Pri­me­ras for­mas de ex­pre­sión de la en­fer­me­dad

La Nueva - - SABADO -

Los pó­li­pos. El cán­cer co­lo­rrec­tal (o cán­cer de co­lon) co­mien­za por lo ge­ne­ral con pó­li­pos (ade­no­mas) en la pa­red in­tes­ti­nal, que se pue­den ex­tir­par an­tes de que se ter­mi­nen con­vir­tien­do en un cán­cer.

¿Sin sín­to­mas? Mu­chas ve­ces, la en­fer­me­dad no pre­sen­ta sín­to­mas. Si no se de­tec­ta, pue­de avan­zar y di­se­mi­nar­se ha­cia gan­glios lin­fá­ti­cos u ór­ga­nos co­mo el hí­ga­do o el pul­món (cán­cer co­lo­rrec­tal me­tas­tá­si­co).

Tar­de. La­men­ta­ble­men­te, la ma­yo­ría de los pa­cien­tes lle­ga a la con­sul­ta tar­de, cuan­do el tra­ta­mien­to es mu­cho más com­ple­jo y con me­nos cura.

Más so­bre­vi­da. Si bien es un te­ma muy de­li­ca­do, hoy en día se pue­de usar el tér­mino cro­ni­ci­dad en al­gu­nos ca­sos, ya que los pa­cien­tes pue­den so­bre­vi­vir va­rios años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.