Evo­lu­cio­nan los quin­ti­lli­zos

El más chi­co, Li­san­dro, pe­só 600 gra­mos, mien­tras que la más gran­de fue Isa­be­lla, con 750 gra­mos. Na­cie­ron por un tra­ta­mien­to de fer­ti­li­dad.

La Nueva - - SOCIEDAD. -

EN LA CLÍ­NI­CA MA­YO DE TU­CU­MÁN So­fía Ro­me­ra Za­no­li

Los quin­ti­lli­zos que na­cie­ron en una clí­ni­ca de la ca­pi­tal tu­cu­ma­na con­ti­núan evo­lu­cio­nan­do fa­vo­ra­ble­men­te aun­que to­da­vía es­tán in­ter­na­dos en Neo­na­to­lo­gía y sus pa­dres pi­den a la co­mu­ni­dad que los ayu­de con una ca­de­na de ora­ción pa­ra la rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción de sus hi­jos.

“Ha­ce mu­cho tiem­po que es­tá­ba­mos es­pe­ran­do a los bebés. Mi se­ño­ra no po­día que­dar em­ba­ra­za­da, por lo que re­cu­rri­mos a la me­di­ci­na a tra­vés de un tra­ta­mien­to de fer­ti­li­za­ción asis­ti­da”, con­tó a Té­lam Mau­ri­cio Mén­dez, pa­dre de los quin­ti­lli­zos.

Cuan­do a Su­sa­na (ma­dre de los re­cién na­ci­dos) le hi­cie­ron los aná­li­sis los re­sul­ta­dos “die­ron que es­pe­rá­ba­mos más de un be­bé" y re­cién con la pri­me­ra ecografía pu­die­ron sa­ber que "eran cin­co”, re­cor­dó Mau­ri­cio emo­cio­na­do y ex­pli­có que tan­tos bebés sig­ni­fi­ca­ba un em­ba­ra­zó de al­tí­si­mo ries­go por lo que Su­sa­na tu­vo que ha­cer reposo du­ran­te seis me­ses.

Fi­nal­men­te los quin­ti­lli­zos na­cie­ron en la Clí­ni­ca Ma­yo, de la ca­pi­tal tu­cu­ma­na, y sus nom­bres son Isa­be­lla, Oli­via, Azul, Luca y Li­san­dro. Dos me­ses en Neo Los bebés, que se en­cuen­tran in­ter­na­dos en Neo­na­to­lo­gía, “es­tán evo­lu­cio­nan­do to­dos fa­vo­ra­ble­men­te pe­ro de­be­rán per­ma­ne­cer 60 días in­ter­na­dos por­que son pre­ma­tu­ros y su ma­má se en­cuen­tra en per­fec­tas con­di­cio­nes, el po­so­pe­ra­to­rio fue muy bueno”, di­jo el pa­dre y pi­dió a la co­mu­ni­dad tu­cu­ma­na que los ayu­de re­zan­do por la rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción de sus hi­jos y con un tra­ba­jo, por­que ac­tual­men­te se en­cuen­tra des­em­plea­do.

“Aho­ra es­ta­mos es­pe­ran­do que los bebés es­tén bien pa­ra po­der lle­var­los a ca­sa, que con la ayu­da de mu­chas manos ami­gas pu­di­mos acon­di­cio­nar to­do pa­ra re­ci­bir­los”, ex­pre­só Mau­ri­cio, quien ade­más con­tó que tie­ne 5 hi­jos de una pa­re­ja an­te­rior que es­tán es­pe­ran­do muy an­sio­sos po­der cui­dar a sus her­ma­nos re­cién na­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.