En ci­ne, una his­to­ria real y con­mo­ve­do­ra

La pe­lí­cu­la lle­ga des­de la In­dia y tie­ne 6 no­mi­na­cio­nes a los pre­mios Os­car. Dos sor­pre­sas: Ni­co­le Kid­man en un rol se­cun­da­rio y co­mo pro­ta­go­nis­ta adul­to, Dev Pa­tel, el ado­les­cen­te de la mul­ti­pre­mia­da ¿Quién quie­re ser mi­llo­na­rio?

La Nueva - - SÁBADO. -

Ima­gi­na te­ner cin­co años, no ha­ber ido nun­ca al co­le­gio y no ha­ber­te aven­tu­ra­do ape­nas fue­ra de los con­fi­nes de tu ba­rrio, en una ciu­dad de la In­dia de la que no co­no­ces ni el nom­bre. Ima­gi­na per­der de vis­ta a tu her­mano ma­yor en la es­ta­ción, en­trar por error en un tren, via­jar en él por un tiem­po que se hace eterno y, al fi­nal del ca­mino, lle­gar a la ciu­dad más po­bre y caó­ti­ca del mun­do: Cal­cu­ta.

Ca­da año, más de 80.000 ni­ños se pier­den en In­dia. Po­cos son en­con­tra­dos, y pro­ba­ble­men­te Sa­roo Brier­ley sea el úni­co que ha lo­gra­do re­gre­sar a ca­sa, sano y sal­vo, 25 años des­pués de des­apa­re­cer.

El pro­pio Brier­ley con­tó su in­creí­ble his­to­ria en el li­bro

Un lar­go ca­mino a ca­sa, que el aus­tra­liano Garth Da­vis, di­rec­tor en la se­rie Top of the

La­ke, ha lle­va­do a la gran pan­ta­lla.

"Ten­go hi­jos, y el he­cho de ima­gi­nar a un ni­ño de 5 años allí, so­lo y sin ha­blar el mis­mo idio­ma de la po­bla­ción, me hi­zo ver que es­ta se­ría una pe­lí­cu­la muy po­ten­te", ex­pli­ca Da­vis, que ha fil­ma­do un guión es­cri­to por Lu­ke Da­vies.

"Es una his­to­ria in­creí­ble en un plano mí­ti­co: la pér­di­da de la ma­dre, el re­en­cuen­tro... Pe­ro lo es más en el plano hu­mano, por­que es­to le ocu­rrió de ver­dad a es­te ni­ño", di­ce el guio­nis­ta a Fo­to­gra­mas.es.

Un ca­mino a ca­sa cuen­ta la his­to­ria de Sa­roo, un pe­que­ño de cin­co años que se pier­de en un tren que lo lle­va le­jos de ca­sa y de su fa­mi­lia.

Asus­ta­do y des­con­cer­ta­do, ter­mi­na en la caó­ti­ca ciu­dad de Cal­cu­ta don­de so­bre­vi­ve en las ca­lles, y es­ca­pa de los pe­que­ños te­rro­res an­tes de caer en un or­fa­na­to.

Even­tual­men­te Sa­roo es adop­ta­do por una pa­re­ja aus­tra­lia­na, en la que en­cuen­tra amor y se­gu­ri­dad. Pa­ra no he­rir los sen­ti­mien­tos de sus pa­dres adop­ti­vos, su­pri­me su pa­sa­do y su es­pe­ran­za de en­con­trar a su ma­dre y a su her­mano per­di­dos.

“Mi ma­dre adop­ti­va de­co­ró mi cuar­to con un ma­pa de In­dia, lo col­gó al la­do de mi ca­ma. Me le­van­ta­ba ca­da ma­ña­na vien­do ese ma­pa y era la ma­ne­ra de man­te­ner ese re­cuer­do vi­vo”, di­ce el pe­que­ño.

