Báez: el Go­bierno no con­fir­mó ni des­min­tió ne­go­cia­cio­nes

La car­te­ra ju­di­cial se­ña­ló que “va a res­pon­der” la con­sul­ta del juez Ca­sa­ne­llo so­bre un pre­sun­to apor­te de da­tos a cam­bio del arres­to do­mi­ci­lia­rio.

La Nueva - - EL PAÍS -

El Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia de la Na­ción elu­dió ayer con­fir­mar o des­men­tir pú­bli­ca­men­te si man­tu­vo ne­go­cia­cio­nes con el de­te­ni­do em­pre­sa­rio kirch­ne­ris­ta Lá­za­ro Báez pa­ra con­ce­der­le be­ne­fi­cios a cam­bio de que apor­te in­for­ma­ción, al ase­gu­rar que "el te­ma es­tá en la Jus­ti­cia" y "es ahí don­de se de­be re­sol­ver".

Así lo co­mu­ni­ca­ron a DyN los vo­ce­ros de la car­te­ra a car­go de Ger­mán Ga­ra­vano y agre­ga­ron que "el Mi­nis­te­rio va a res­pon­der en tiem­po y for­ma el ofi­cio" del juez fe­de­ral Se­bas­tián Ca­sa­ne­llo, quien es­te jue­ves con­sul­tó so­bre si exis­te al­gu­na ne­go­cia­ción con Báez.

El ofi­cio del ma­gis­tra­do se pro­du­jo a raíz de in­for­ma­ción pe­rio­dís­ti­ca so­bre la pre­sun­ta ne­go­cia­ción del Go­bierno con Lá­za­ro Báez pa­ra que apor­te da­tos a cam­bio de un arres­to do­mi­ci­lia­rio.

"El te­ma es­tá en la Jus­ti­cia" y "es ahí don­de se de­be re­sol­ver", di­je­ron fuen­tes de la car­te­ra ju­di­cial.

Ma­xi­mi­li­ano Rus­co­ni, el abo­ga­do de­fen­sor de Baez, reite­ró el vier­nes en declaraciones ra­dia­les que "es fal­so" que ha­ya ha­bi­do ne­go­cia­cio­nes y ase­gu­ró: "No exis­te la fi­gu­ra del arre­pen­ti­mien­to de Lá­za­ro Báez es to­do men­ti­ra".

En su ofi­cio al Mi­nis­te­rio, Ca­sa­ne­llo sos­tu­vo que la ley lla­ma­da del "arre­pen­ti­do" pre­vé "que el acuer­do de co­la­bo­ra­ción de­be ser ce­le­bra­do en­tre el fis­cal y el impu­tado y pos­te­rior­men­te so­me­ti­do al examen del juez pa­ra su even­tual ho­mo­lo­ga­ción".

Y aña­dió que "el Po­der Eje­cu­ti­vo no in­ter­vie­ne en mo­do al­guno en nin­gún tra­mo de la ne­go­cia­ción del acuer- do de co­la­bo­ra­ción, a ex­cep­ción de las cues­tio­nes vin­cu­la­das a la ne­ce­si­dad de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad" del 'arre­pen­ti­do'.

El ma­gis­tra­do re­sal­tó que "la obli­ga­ción del juez" es "ve­lar por el es­tric­to cum­pli­mien­to de las ga­ran­tías cons­ti­tu­cio­na­les" y la "re­gu­la­ri­dad del pro­ce­so, pues to­do ac­to de­cla­ra­do nu­lo aca­rrea inevi­ta­ble­men­te un no­ta­ble re­tro­ce­so en la in­ves­ti­ga­ción y un ries­go pa­ra su desen­la­ce exi­to­so".

"Por ello, ha­brá de li­brar­se ofi­cio al ti­tu­lar del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y De­re­chos Humanos de la Na­ción (ór­gano in­te­gran­te del Po­der Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal -art. 109 de la Cons­ti­tu­ción Na­cio­nal-) a fin de so­li­ci­tar­le que in­for­me, en for­ma ur­gen­te, si fun­cio­na­rios a su car­go efec­ti­va­men­te se en­cuen­tran 'ne­go­cian­do' en los tér­mi­nos men­cio­na­dos en la no­ta pe­rio­dís­ti­ca alu­di­da, y en su ca­so, si su ac­ti­vi­dad fue in­for­ma­da al Sr. Fis­cal, quien por ley es el en­car­ga­do de lle­var ade­lan­te los acuer­dos", agre­gó Ca­sa­ne­llo.

Tras­la­do tem­po­ral

En tan­to Lá­za­ro Báez, quien lle­va más de un año de­te­ni­do en la cár­cel de Ezei­za, fue au­to­ri­za­do ayer por el ma­gis­tra­do pa­ra su tras­la­do tem­po­ral a la ciu­dad san­ta­cru­ce­ña de Río Ga­lle­gos a vi­si­tar a su ma­dre, que es ma­yor y se en­cuen­tra gra­ve­men­te en­fer­ma.

Así lo con­fir­mó Rus­co­ni, quien se­ña­ló en Ra­dio La Red que "el juez au­to­ri­zó el tras­la­do. Se tra­ta de via­jar dos o tres días, que pue­de re­com­po­ner la si­tua­ción afec­ti­va en es­te mo­men­to".

“El te­ma es­tá en la Jus­ti­cia” y “es ahí don­de se de­be re­sol­ver”, di­je­ron fuen­tes de la car­te­ra que en­ca­be­za Ger­mán Ga­ra­vano.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Lá­za­ro Báez, que lle­va más de un año de­te­ni­do en la cár­cel de Ezei­za, tie­ne au­to­ri­za­ción pa­ra su tras­la­do tem­po­ral a Río Ga­lle­gos a vi­si­tar a su ma­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.