Una ava­lan­cha ima­gi­na­ria

La Nueva - - ECONOMIA Y CAMPO - Por Mar­ce­lo Bá­tiz in­fo@la­nue­va.com

La Ar­gen­ti­na ce­rró 2016 con el ni­vel de im­por­ta­cio­nes más ba­jo de los úl­ti­mos sie­te años, ape­nas 55.610 mi­llo­nes de dó­la­res, un 25,3 por cien­to de­ba­jo del ré­cord de 2013. El tí­mi­do au­men­to del 3,3 por cien­to en el pri­mer bi­mes­tre de 2017 ni si­quie­ra al­can­za a com­pen­sar par­te de la caí­da.

Cual­quier ob­ser­va­dor de la reali­dad eco­nó­mi­ca ma­ni­fes­ta­ría su preo­cu­pa­ción an­te una caí­da tan abrup­ta de las com­pras ex­ter­nas en un país que arras­tra una tra­di­ción de ce­rra­zón co­mer­cial. Y se pre­gun­ta­ría, en­tre otras co­sas, si ese de­rrum­be obe­de­ció a un pro­ce­so vir­tuo­so de sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes o, por el con­tra­rio, a una des­ca­pi­ta­li­za­ción de la in­dus­tria o a una ba­ja en el con­su­mo de la po­bla­ción.

Pa­re­cen ser de­ma­sia­das pre­gun­tas pa­ra una pre­ben­da­ria di­ri­gen­cia fa­bril lo­cal acos­tum­bra­da a desen­vol­ver­se en uno de los mer­ca­dos que, a pe­sar de sus crí­ti­cas, si­gue sien­do de los más ce­rra­dos del pla­ne­ta. Co­mo se di­ce ha­bi­tual­men­te, "ca­zar en el zoo­ló­gi­co". Adi­ví­ne­se quié­nes son los ani­ma­les.

Le­jos de plan­tear­se esos in­te­rro­gan­tes, al­gu­nos re­cu­rrie­ron al ar­gu­men­to de aler­tar so­bre una "ava­lan­cha de im­por­ta­cio­nes". En un país que so­por­tó un apa­gón es­ta­dís­ti­co de nue­ve años, es fá­cil y ten­ta­dor va­ler­se de "sen­sa­cio­nes" sin sus­ten­to en la reali­dad. Pe­ro los nú­me­ros del INDEC, la AFIP y el Ban­co Mun­dial di­cen lo con­tra­rio.

Un re­le­va­mien­to del or­ga­nis­mo mul­ti­la­te­ral de cré­di­to so­bre la re­la­ción en­tre las im­por­ta­cio­nes y el PIB de los paí­ses re­ve­ló que en 2015 la Ar­gen­ti­na se ubi­có en­tre las na­cio­nes con uno de los ín­di­ces más ba­jos del mun­do, con ape­nas el 11,9 por cien­to, su­peran­do so­la­men­te a Ni­ge­ria y Su­dán. No se cuen­tan con da­tos de 2016, pe­ro va­le la pe­na re­cor­dar que la caí­da de las im­por­ta­cio­nes ar­gen­ti­nas de un año a otro fue del 6,9 por cien­to y la del PBI un 2,3, lo que re­du­ci­ría la cor­ta dis­tan­cia con los dos paí­ses afri­ca­nos que cie­rran la ta­bla de po­si­cio­nes.

El pe­so re­la­ti­vo de las im­por­ta­cio­nes del país es tan es­ca­so que in­clu­so en el im­pro­ba­ble ca­so de que se du­pli­ca­ran aún así es­ta­rían por de­ba­jo del pro­me­dio mun­dial del 28,794 por cien­to. Y la com­pa­ra­ción con el res­to de los paí­ses de la re­gión no de­ja lu­gar a du­das: el 11,9 por cien­to de la Ar­gen­ti­na es la mi­tad del ni­vel de Pe­rú y Uru­guay y un ter­cio del de Mé­xi­co, Chi­le y Bo­li­via. In­clu­so es in­fe­rior al 14,3 por cien­to del ya de por sí ba­jo ni­vel de Bra­sil.

