den­cia en tér­mi­nos por­tua­rios sig­ni­fi­ca­ría otro gran pa­so pa­ra la ciu­dad rio­pla­ten­se.

Dis­tin­tos gre­mios por­tua­rios ya se han mos­tra­do preo­cu­pa­dos por las con­se­cuen­cias que creen ten­drá pa­ra ellos el in­mi­nen­te tras­pa­so.

“El pro­ble­ma no es el tras­pa­so del puer­to, sino lo que ha­rán con él”, le di­jo a La NaLa Ju­lio Gon­zá­lez Ins­frán, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Cen­tro de Pa­tro­nes y Ofi­cia­les Flu­via­les de Pes­ca. Con­sul­ta­do acer­ca de sus te­mo­res y re­ser­vas, Gon­zá­lez Ins­frán sos­tu­vo que se dan “por­que el Go­bierno no co­mu­ni­ca cla­ra­men­te su po­lí­ti­ca por­tua­ria. En reali­dad no sa­ben lo que sig­ni­fi­ca el puer­to, hay mu­chos fun­cio­na­rios que no sa­ben que no so­lo se tra­ta de mue­lles. El puer­to de Bue­nos Ai­res tie­ne un pro­ble­ma de in­fra­es­truc­tu­ra im­por­tan­te, el re­di­se­ño no se ex­pli­có ni se mos­tró. El Go­bierno siem­pre plan­tea el con­sen­so pe­ro no con­vo­ca a los gre­mios pa­ra par­ti­ci­par”.

Otros re­fe­ren­tes gre­mia­les di­je­ron te­mer por la con­ti­nui­dad de las fuen­tes la­bo­ra­les y de­nun­cia­ron que los te­rre­nos por­tua­rios “han si­do ob­je­to per­ma­nen­te de de­seo del ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio”.

Juan Car­los Sch­midt, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CGT, de la Con­fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na de Tra­ba­ja­do­res del Trans­por­te (CATT) y lí­der de Dra­ga­zo y Ba­li­za­mien­to, tam­bién enume­ró al­gu­nas de las ra­zo­nes que au­men­tan la des­con­fian­za de los tra­ba­ja­do­res en la mo­vi­da ofi­cial: el con­ti­nuo sec­cio­na­mien­to del puer­to y la re­duc­cion de sus lí­mi­tes, la ce­sión de es­pa­cios ope­ra­ti­vos pa­ra ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios, el cie­rre de pla­zo­le­tas fis­ca­les y de­pó­si­tos, las du­das que ge­ne­ran las con­ce­sio­nes pró­xi­mas a ven­cer, y las con­tra­ta­cio­nes di­rec­tas a em­pre­sas aje­nas al queha­cer dia­rio del puer­to, en­tre otras, di­jo .

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Con­te­ne­do­res. El puer­to de Bue­nos Ai­res aca­pa­ra al­re­de­dor del 90 % del mo­vi­mien­to de con­te­ne­do­res del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.