Co­mer y be­ber. La su­pre­ma­cía de ve­ge­ta­les en la co­ci­na ya es ten­den­cia en 2017.

El fle­xi­ta­ria­nis­mo, que con­sis­te en con­su­mir el 80% de ve­ge­ta­les y el 20% de car­ne en una die­ta, se­rá se­gún los ex­per­tos la mo­da­li­dad pre­do­mi­nan­te en restaurantes.

La Nueva - - SÁBADO. -

Ca­da año, gru­pos di­ver­sos de ex­per­tos pro­nos­ti­ca­do­res y edi­to­res de gas­tro­no­mía en el mun­do, prin­ci­pal­men­te en Es­ta­dos Uni­dos, ha­cen sus pre­dic­cio­nes so­bre las ten­den­cias de co­mi­da que do­mi­na­rán el pe­río­do.

En es­ta opor­tu­ni­dad, los ex­per­tos ase­gu­ran que la es­ce­na gas­tro­nó­mi­ca de 2017 es­ta­rá in­fluen­cia­da, prin­ci­pal­men­te, por la co­mi­da sa­lu­da­ble y que el verde se­rá el co­lor que más se vea en nues­tros pla­tos. To­do se li­ga a una gran con­cien­cia me­dioam­bien­tal.

Du­ran­te el 2016 la co­mi­da ve­ge­ta­ria­na fue co­bran­do fuer­za y de ca­ra al nue­vo año se in­tu­ye que va a te­ner un pa­pel pro­ta­gó­ni­co: lo que sea sa­lu­da­ble es­ta­rá de mo­da.

Fle­xi­ta­ria­nis­mo

Un fle­xi­ta­riano es un om­ní­vo­ro que de­di­ca un 80 por cien­to de su die­ta al con­su­mo de ve­ge­ta­les y só­lo el 20 por cien­to a la car­ne.

Mu­chos res­tau­ran­te­ros y co­ci­ne­ros del mun­do es­tán de­di­cán­do­se ca­da vez más a ge­ne­rar co­mi­da de­li­cio­sa y ve­ge­ta­ria­na, sin ol­vi­dar que la car­ne tam­bién es ne­ce­sa­ria —por sus nu­trien­tes y por su sa­bor—, aun­que el de­ba­te de su hue­lla eco­ló­gi­ca continuará. Por eso, ve­re­mos mu­chos su­per­ali­men­tos co­mo el açaí o la le­va­du­ra nu­tri­cio­nal en los me­nús de restaurantes y en las tien­das de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble.

Nue­vos in­gre­dien­tes

El jack­fruit, la es­pi­ru­li­na, mu­chas al­gas ma­ri­nas, y el mat­cha es­ta­rán en­tre los “nue­vos” in­gre­dien­tes más so­na­dos del año. Los su­per­ali­men­tos son una ten­den­cia con­ti­nua y cam­bian­te, que se mue­ve por ne­ce­si­da­des, por mo­das, por dis­po­ni­bi­li­dad, y otros fac­to­res.

Co­mer en cuen­cos

Al pa­re­cer, los cuen­cos se­rán una de las ten­den­cias más fuer­tes. No se tra­ta só­lo de co­mer en ellos en vez de ha­cer­lo en pla­tos, sino de co­mi­das com­ple­tas di­se­ña­das pa­ra ser al­ta­men­te nu­tri­ti­vas, lle­na­do­ras y sa­bro­sas, que ade­más ca­ben en un só­lo ta­zón. Mu­chos co­ci­ne­ros han en­con­tra­do en es­te re­ci­pien­te el es­pa­cio per­fec­to pa­ra ser­vir sus crea­cio­nes ca­da vez más en­fo­ca­das a la nu­tri­ción sin de­jar de la­do la es­té­ti­ca y el pla­cer.

Ce­ro des­per­di­cio

Por for­tu­na, la con­cien­cia so­bre el in­fa­me des­per­di­cio de co­mi­da que per­mi­ti­mos es­tá lle­gan­do a ca­da vez más per­so­nas, tan­to res­tau­ran­te­ros co­mo con­su­mi­do­res, así que es­pe­ra­mos que en 2017 mu­chos se unan a es­ta ten­den­cia de­no­mi­na­da trash­coo­king. Con­sis­te en apro­ve­char to­do en la co­ci­na. La idea es re­du­cir los des­per­di­cios y con­tri­buir a la sa­lud del pla­ne­ta. Na­da se ti­ra, só­lo hay que sa­ber co­ci­nar­lo.

Co­mi­da con­ve­nien­te

A pe­sar de que Mi­chael Po­llan se es­fuer­za por in­cen­ti­var­nos a co­ci­nar en ca­sa lo más que po­da­mos, ca­da vez hay me­nos tiem­po y me­nos ga­nas de po­ner­nos el de­lan­tal así que la co­mi­da rá­pi­da si­gue sien­do una de las op­cio­nes fa­vo­ri­tas. Sin em­bar­go, la in­dus­tria se es­tá adap­tan­do a las ne­ce­si­da­des y co­mo la ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble in­flu­ye nues­tros há­bi­tos, es­tá sur­gien­do una nue­va ra­ma: la co­mi­da rá­pi­da sa­lu­da­ble.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.