Sa­roo no tie­ne cla­ro cual era el nom­bre de su pue­blo, pe­ro re­cuer­da una cis­ter­na, un puen­te y el río al que iba a ba­ñar­se de pe­que­ño. Con pa­cien­cia y de­ter­mi­na­ción in­fi­ni­tas, pa­sa­rá mu­chas tar­des exa­mi­nan­do a tra­vés de Goo­gle Earth to­das las lí­neas fe­rro­via­rias de la In­dia, has­ta en­con­trar un lu­gar que le re­sul­ta fa­mi­liar. Aun­que so­lo hay un mo­do de des­cu­brir si aque­lla es de ver­dad su ca­sa y si aún que­da al­guien de su fa­mi­lia en ella: ir en per­so­na a in­ves­ti­gar­lo.

Vein­ti­cin­co años des­pués, Sa­roo, quién es in­ter­pre­ta­do por el no­mi­na­do al Os­car Dev Pa­tel, sien­te la ne­ce­si­dad de re­lle­nar las pie­zas que fal­tan en su vi­da pa­ra po­der com­ple­tar su iden­ti­dad y sur­gen pre­gun­tas co­mo ¿por qué se ale­jó tan­to de su fa­mi­lia? ¿se­gui­rán vi­vos? ¿de don­de soy? y es así que em­pren­de una gran bús­que­da pa­ra re­en­con­trar­se con su ver­da­de­ra fa­mi­lia.

De Cal­cu­ta a Tas­ma­nia

El di­rec­tor, que ya pre­pa­ra su se­gun­do lar­go­me­tra­je,

Ma­ria Mag­da­le­na, con Joa­quin Phoe­nix y Roo­ney Ma­ra, via­jó a la In­dia y vi­si­tó Cal­cu­ta y la al­dea ori­gi­na­ria de Sa­roo.

"Pa­ra mí era im­por­tan­te aden­trar­me to­do lo po­si­ble en la reali­dad de aquel ni­ño, y por eso re­vi­ví sus pa­sos lo me­jor que pu­de", afir­ma.

El film es­tá di­vi­di­do en dos par­tes di­fe­ren­cia­das: la in­fan­cia de Sa­roo y su des­apa­ri­ción, en la que el pro­ta­go­nis­ta es­tá en­car­na­do por el

ni­ño Sunny Pa­war, y la bús­que­da del ho­gar ya de ma­yor, cuan­do re­si­de con sus pa­dres adop­ti­vos en Tas­ma­nia (Aus­tra­lia). Dev Pa­tel (el de la pe­lí­cu­la ¿Quién quie­re ser mi­llo­na­rio?) in­ter­pre­ta a Sa­roo de adul­to, mien­tras que Ni­co­le Kid­man es su ma­dre adop­ti­va (Sue Brier­ley), y Roo­ney Ma­ra en­car­na a su no­via Lucy.

Los ojos de un ni­ño

Pa­ra re­tra­tar la reali­dad del pe­que­ño Sa­roo per­di­do en un país in­men­so a 1.500 km. de su ca­sa, Da­vis y el di­rec­tor de fo­to­gra­fía Greig Fra­ser

(Rogue One) op­ta­ron por asu­mir el pun­to de vis­ta de un ni­ño de 5 años, co­lo­can­do la cá­ma­ra a la al­tu­ra de sus ojos.

"Po­ner­la allí es al­go inusual. Fue to­do un desafío técnico y ne­ce­si­ta­mos adap­tar la ma­qui­na­ria pa­ra que fun­cio­na­ra", ex­pli­ca el di­rec­tor. "Cuan­do nos po­nía­mos más arri­ba de esa al­tu­ra, al­go fa­lla­ba. Se tra­ta de un ni­ño pe­que­ño en un mun­do de ma­yo­res. Por eso, lo más im­por­tan­te era me­ter­nos en su mi­ra­da", con­clu­ye Fra­ser.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.