Si no al­can­za­ra con la in­for­ma­ción del INDEC y el Ban­co Mun­dial, la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y la AFIP apor­ta­ron una ter­ce­ra variante: to­dos los im­pues­tos vin­cu­la­dos a la im­por­ta­ción tu­vie­ron im­por­tan­tes caí­das en su re­cau­da­ción en lo que va de 2017. Fren­te a una in­fla­ción in­ter­anual del or­den del 30 por cien­to, el IVA adua­ne­ro cre­ció en el pri­mer tri­mes­tre un 16 por cien­to res­pec­to del mis­mo pe­río­do de 2016, en tan­to los de­re­chos de im­por­ta­ción lo hi­cie­ron en un 19 por cien­to. Con Ga­nan­cias de Adua­nas, la brecha es ma­yor: la suba fue de ape­nas 1,9 por cien­to, con un -5,4 por cien­to en fe­bre­ro.

Con­tra to­da esa evi­den­cia, di­ri­gen­tes em­pre­sa­rios y sin­di­ca­les de de­ter­mi­na­dos sec­to­res in­dus­tria­les pu­sie­ron el gri­to de aler­ta an­te la "ava­lan­cha" que, ase­gu­ran, po­ne en ries­go su su­per­vi­ven­cia. Y ex­hi­ben co­mo su­pues­to ejem­plo los re­cien­tes cie­rres y sus­pen­sio­nes de per­so­nal en va­rios sec­to­res fa­bri­les.

Al res­pec­to, hay que se­ña­lar que esos cie­rres obe­de­cie­ron a una evi­den­te caí­da de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, con su inevi­ta­ble re­per­cu­sión en el con­su­mo.

Pe­ro en la gra­ve­dad del pro­ble­ma las im­por­ta­cio­nes no tu­vie­ron na­da que ver. Fue por la caí­da del con­su­mo in­terno y el me­jor ejem­plo es el sec­tor le­che­ro, uno de los más cas­ti­ga­dos sin que me­die nin­gu­na "ava­lan­cha" im­por­ta­do­ra.

Si no al­can­za­ron los da­tos ya se­ña­la­dos, pue­de vol­ver a re­cu­rrir­se al or­ga­nis­mo es­ta­dís­ti­co ofi­cial y con­fron­tar la evo­lu­ción de las im­por­ta­cio­nes y el PBI.

La sor­pre­sa que se lle­va­rían los par­ti­da­rios de la "ava­lan­cha" se­ría ma­yús­cu­la, aun­que no se­ría una no­ve­dad pa­ra cual­quier ana­lis­ta con un mí­ni­mo de se­rie­dad. Es que una caí­da del PBI se co­rres­pon­de con una de las im­por­ta­cio­nes, así co­mo el cre­ci­mien­to del pri­me­ro por lo ge­ne­ral es acom­pa­ña­do por una suba de las se­gun­das.

Pa­ra que no que­den du­das: en 2009 a la caí­da del PBI del 6 por cien­to le co­rres­pon­dió una del 33 por cien­to en las im­por­ta­cio­nes y lo mis­mo ocu­rrió en 2012 cuan­do una ba­ja del 1,1 por cien­to en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca fue acom­pa­ña­da por otra del 8,1 por cien­to en las com­pras del ex­te­rior.

La co­rre­la­ción tam­bién se da en eta­pas de cre­ci­mien­to. El ma­yor in­cre­men­to del PBI de la úl­ti­ma dé­ca­da fue en 2010, con el 10,4 por cien­to, al igual que el de las im­por­ta­cio­nes, con el 46,4 por cien­to. Al se­gun­do en la lis­ta, el de 2011, le co­rres­pon­die­ron al­zas del 6,1 y 30,2 por cien­to, res­pec­ti­va­men­te.

De lo que se des­pren­de que, tan­to en, las bue­nas co­mo en las ma­las, la im­por­ta­ción va de la mano de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Sal­vo en ca­sos ex­cep­cio­na­les, no es un re­em­pla­zo de la pro­duc­ción lo­cal sino un com­ple­men­to an­te el au­men­to del con­su­mo.

Des­de ya, la Ar­gen­ti­na no de­be re­sig­nar­se a que el cre­ci­mien­to de la de­man­da só­lo ven­ga del ex­te­rior.

No se­ría nin­gu­na no­ve­dad, pa­ra cual­quier ana­lis­ta con se­rie­dad, que una caí­da del PBI se co­rres­pon­de con otra igual de las im­por­ta­cio­nes .

En 2016, la Ar­gen­ti­na im­por­tó bie­nes por el mon­to más re­du­ci­do de los úl­ti­mos 7 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.